Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Madeira es un refugio de belleza natural donde el color del mar y la vegetación confluyen para crear un espectacular paisaje. Gracias a una privilegiada situación geográfica y a su relieve montañoso, disfruta de una temperatura primaveral durante todo el año que invita a la práctica de actividades al aire libre. A pesar de su pequeña extensión, Madeira presume de impresionantes paisajes y encantadoras localidades como Funchal, Caniço, Câmara de Lobos, Ponta do Sol, Calheta, São Vicente o Porto Santo.

Conocer Madeira a través de sus fiestas

Madeira se define como un destino dinámico, creativo y polifacético donde poder disfrutar de un amplio abanico de oferta cultural, deportiva y popular para que a quienes visiten las islas no le falten oportunidades para disfrutar de todo lo que este archipiélago tiene para ofrecer.

Todos los meses las islas de Madeira conforman el escenario perfecto para numerosos eventos e iniciativas de carácter cultural y etnográfico que evocan y reflejan la riqueza y las tradiciones del pueblo madeirense.

Entre toda esa oferta destacan las festividades que se celebran a lo largo del año; una perfecta oportunidad para descubrir los sabores tradicionales de la gastronomía y para conocer Madeira a través de sus fiestas. Los visitantes descubrirán una amplia lista de eventos de la más diversa índole: las Fiestas de Carnaval, la Fiesta de la Flor, el Festival del Atlántico, la Fiesta del Vino, el Festival de Colón, el Festival de la Naturaleza y las Fiestas de Fin de Año, entre otras.

Actividades al aire libre en Madeira

El agradable clima de Madeira permite practicar todo tipo de actividades deportivas y de ocio al aire libre durante todo el año. El hotel Allegro Madeira es el mejor punto de partida para disfrutar de la variedad de opciones que ofrece el lugar: desde actividades relajantes, pasando por deportes tradicionales hasta otros aptos solo para los más aventureros.

Para los amantes del mar, en Madeira se reúnen durante todo el año unas fantásticas condiciones para la práctica de esnórquel, submarinismo, vela, surf o pesca deportiva. De hecho, algunas de las mejores olas de Europa se encuentran en las playas de Jardim do Mar, Fajã da Areia y Porto da Cruz. Tampoco hay que perderse un paseo en barco a lo largo de la costa, desde donde los viajeros podrán observar delfines, ballenas y lobos marinos.

Si se opta por actividades terrestres, el golf, el trekking y los paseos a pie son excelentes alternativas para recorrer los rincones de este verde archipiélago.

Descubrir el impresionante mosaico vegetal con el que cuenta el destino es otro de los grandes placeres a disfrutar en Madeira. Si hay que elegir un lugar, nada mejor que explorar senderos y levadas a través del Bosque de Laurisilva, declarado por la UNESCO Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad.