Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Barceló Karmina

4/5

4881 reseñas


Con playa privada en la Península de Santiago
Arquitectura inspirada en la cultura maya
Junior Suites con vistas al mar o a los jardines
Exclusivo concepto de servicios e instalaciones Premium Level
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Para todos aquellos amantes de la playa que busquen las olas del mar y kilómetros de arena blanca, su destino se encuentra en Manzanillo, México. Dos bahías que forman una media luna, Manzanillo y Santiago, se sitúan la una al lado de la otra en este tramo de la costa del Pacífico. La combinación de casi 13 km de playa y de temperaturas que rara vez bajan de los 21 grados propicia que los resorts de Manzanillo tengan mucho que ofrecer para todos los públicos. Las familias disfrutarán de las áreas protegidas de la bahía de Manzanillo. El oleaje suave y los kilómetros de arena lo convierten en un lugar perfecto para relajarse con los más pequeños o caminar por la costa. La playa de la Audiencia es una popular playa en la bahía de Santiago, al norte de la península rocosa que divide los dos cuerpos de agua. Las sombrillas disponibles para los visitantes y los vendedores de comida hacen que sea muy agradable pasar un día junto al mar. Además, cualquiera que disponga de gafas de buceo tendrá la oportunidad de ver peces globo, erizos de mar y peces ángel desde la superficie del agua.

Buceo en Manzanillo

Aquellos con cierta experiencia practicando buceo podrán explorar las aguas profundas donde los arrecifes de coral y los barcos hundidos atraen a los bancos de peces de brillantes colores. Un famoso testimonio submarino que contemplar es un enorme buque de carga que se hundió en 1959. También es posible remontarse a siglos atrás, a los días en los que los piratas surcaban dichas aguas. Los huéspedes de los hoteles en Manzanillo que estén interesados en surfear y descargar buenas dosis de adrenalina encontrarán satisfechas sus necesidades en la playa de Miramar. Situada cerca del extremo sur de la bahía de Manzanillo, Miramar es un codiciado entorno para la realización de 'boogie boarding' y surf, con olas que pueden llegar hasta los tres metros de altura.

Casco antiguo y Puerto de Manzanillo

El trayecto para acercarse al centro de la ciudad, ya sea en taxi o autobús, es muy breve desde los hoteles en Manzanillo, situados en la bahía. El casco antiguo está separado de las playas por la entrada del puerto. Los visitantes pueden pasear por el Jardín Álvaro Obregón, una plaza arbolada donde las vistas al mar y las fuentes ofrecen un entorno tranquilo durante el día. De igual modo, la plaza se llena de vida por la noche con música y baile y es muy frecuentada por los vecinos. Un espectáculo que no te puedes perder es la gigantesca estatua del pez vela, que se encuentra junto a la línea de costa. Esta escultura de color azul brillante, que representa el pez saltando con su aleta dorsal totalmente expandida, es un homenaje a la reputación de la ciudad como la meca de pesca deportiva. Apodada The Sailfish Capital of the World (Capital del mundo del pez vela), Manzanillo es escenario de importantes concursos nacionales e internacionales de pesca debido al gran interés que la pesca deportiva suscita entre la población. Los barcos de alquiler acercarán a los pescadores deportivos hasta los mejores puntos, siendo el pez vela más abundante entre los meses de junio y octubre. También hay otros peces de gran tamaño que pueden ser capturados durante todo el año. A pocos pasos del monumento al pez vela se encuentra el Iguanario Archundia, un refugio para más de 300 iguanas. Allí, los reptiles viven en libertad y se alimentan de hojas verdes comestibles que les son proporcionadas por los lugareños. Rodeado de naturaleza virgen, Manzanillo es uno de los puertos marítimos más importantes de México, a pesar de que muchos turistas nunca lo adivinarían en base a la apacible atmósfera que envuelve a este paraíso tropical.