Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Barceló Montelimar

4/5

2322 reseñas


Resort inigualable en Nicaragua
Ideal para familias y luna de miel
Sensacional oferta gastronómica
Ideal para viajes de negocios y de placer
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Nicaragua es un país con una naturaleza majestuosa. Los volcanes se elevan por encima de lagos enormes y las playas de arena blanca se extienden por kilómetros en su costa del Pacífico. La capital del país es Managua, un agitado centro urbano con un toque especial que los visitantes sólo descubrirán si se alejan del distrito central, que es el más transitado. Naturalmente, los viajeros no pueden perderse los lugares históricos como el Museo Nacional, la Antigua Catedral y el Teatro Nacional Rubén Darío. Sin embargo, para una experiencia más completa y satisfactoria, es recomendable que los huéspedes de los mejores hoteles en Managua se alejen de los caminos más concurridos.

De esta manera, los viajeros podrán descubrir el auténtico sabor local en danzas como la de Los Diablitos, una representación callejera en la que un grupo de chicos, disfrazados con máscaras de diablo, baila música tradicional. Los que recorran la Avenida Bolívar, que es la calle principal de la ciudad, caminarán por debajo de 22 esculturas de árboles, cuyas ramas, amarillas y rizadas, brillan con cientos de bombillas día y noche. A esto hay que añadirle un retrato gigante del ex presidente venezolano Hugo Chávez, que resplandece en una rotonda junto a tres de los citados árboles. El paseo marítimo frente al lago de Managua es un lugar interesante para pasear, tomar un aperitivo, beber una copa y tener la oportunidad de sentirse muy alto, ya que existe una réplica en miniatura de la ciudad. Los visitantes podrán pasear por versiones a escala reducida de los hermosos monumentos de Managua.

El paseo podría terminar en torno al Mercado Roberto Huembes, un mercado de artesanía al lado de la estación central de autobuses. Allí, los viajeros encontrarán bellas hamacas nicaragüenses, tejidos, pinturas y artículos de cuero. El que busque un auténtico bolso de piel de pitón, podrá encontrarlo aquí.

Excursiones fascinantes de un día

Los huéspedes en los hoteles de Nicaragua que deseen conocer la arquitectura colonial española podrán encontrarla en Granada. Ubicada a orillas del lago Nicaragua, el lago más grande de América Central, el pueblo encanta a los viajeros por sus edificios de colores que datan del siglo XVI. Un paseo a pie pasa por seis iglesias y una antigua fortaleza. La subida al campanario de la Iglesia de la Merced ofrece vistas panorámicas del pueblo, del lago Nicaragua y del Parque Nacional Volcán Mombacho. Los turistas más intrépidos pueden caminar hasta el borde del volcán atravesando los campos de lava petrificados y los prados de flores silvestres. Y los más valientes pueden atravesar el bosque volando en tirolina. Un viaje en barco por el inmenso lago permite visitar un archipiélago de 350 islas y recorrer la isla más grande, Ometepe, donde los volcanes gemelos crean un perfil majestuoso. Además de la exuberante vegetación que rodea la zona, los visitantes encontrarán puntos de interés arqueológico, ya que 1.700 petroglifos adornan las rocas volcánicas. Parece ser que la isla era tan atractiva para los pueblos precolombinos como lo es hoy para la gente moderna.

Playa de Montelimar

Algunos de los mejores hoteles en Nicaragua se encuentran en este tranquilo tramo de la costa del Pacífico, donde las olas rompen en playas de arena blanca bordeadas de palmeras. Aquí, los hoteles ofrecen privacidad para escapadas románticas, vacaciones familiares o reuniones de negocios. Todo son ventajas para los huéspedes que eligen un plan con todo incluido. Las piscinas enormes, los restaurantes de lujo y las actividades deportivas están localizadas en estos hoteles de Nicaragua, ubicados convenientemente a una hora en coche de Managua. Caminos serpenteantes conducen a través de jardines tropicales hasta bungalows privados, donde los huéspedes pueden relajarse en perfecto aislamiento. También se puede disfrutar de un casino que en el pasado fue la mansión de los gobernantes de Nicaragua, la familia Somoza. Los dictadores huyeron en 1979, pero la propiedad de 80 hectáreas sigue siendo un bello paraíso frente al mar.