×
Otros destinos ×

Bucear en Almería, el reino oculto de la posidonia oceánica

El buceo se ha convertido en una actividad de turismo activo cada vez más extendida en el litoral español. Esta afirmación cobra aún mayor sentido en el caso concreto de la costa almeriense, la cual, al estar ubicada en su mayoría dentro de los confines del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, ha alcanzado una de las más altas famas. Desde la antigüedad, las llamadas ágatas ―mineral de sílice similar al cuarzo― dieron al agua de esta zona un color tan especial que el propio nombre del mencionado parque proviene de las mismas.

Así, cada vez son más los que encuentran, en este rincón suroriental de la península ibérica, su particular santuario bajo el agua. Y es que, entre curiosos pasillos de roca y apretados bancos de peces, la vida fluye a distinto ritmo. Si te apetece darte una vuelta acuática por este lado del mundo, a continuación te contamos los mejores puntos de inmersión y las escuelas de buceo más recomendables en Almería.

Dónde bucear en Almería

Playa de los Muertos

Considerada una de las mejores playas de Almería, en la actualidad la playa de los Muertos no guarda, afortunadamente, ninguna relación con su sombrío nombre. Lo heredó de los cuerpos sin vida de los náufragos que, por el arte de las corrientes, venían a parar antiguamente a la playa. Sin embargo, hoy en día este rincón salvaje, situado a escasos 5 kilómetros al sur de Carboneras, nos dejará con la boca abierta gracias a sus finísimas arenas blancas, a sus nítidas aguas azules, y a las extraordinarias formaciones rocosas que habitan su orilla. Si no estás acostumbrado a respirar con bombonas de oxígeno, estás de suerte. La playa de los Muertos resulta especialmente recomendable para la práctica del esnórquel, una disciplina mucho más sencilla que no requiere más que unas gafas de buceo, un tubo y unas aletas.

Bucear en Almería

Disfruta de la fauna marina

Cala de los Amarillos

Muy cerquita del pueblo de San José, escondida en el extremo sur de la playa de los Genoveses, hallaremos esta pequeña cala de colorido nombre. También conocida como la inmersión de los Burros, esta cala acoge uno de los puntos de buceo preferidos por los centros de submarinismo de Almería, debido a la gran cantidad de especies marinas visibles en la zona ―el pez ballesta, la morena y el pulpo son los más comunes―. Además, se conoce como Los Amarillos debido al color ocre de las rocas volcánicas que visten su fondo marino.

Cala del Toro

Otra cala muy apreciada por los buceadores que vienen a Almería es la cala del Toro ―o cala de los Toros―, un rincón de arenas negras que yace escondido al fondo de un acantilado poblado de pinos. Su acceso, aunque no muy difícil, ha de buscarse con el GPS en mano. Se encuentra a un lado de la carretera AL-4200, la cual une La Isleta con Rodalquilar. Su encanto ha de buscarse unos metros más allá de la orilla, donde la entrada de guijarros negros da paso a un suelo de arena fina, ideal para la visión nítida del fondo marino. Por otro lado, si contamos con los servicios de alguna escuela de buceo, muy probablemente accederemos a la cala por mar. Otra experiencia igualmente enriquecedora.

Cueva del Francés

posidonia oceánica

Praderas de posidonia oceánica

Un poco más al sur, en las proximidades de la pequeñísima localidad de Isleta del Moro, encontramos la Cueva del Francés ―también conocida como Chalet del Francés―, una pequeña gruta sobre un fondo de arena en la que los abadejos, las corvinas y, sobre todo, el mero, campan a sus anchas. Puesto que la única manera de acceder a ella es a través del mar, resulta imprescindible contratar los servicios de un guía de buceo. La zona, que acoge numerosos itinerarios, nos ofrece un bello paisaje de pasillos de lava, campos de posidonia y pequeñas cavernas alrededor. Ahora bien, que nadie se asuste. Si bien se trata de una cueva, el nivel para esta excursión es accesible, y pueden entrar también los principiantes.

Isla de San Andrés

Enfrente de la localidad de Carboneras se halla la isla de San Andrés, un pequeño macizo volcánico situado en mitad del mar, cuya base profunda resulta altamente interesante para los buceadores. Declarada como Monumento Natural en 2003, la isla de San Andrés nos ofrece cerca de 10 hectáreas de fondos marinos llenos de vida, tremendamente beneficiados por el veto a la pesca que posee. Además, al tratarse de una isla, podemos confiar ciegamente en que al menos una de sus caras siempre quedará protegida de las corrientes submarinas.

Centros de buceo en Almería

A continuación, os recomendamos dos escuelas de buceo con gran trayectoria en Almería:

Bucear en Almería

Mujer aprendiendo a bucear en Almería

El Centro de Buceo La Isleta, fundado en 2003, está formado por un equipo de especialistas en buceo recreativo que hacen cumplir a rajatabla el lema ‘diversión con seguridad’. Situado en Isleta del Moro, a medio camino entre San José y Rodalquilar, su centro dista tan sólo dos minutos andando del lugar de embarcación. Ofrecen a sus clientes cursos tanto de buceo recreativo ―Scuba Diver y Open Water, entre otros―, como profesional ―Dive Master y Assistant Instructor―, y otros especialidades ―buceo nocturno, buceo en posidonia, etc.―.

Por su parte, el Centro de buceo ISUB San José, situado en la localidad homónima, ofrece desde 1998 una lista interminable de diferentes cursos. A los talleres de buceo mencionados anteriormente, han de sumarse otros especializados en apnea ―o buceo libre―. Con más de 30 puntos de inmersión en su inventario, esta escuela de buceo también incluye excursiones exclusivas al llamado Vapor Arna, un antiguo pecio de 30 metros de eslora hundido hace más de 90 años frente al faro del cabo de Gata.

Planes cercanos

Planes relacionados