Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Compara
Compara
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

El tiempo parece flotar a la deriva en las playas de Famara o el Caletón Blanco. Aquí los relojes se han detenido para que el sol brille siempre con la misma intensidad y los vientos soplen suaves, como un arrullo del mar. Quienes al final de la jornada se relajan en las cómodas habitaciones de los hoteles y resorts todo incluido en Lanzarote saben que ésta no es sólo una sensación pasajera. Aquí la tranquilidad es lo cotidiano y las buenas condiciones climáticas un rasgo de identidad. Ese silencio, esa calma y esa calidez, son las pinceladas que matizan esas pequeñas diferencias entre un destino turístico de primera categoría y una opción vacacional de auténtico lujo.

La isla con el corazón de un volcán

Sería difícil escoger un único color predominante en la isla. Las vacaciones todo incluido en Lanzarote muestran al viajero una paleta de tonalidades de lo más dispares que va desde el azul turquesa de sus costas al impactante negro de la piedra volcánica y el inmaculado blanco de las fachadas de sus casas tradicionales, con balcones azules cuando están cerca del mar y verdes hacia el interior. Lanzarote es una isla multicolor, al igual que las experiencias que el visitante puede vivir en ella.

Bajo la mansa apariencia de sus insólitos paisajes. Una actividad subyacente que parece bombear vida a todos los rincones de la isla. Este mismo latido se transmite al viajero y lo contagia de entusiasmo, un sentimiento que sin duda lo arrastrará a descubrir las cristalinas aguas de Papagayo, la insólita Cueva de Los Verdes o la ardiente piel de Timanfaya.

Vacaciones todo incluido en Lanzarote: experiencias que no se olvidan

El enorme potencial de la isla como destino turístico se refleja también en su amplia oferta de alojamientos. Los hoteles todo incluido en Lanzarote son un ejemplo de crecimiento en el sector. Un desarrollo avalado siempre por el compromiso de adaptación a un entorno natural que merece todo respeto y protección.

El hotel Occidental Lanzarote Mar ejemplifica de manera excepcional esta estrecha conexión con el paisaje. Este establecimiento en Costa Teguise aprovecha las posibilidades del lugar para proporcionar a sus huéspedes una experiencia inolvidable de vacaciones todo incluido en Lanzarote. Se trata de un importante enclave deportivo provisto de piscina olímpica, centro profesional de ciclismo, espacio wellness, gimnasios e infinidad de actividades para ponerse en forma en un escenario natural idílico.

Los insólitos y sobrecogedores paisajes de la isla de los volcanes tienen también esta otra faceta paradisíaca en lugares como El Ancla, una pequeña cala de arena blanca junto a la que se ubica el hotel Occidental Lanzarote Playa. Como opción de alojamiento en la isla resulta ideal para quienes viajan con niños. Dispone de un miniclub para los viajeros más pequeños, con programación infantil durante todo el día, así como de un extenso programa de actividades para todas las edades. Estas propuestas se diseñan cada temporada para asegurar el entretenimiento y la diversión de los huéspedes mientras disfrutan de otros aspectos destacados del hotel como sus amplias piscinas, sus instalaciones deportivas o su oferta gastronómica gourmet.