×
Otros destinos ×

Cala Portitxol, la playa más instagrameable de Alicante

La costa Mediterránea nos sorprende cada año con nuevos hoteles, bares de renombre, chiringuitos cool y, también, con lugares secretos que se ponen de moda. Uno de los que se ha popularizado en cuestión de meses es tan recóndito y tan especial que han sido muchos los viajeros que se han acercado para disfrutarlo al máximo. Hablamos de la cala Portitxol, un pequeño oasis que también es conocido por el nombre de cala Barraca.

La cala Portitxol, la más deseada de Alicante

La bonita cala Portitxol está situada entre el cabo Prim y el cabo Negre, en el litoral de la población de Xàbia / Jávea, una de las mecas del turismo español desde hace muchas décadas. Esta playa que había pasado desapercibida para la población foránea se ha convertido en una de las estrellas de Instagram y ese es un camino sin vuelta atrás. De la noche a la mañana atrae a miles de viajeros que con sus imágenes y stories copan esta red social sacando de su semianonimato esta preciosa ensenada. Pero ¿Qué tiene de especial para conquistar a tantas personas? Sobre todo, el aspecto natural y su forma de bahía son muy atractivos. A ello hay que sumar que está custodiada por acantilados que parecen aportarle privacidad y un bosque mediterráneo que llega hasta la arena. Por otro lado, sus aguas cristalinas y las casitas blancas de pescadores (barracas) recuerdan a Ibiza. No hace falta mucho más.

¿Cómo es esta cala? Natural y salvaje

Si pudieses ver la cala Portitxol a vista de pájaro (o de dron), la imagen no podría ser más encantadora. El color del agua que baña esta playa se despliega en decenas de tonalidades, azules, celestes, turquesas, aguamarinas… y se va aclarando según se acerca a la orilla formada por arena con piedrecitas, guijarros y gravillas de color claro. Dejando a un lado el romanticismo cromático, debes saber que esta cala tiene unos 600 metros de longitud y unos 6 metros de anchura, y que justo enfrente se sitúa el islote de Portitxol, que, aunque sólo tenga 300 metros de largo, guarda cierta riqueza botánica y arqueológica en su interior.

cala-portitxol

Cala Portitxol

Para darte un baño es aconsejable llevar escarpines o cangrejeras para poder pisar las piedras sin molestias, e introducirte en el agua cómodamente. Los amantes del esnórquel y del buceo encontrarán aquí un pequeño paraíso de aguas transparentes y poco profundas donde es fácil ver el ecosistema marino sin alejarse mucho de la orilla.

En verano o en determinadas fechas festivas su nivel de ocupación es muy alto por lo que conviene llegar temprano o acudir entre semana. Por último, no te pierdas las vistas desde el mirador de la Cruz de Portitxol, llamado así porque lo preside una cruz de piedra. Desde ese punto se pueden hacer bonitas fotografías panorámicas con el islote de Portitxol de frente.

Alrededores y entorno de la cala Portitxol

Antes de llegar –o tras visitar la cala Portitxol– es muy recomendable recorrer este tramo de costa visitando sus miradores. Ya te hemos hablado del mirador de la Cruz, pero también puedes continuar conociendo otros miradores como los situados en los cabos que custodian la playa: mirador de Cap Negre y mirador de Cap Prim que ofrecen unas impresionantes vistas de la costa recortada contra el azul del Mediterráneo.

cala-portitxol

Cala Portitxol

Si te gustan las playas, no dejes de darte un baño en otras ensenadas próximas a la cala Portitxol como la cala Granadella, un coqueto rincón de la costa alicantina cuyas aguas verdosas son como un imán para el turismo. Tiene sólo 160 metros así que en verano suele ser imposible disfrutar de soledad. Merece la pena ir temprano para practicar buceo porque sus aguas son increíblemente cristalinas.

Otra visita que también te puede interesar es el núcleo urbano de Xàbia, que conserva un bonito trazado medieval, un mercado histórico, la iglesia de San Bartolomé (siglo XVI) y el interesante Museo Arqueológico y Etnográfico Soler Blasco, situado en la Casa-Palacio de Antoni Banyuls. Por último, si no te importa alejarte un poco más (a 25 kilómetros), te recomendamos conocer la población de Calpe y el yacimiento romano de Baños de la Reina.

¿Dónde comer o cenar cerca de la cala Portitxol?

No es necesario ir muy lejos para comer bien, ya que en la cala Portitxol encontrarás dos espacios de restauración. El primero, el restaurante La Barraca, es un local de toda la vida que sirve una cocina tradicional donde se incluyen paellas, pescados, mariscos, etc. Se come bien, aunque en verano está abarrotado, y las vistas desde su terraza son bellísimas. Verás otro espacio en la cala, se llama Cala Clémence del Portitxol y es un lugar con encanto pero está especializado en eventos, celebraciones de bodas, etc.

Si buscas algo más sofisticado o para una cena especial puedes dirigirte al restaurante Volta i Volta, que se encuentra situado en Jávea, a solo 10 minutos en coche desde cala Portitxol. En su completa carta encontrarás recetas con cierta dosis de creatividad pero con una innegable base mediterránea. ¿Qué tal te suena un lomo de cordero a la brasa, mollejas, alcachofas confitada y nabos? ¿y una anguila con verduras de raíz y foie gras marinado en miso?

Preguntas frecuentes

¿Dónde se encuentra la Cala Portitxol?

La bonita cala Portitxol se encuentra situada entre cap Prim y cap Negre, en el litoral de Xàbia/ Jávea, una población situada a unos 9 kilómetros de esta playa. Es una cala con mucho encanto debido a su ubicación entre acantilados y vegetación costera.

¿Cómo llegar a la Cala Portitxol?

A la cala Portitxol se puede llegar en coche. Desde Alicante: tomar la AP-7 hasta la salida 63. Después seguir las N-332, CV-740, CV-747, la carretera de Portitxol y el carrer de la Barraca. También se puede llegar a pie (SL-CV97, 1,5 km) desde el mirador de la Cruz de Portitxol.

¿Con qué servicios cuenta la Cala Portitxol?

La cala Portitxol, a pesar de su aspecto salvaje y aislado, cuenta con algunos servicios de playa como baños, socorristas, salvamento marítimo, alquiler de hamacas y sombrillas. También dispone de un bar que abre en verano todos los días.

¿Es accesible la Cala Portitxol?

En la cala de Portitxol no hay servicios especiales para personas con movilidad reducida, no se aprecia la presencia de pasarelas especiales o sillas adaptadas para el baño. Aún así, se puede dejar el coche cerca de la playa y hay servicio de hamacas para disfrutar de un día tranquilo.

Planes relacionados