Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

La mezcla perfecta entre cultura y aventura al aire libre espera a los viajeros en Cuernavaca, México. A tan solo 86 km de la Ciudad de México, este paraíso del descanso, en el Estado de Morelos, ofrece multitud de recursos históricos y culturales, siendo más tranquilo que la gran metrópoli del norte. Además, los huéspedes de los hoteles de Cuernavaca tendrán la oportunidad de explorar los ricos recursos naturales de esta región, incluyendo parques, cañones, ríos y bosques.

Explorar la fascinante historia de México

Al ser Hernán Cortés tan famoso, la mayoría de viajeros en Cuernavaca se adentran en un recorrido por su centro histórico, donde se ubica el antiguo palacio del explorador español que conquistó la tierra que ahora es México. Cortés construyó su palacio en 1526. Tras su partida, en 1541, el imponente edificio de piedra se convirtió en una prisión. Posteriormente, pasó a albergar oficinas del gobierno y en la actualidad se puede visitar como museo. La planta baja está dedicada a la exposición de una colección de objetos prehispánicos, mientras que en el segundo piso se exhibe una representación de la historia de México desde la conquista española hasta la independencia en 1810. El mural de Diego Rivera en el balcón es una obra maestra que los visitantes no se pueden perder. Al igual que muchos otros edificios coloniales, el palacio y la catedral de la ciudad se construyeron sobre las ruinas de los templos nativos. Además, una capilla al aire libre en la Catedral de la Ascensión se relaciona con un altar de sacrificios de la Antigüedad. El complejo de la catedral abarca una serie de claustros y capillas, incluyendo el Barroco de la época de la Tercera Orden de la Capilla. La fachada de la misma presenta una llamativa tonalidad rosada que contrasta con el resto de la catedral, que fue construida a principios del siglo XVI como parte de un monasterio, y presenta por tanto una ornamentación más austera. También es famoso el Museo Robert Brady, cuyo nombre viene dado por un ex-patriota que decoraba su casa con piezas de arte de todos los rincones del mundo. Actualmente, todos estos monumentos están abiertos al público.

Una aventura al aire libre

No es necesario viajar lejos de los hoteles de Cuernavaca para disfrutar de la impresionante belleza natural de la región. En las inmediaciones del centro histórico se encuentra el Parque Ecológico Chapultepec, asentado a lo largo de un sinuoso río con cascadas, puentes de arco de piedra e incluso cocodrilos. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de un lago en el que darse un paseo en bote, un aviario, un serpentario y una plaza con puestos de comida.

Todo ello hace de éste un lugar perfecto para que las familias disfruten con los más pequeños. Pavos y patos vagan libres a lo largo de la orilla del río, la cual parece haber sido tejida con las raíces de los majestuosos árboles. Quienes busquen otras actividades al aire libre pueden reservar un tour de aventura que incluye servicios de recogida y bajada desde los mismos hoteles en Cuernavaca. Así, la parte más complicada del viaje se reduciría a decidir qué excursión realizar. La variedad de opciones incluye rápel, kayak, rafting, espeleología y senderismo.

Algunos destinos populares en Cuernavaca son las montañas del Camino de la Luz, las Mil Cascadas y las corrientes subterráneas de la montaña Tepozteco. En definitiva, un sinfín de posibilidades para captar instantáneas y garantizar que los viajeros guarden preciados recuerdos de sus vacaciones en Cuernavaca. No es necesario viajar lejos de los hoteles de Cuernavaca para disfrutar de la impresionante belleza natural de la región. En las inmediaciones del centro histórico se encuentra el Parque Ecológico Chapultepec, asentado a lo largo de un sinuoso río con cascadas, puentes de arco de piedra e incluso cocodrilos. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de un lago en el que darse un paseo en bote, un aviario, un serpentario y una plaza con puestos de comida.