×
Otros destinos ×

Poniente Almería

Con una situación estratégica realmente envidiable, la comarca de Poniente Almeriense ha gozado desde la Prehistoria de una presencia humana masiva. Sus orígenes hay que buscarlos en el período Neolítico y en la Edad de Bronce, con la cultura de Los Millares.

Las huellas romanas y fenicias son más que evidentes en Adra, uno de los municipios más destacados del Poniente Almeriense y una de las ciudades más antiguas de España. Fundada en el siglo VIII a.C., puedes seguir las huellas de estos primeros pobladores en el yacimiento arqueológico del Cerro de Montecristo. La muralla de Adra, la iglesia de la Inmaculada Concepción o la torre Vigía de Guainos son algunos de sus monumentos más reconocidos. No te pierdas el Museo de Adra ni olvides las fantásticas playas de su litoral, como La Juana, La Sirena Loca o San Nicolás.

La localidad de El Ejido tampoco debe faltar en tu itinerario por el Poniente Almeriense. Conocido como el “mar de plástico” por sus numerosos invernaderos, su patrimonio cultural tiene mucho que decir. En la zona arqueológica de Ciavieja conocerás los vestigios más antiguos del municipio, desde restos prehistóricos hasta bellos mosaicos romanos. El castillo de Guardias Viejas es uno de los mejores ejemplos de arquitectura defensiva en la costa ejidense. Por último, no te vayas sin acercarte a la Reserva Natural Punta Entinas-Sabinar. Aquí se conserva un ecosistema formado por dunas y marismas donde observar flamencos o garzas.

Este curioso humedal se sitúa entre El Ejido y Roquetas de Mar, otra de las joyas de la comarca. La fundaron los fenicios en la Rivera de la Algaida, donde hoy existe un yacimiento arqueológico que abarca el final de la Edad del Bronce, la cultura de El Argar y la época musulmana. Accede hasta su núcleo urbano y visita el castillo de Santa Ana, construido a finales del siglo XVI para resistir a los ataques piratas. Pero, sobre todo, es indispensable acudir a sus playas. La más notable es la de Aguadulce, premiada por sus servicios y por estar adaptada para personas con movilidad reducida. Las playas vírgenes como la de Cerrillos, dentro de la Reserva de Punta Entinas-Sabinar, es una de las más frecuentadas para practicar nudismo.

En el municipio de Dalías se encuentra la pequeña localidad de Celín, un lugar muy recomendado si estás interesado en hacer senderismo. Las rutas te llevarán por los bellos paisajes de la Sierra de Gádor, a sitios como el arroyo de Celín, un nacimiento natural de agua.

Felix es uno de los municipios más pintorescos, ya que su casco histórico está plagado de las típicas casas blancas y es perfecto para un turismo más rural. Igualmente merece la pena desplazarse hasta Vícar para contemplar el impresionante barranco de Carcauz, con varios acueductos romanos y acequias árabes.

Planes cercanos

Planes relacionados