×
Otros destinos ×

Los bunkers del Carmel: historia con la mejor vista de Barcelona

Uno de los mejores miradores de Barcelona es a la vez un codiciado lugar para los fans de la historia bélica. La cima de la colina del Turó de la Rovira, en el barrio del Carmel de Barcelona, alberga los llamados bunkers del Carmel, los restos de una batería antiaérea de la Guerra Civil que se ha revitalizado en los últimos años como lugar de esparcimiento y ocio para locales y visitantes.

El llamado lado montaña de Barcelona , es decir, todo el frente interior de la ciudad que se encuentra rodeado por la Sierra de Collserola , tiene en el casco urbano varias pequeñas atalayas que sirven de miradores sobre el entramado perpendicular del Eixample barcelonés y el Mediterráneo. El más famoso y conocido es el Parc Güell , obra del genio Gaudí, pero no muy lejos de él se encuentra el Parque del Guinardó con el Turó de la Rovira y los bunkers.

Vamos a aprovechar este artículo para hacer un pequeño viaje al pasado y comprender qué sucedió allí en la Guerra Civil, qué queda de aquella batería militar y cómo llegar hasta el Turó de la Rovira.

Historia de los bunkers

Marzo de 1938, plena Guerra Civil Española. La aviación del bando nacional asedia Barcelona con constantes bombardeos. El ejército republicano decide instalar cuatro cañones antiaéreos Vickers de 105 mm en la colina del Turó de la Rovira, desde donde se obtiene una posición perfecta sobre Barcelona para defender la ciudad de los ataques desde el aire.

Barcelona sufrió más de 200 bombardeos durante los dos primeros años de la Guerra Civil por parte de la aviación italiana que formaba parte del bando nacional. Eran bombardeos de saturación o de alfombra, con gran cantidad de bombas, de los que buscaban desmoralizar a la población. Se estima que los ataques provocaron entre 900 y 1.300 muertos, además de medio centenar de edificios dañados.

Curiosamente, el bombardeo de marzo de 1938 fue ordenado por Benito Mussolini, cuyas fuerzas gozaban de cierta autonomía en las bases aéreas de Mallorca. Se cree que Franco desconocía la orden del Duce, cuya actitud podía responder a celos por la anexión nazi de Austria, o simplemente como advertencia.

Bunkeres del Carmel

Bunkeres del Carmel

Junto a la instalación de los cañones, en el Turó de la Rovira se construyeron algunas instalaciones anexas para dar servicio a la batería, tales como salas de mando o dormitorios. Hoy tan solo quedan las ruinas. Los republicanos inutilizaron las piezas de artillería en su retirada, en enero de 1939, y la batería pasó a un estado de abandono durante décadas.

Aunque popularmente se conocen como los bunkers del Carmel, en el lugar no ha existido ningún búnker propiamente dicho. Lo que allí se instaló fue una batería antiaérea de las muchas que se construyeron durante la contienda española.

Pese al devenir de la Guerra Civil, esta batería antiaérea libró a Barcelona de sufrir muchas más víctimas por los bombardeos.

Mirador del Carmel

El mirador de los bunkers del Carmel ofrece una de las mejores vistas de la ciudad de Barcelona. Su posición por encima de la horizontal del Eixample, permite disfrutar de la característica planificación urbana de la Ciudad Condal, con sus famosas calles paralelas y perpendiculares con el mar Mediterráneo detrás.

Este mirador ofrece una vista en 360 grados de Barcelona, a 262 metros de altitud. Se pueden divisar edificios como la Sagrada Familia , la Torre Agbar  o las torres del Puerto Olímpico.

En la actualidad, el mirador del Carmel es un lugar muy concurrido tanto por barceloneses como por turistas. Cobra especial interés en el amanecer y al atardecer para poder disfrutar del cielo sobre Barcelona.

Vistas desde el mirador del Carmel

Vistas desde el mirador del Carmel

Cómo llegar a los bunkers del Carmel

Los bunkers del Carmel se encuentran en un extremo del Parque del Guinardó, a caballo entre los barrios del Carmel y del Guinardó, en una de las zonas altas del interior de Barcelona. Para llegar, se recomienda hacerlo utilizando el transporte público.

  • En metro: estaciones de El Carmel (línea 5) o Alfons X (línea 4).
  • En autobús: líneas 22 (Plaza Catalunya – El Carmel), 92 (El Carmel – Mühlberg) o 119 (El Carmel – Penitents).
  • En coche: los bunkers cuentan con un aparcamiento. Desde la Ronda de Dalt, coger la salida 4 (Horta).

Exposición del MUHBA del Turó de la Rovira

El acceso a los bunkers del Carmel es gratuito y está abierto las 24 horas del día. Junto a ellos se encuentra una exposición organizada por el MUHBA (Museo de Historia de Barcelona), que permite conocer un poco más acerca de esta batería militar. El Turó de la Rovira es uno de los 15 espacios museográficos que pertenecen al MUHBA y que se reparten a lo ancho de la geografía barcelonesa.

A través de varios paneles explicativos situados en el mismo recinto, se profundiza en el contexto histórico vinculado a los cañones del Carmel, la situación de Barcelona en la Guerra Civil y los bombardeos que sufrió la ciudad en aquellos años.

También se aborda el extinto barrio de Los Cañones, un conjunto de chabolas que se construyó allí en la postguerra reutilizando las propias construcciones de la batería, y que fue desmantelado en 1990, en plena efervescencia urbanística previa a los Juegos Olímpicos de 1992. Todavía quedan algunos restos de las barracas, como baldosas.

EL MUHBA organiza diferentes visitas guiadas a los bunkers del Carmel desde las temáticas de la defensa de Barcelona en la Guerra Civil, la situación de la ciudad en el conflicto bélico o la historia del Turó de la Rovira como zona alta de la ciudad.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.