×
Otros destinos ×

Barcelona con niños, una ciudad para disfrutarla en familia

La combinación de playa y montaña en la misma ciudad hacen de Barcelona una ciudad muy atractiva para recorrer con niños, con múltiples actividades y la vistosidad y colorido de la obra de Gaudí. Más allá de las tradicionales visitas al zoo, al acuario o al Cosmocaixa, aquí te proponemos otros planes adaptados con actividades para niños.    

Recorrido en el bus turístico

La mejor forma de recorrer una gran ciudad con niños es en el autobús turístico. Ellos no se cansan caminando grandes distancias, van entretenidos y tienen paradas en los principales puntos turísticos donde te puedes bajar y subir cuantas veces quieras. En Barcelona hay tres líneas divididas por colores. La roja pasa por la plaza de España, El Pueblo Español, el anillo olímpico, el puerto y el Barrio gótico. La verde va por el puerto y recorre toda la costa hasta el Fórum, ideal para conocer las playas de Barcelona. Y la azul pasa por el paseo de Gracia, la Sagrada Familia, el Parc Güell, la subida del Tibidabo o el Camp Nou. 

Visitas teatralizadas a la Casa Batlló

Para entrar en materia, nada mejor que sea el propio Antoni Gaudí el que les enseñe su obra a los niños. Quedarán fascinados ya antes de entrar a la Casa Batlló al ver la fachada en pleno paseo de Gracia como un mar en calma en el centro de la ciudad. La visita teatralizada se realiza los sábados, pero si vais otro día de la semana, a los niños les encantará hacerla con la SmartGuide que permite recorrer la planta noble, la terraza, el desván y la azotea con realidad aumentada y ver cómo estaba amueblada. Llegarán a la azotea dispuestos a luchar contra el dragón de San Jorge que asoma entre las chimeneas. Es recomendable comprar las entradas con antelación pues se forman grandes colas en la puerta 

Parc  Güell, el parque más colorido de Barcelona

Continuando con el mundo onírico de Gaudí llegamos a una de las obras más ambiciosas del padre del Modernismo. Eusebio Güell encargó a Gaudí un gran proyecto de ciudad jardín con 60 casas y espacios comunes. El proyecto no llegó a finalizarse por dificultades a la hora de vender las viviendas, pero nos dejó este gran parque que los herederos de Güell cedieron al ayuntamiento por los años 20. Un gran espacio de esparcimiento con zona infantil y de pícnic, ideal para pasar un día en familia. El dragón de la escalinata principal es el símbolo de la ciudad en un alarde de imaginación con el famoso banco ondulado recubierto de trozos de azulejos de colores. Les encantará corretear bajo las bóvedas del viaducto o esconderse entre las columnas del Pórtico de la Lavandera. 

Parque de atracciones del Tibidabo

El parque de atracciones mítico de Barcelona se encuentra en lo alto de la montaña y ya su acceso es atractivo para los niños porque se llega en funicular. Con más de 100 años de historia, este parque ha sabido adaptarse y resurgir para continuar siendo un referente de la ciudad. Más de 30 atracciones, espectáculos y animación de calle con unas vistas increíbles de Barcelona al fondo hacen las delicias de niños y mayores. Además de restaurantes, hay zona de pícnic y un área panorámica a 500 metros sobre el nivel del mar en la que disfrutar del Museo de Autómatas o el Avión. El que fuera el primer parque de atracciones de Europa, ahora ofrece atracciones con realidad virtual, un espacio de ocio de Lego o una gran noria que conviven con las originales renovadas, como la Sala de los espejos o el Almacén de las brujas que ha incluido hologramas y mapeo. La clasificación de acceso a las atracciones de los niños por altura se divide de una forma divertida por animales. Así los pájaros son los niños hasta 90 cm. de altura, de 90 a 120 cm. son salamandras, hasta 130 cm. zorros y  los mayores son los jabalíes.  

Castillo de Montjuïc

También en lo alto de la montaña encuentras esta fortaleza defensiva a la que llegas en teleférico. A los niños les encantará traspasar el foso por el puente de acceso, recorrer el patio de armas, la torre de vigía y la muralla. Todos los fines de semana de 11 a 17h, el castillo organiza una yincana para toda la familia de forma que, a través de enigmas, los niños explorarán todos los rincones del castillo y conocerán su historia a través del juego. Cada grupo tendrá una mochila con las instrucciones, tiene una duración de 90 minutos y es gratuita. Está orientada para niños entre 5 y 16 años.  

La Fuente Mágica

La Fuente Mágica es el conjunto de cascadas que baja hasta la plaza de España y que ofrece un espectáculo de luz y color con más de 7.000 combinaciones posibles, gracias a sus elementos hidráulicos y de iluminación. Las famosas coreografías de la Fuente Mágica de Montjuïc se realizan con la coordinación de música para todos los gustos y la iluminación en blanco, rojo, azul y verde sobre juegos de agua en los dos estanques centrales y las 20 fuentes periféricas. Al caer la noche comienza el espectáculo. No funciona todos los días y el horario cambia según la temporada por lo que conviene que consultes el calendario con antelación.  

El Pueblo Español, la esencia de la arquitectura tradicional

Muy cerca de las fuentes de Montjuïc encuentras el Pueblo Español, se trata de un conjunto de edificios característicos de cada provincia de España que se construyeron con motivo de la Exposición Internacional del 29, al igual que las fuentes.  Son un total de 117 edificios que recrean construcciones populares de distintas zonas de España, por lo que podrás pasar de recorrer el Camino de Santiago a un típico barrio andaluz, sin olvidar la arquitectura típica catalana. Un lugar donde los niños podrán ver a los artesanos trabajando y gracias a las nuevas instalaciones audiovisuales Feeling Spain, podrán hacer un viaje virtual por la cultura española. Tiene una variada programación de actividades familiares durante los fines de semana y aquí también podrás participar con los niños de un juego de enigmas con El Juego del Zurrón. ¿Sabías que, según el que fuera presidente de Walt Disney, Michael Eisner, el Pueblo Español sirvió de inspiración para la creación de los parques temáticos de Disney?   

Camp Nou y el Museo del Barça

A cualquier aficionado al fútbol y, sobre todo a los niños les apasiona visitar un campo de fútbol. No hace falta que sean seguidores del Barça para alucinar en el gran estadio. Podrán entrar en el terreno de juego por el mismo túnel por el que entran los jugadores e incluso sentarse en el banquillo. En el Museo del Barça se exponen las copas ganadas por el club y hay una zona dedicada a su jugador estrella, Leo Messi. Si son realmente forofos, podéis hacer la visita con una experiencia virtual que os hará revivir los momentos más vibrantes y los mejores goles desde la grada.  

Sin duda Barcelona es una ciudad en la que disfrutar con los niños en cada rincón, con la ventaja añadida de tener salida al mar, con el atractivo que eso supone para el turismo familiar por sus playas y el puerto.  

Planes cercanos

Planes relacionados