×
Otros destinos ×

Qué ver en Carboneras, playas y parajes sorprendentes

Una de las zonas más pujantes del Cabo de Gata es la ciudad de Carboneras. A tan sólo 67 kilómetros de Almería y con un entorno agreste extrañamente bello, la localidad ha pasado de ser un discreto pueblo pesquero a un núcleo turístico de primer orden con todos los ingredientes que se puede pedir a un municipio costero del Mediterráneo: buena gastronomía, playas amplias y un paraje natural inigualable.   

Qué ver en CarbonerasSería una lástima visitar sólo el municipio en busca de sol y playa. Más allá de este poderoso reclamo, hay muchos lugares que ver en Carboneras, como puede ser el imponente mirador del Faro de Mesa Roldán, el castillo de San Andrés o los estupendos parajes de los alrededores de la ciudad. Recopilamos algunos de los mejores planes que se pueden hacer en Carboneras. 

Castillo de San Andrés

El nombre de Carboneras nos retrotrae al pasado fundacional de la localidad. En efecto, la industria carbonera fue uno de los motivos por los que se fundó la localidad. Los escarpados montes que hoy rodean la ciudad fueron en su día frondosos bosques de encinas y de otras especies de árboles mediterráneos. La actividad industrial que se inició en el siglo XVI terminaría con esta biodiversidad vegetal.  

Otra de las razones por las que surgió Carboneras fue eminentemente defensiva. El rey Felipe II cedió en 1559 el municipio como señorío al marqués del Carpio. Por aquellos años, la costa andaluza, especialmente la almeriense por su lejanía y aislamiento, era la puerta de entrada preferida por los piratas berberiscos en sus razias. La zona, a su vez, vivía una prolongada y desasosegante inestabilidad social como consecuencia de las revueltas moriscas. El marqués del Carpio levantó el castillo de San Andrés para defender la zona precisamente contra los ataques berberiscos y la sublevación morisca.  

Ubicado en pleno centro de Carboneras, el castillo de San Andrés es una contundente construcción cuadrada de mampostería. En su origen, disponía de tres torres en cada esquina, de las que hoy se conservan dos, y una cuarta torre cuadrangular de tres pisos. En 2013 finalizaron los trabajos  de restauración y hoy se utiliza como centro cultural. Se puede visitar todos los días, en horario de mañana y tarde.  

Carboneras, un pueblo que ama el turismo

Hoy día en el pueblo de Carboneras no queda nada de ese pasado industrial que le da nombre, y sí mucho de una tradición que ha estado más tiempo asentada en la zona: la pesca. En plena temporada alta veraniega tal vez sea difícil detectar el aroma auténtico, silencioso y retraído del que hasta hace poco fue un modesto puerto de pescadores, pero su alta categoría pesquera se constata en cualquiera de los estupendos restaurantes que hay en la localidad.

Hay una delicia gastronómica prácticamente exclusiva de Carboneras y sus alrededores: el galán, pues sólo se pesca en esta zona. Se trata de un pescado blanco parecido a los salmonetes pero algo más aplastados. Un manjar que puede llegar a costar 100 euros cada kilogramo, aunque en la comarca el precio es mucho menor. Las excelentes gambas de sus costas son otro de sus atractivos culinarios. En restaurantes como Sol y Playa, El Cabo o El Pescador, entre otros muchos, se pueden degustar fresquísimos. 

Pueblo de Carboneras

Pueblo de Carboneras

Otro de los atractivos de Carboneras son sus calles. Entre el enorme paseo marítimo de la localidad y el castillo de San Andrés se encuentra el Parque Andaluz. Su enorme palmeral y sus bellos jardines lo hacen perfecto para pasear con niños. Dentro de este parque se sitúa un auditorio al aire libre donde se realizan todo tipo de actos culturales. Y junto al Parque Andaluz se puede ver la Casa de la Música, una antigua casa señorial del siglo XIX reconvertida hoy en teatro y conservatorio de música. 

También señorial y decimonónica es la Casa de los Fuentes, actual sede del Ayuntamiento de Carboneras tras una oportuna reforma. Destaca especialmente su llamativo mirador hacia la costa, llamado Solarium. 

Playas de Carboneras

Uno de los principales reclamos de Carboneras, como centro neurálgico del turismo de sol y playa, es sin duda su proximidad con la archiconocida Playa de los Muertos, uno de los arenales más bellos y sorprendentes de la Península.

playa de los muertos

La célebre y galardonada Playa de los Muertos

Sin embargo, también se puede disfrutar de magníficas y extensas playas –tanto dentro como en los alrededores de la localidad– dignas de visitar. Las playas de las Marinicas, los Cocones y del Arcón son los tres arenales que se extienden alrededor de la ciudad. Las Marinicas se sitúa entre la central térmica y el puerto pesquero. Con casi 1,5 kilómetros de longitud, sus aguas poco profundas y su tranquilidad la hacen perfecta para visitarla con los peques. Pasado el puerto y hasta la punta situada frente al islote de San Andrés se ubica la playa de los Cocotes. En la costa muy cerca de esta playa se alcanzan más de 650 metros de profundidad marina, lo que lo hace un lugar perfecto para practicar buceo. Desde esta zona arranca el paseo marino. Pasado el pequeño cabo se extiende la enorme playa del Arcón, la más frecuentada y popular de la localidad, con kilómetro y medio de largo y todo tipo de servicios (socorristas, acceso para discapacitados, etcétera).  

que ver en Carboneras

Atardecer en la playa de Carboneras

A continuación, al norte de esta playa, detrás de la torre del Rayo, se puede visitar la cala La Galera encajada entre acantilados y con un aspecto semisalvaje. Al otro lado, a unos tres kilómetros al sur de Carboneras y muy cerca de la playa de los Muertos, está la cala El Corral. Con arena de grava gruesa y aguas turquesas, es muy frecuentada por familias con niños porque cuenta con unas piscinas naturales donde divertirse.  

Faro Mesa de Roldán que veren carboneras

Pasada la playa de los Muertos hacia el sur, en pleno Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, se alza un espectacular acantilado, el más elevado de Almería, coronado por una planicie denominada Mesa Roldán. En este lugar se construyó en el siglo XVIII una imponente torre de vigía con forma de pezuña para controlar las posibles invasiones marítimas, si bien hay testimonios de construcciones defensivas en el lugar al menos desde el siglo XV. A solo unos metros se construyó en 1863 el faro de Mesa de Roldán. Se trata de una torre blanca esbelta, de forma octogonal y 12 metros de altura.  

El conjunto del faro y la torre de la Mesa, la zona más alta de la costa almeriense, ofrece unas panorámicas del litoral indescriptibles. 

Información de interés

Cómo llegar a Carboneras:

  • En coche: Carboneras está a 62 kilómetros por carretera desde Almería, unos 45 minutos de viaje. En Almería se deberá tomar la autovía A-7 hasta la localidad Venta del Pobre. En ese punto hay que incorporarse a la carretera N-341 hasta Carboneras.

  • En autobús: en Almería se puede tomar el autobús metropolitano M-213. Tanto a la ida como a la vuelta hay entre 3 y 4 rutas de lunes a viernes. Se invierte algo más de una hora de viaje.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.