×
Otros destinos ×

Mapa nocturno para salir de fiesta en Barcelona

Si por algún casual tus circunstancias vitales te han hecho arribar a Barcelona un fin de semana cualquiera, tal vez sea a través de su noche mediterránea como logres acceder a su corazón. La han descrito como “una mujer cuadriculada, con un lado alegre y colorido, y otro turbio y abrupto”, y es que, según dicen las lenguas canallas, en sus horas oscuras se entremezclan ambas dosis de carácter con un ritmo lejano de rumba. No faltan, en sus contornos esquinados, discotecas y bares de los que abren hasta las tres. Desde la frenética puerta de entrada que es su Puerto Olímpico, hasta su barrio de moda del Poblenou, en Barcelona el turista y el autóctono se cruzan de camino a su fiesta preferida. Porque la semana tiene siete noches, y sea cual sea el motivo de tu llegada, en todas ellas cuentas con variadísimas propuestas de ocio nocturno. Si te interesa perderte en la noche, síguenos en este repaso por las mejores zonas donde salir en Barcelona.

Baño de masas en el Port Olímpic

Como ya adelantábamos, el Port Olímpic vendría a ser la particular puerta de entrada que Barcelona reserva a Europa. Por ello, es la zona más conocida y atractiva para los turistas. Es además una zona de contrastes, salpicada tanto por rascacielos modernos como por reductos de pueblo pesquero como el de la Barceloneta, y custodiada, a su vez, por dos playas, la de la Barceloneta y la de la Nova Icària. En su perímetro tampoco faltan exclusivos restaurantes y discotecas con terrazas a pie de playa, las cuales al caer la noche se convierten en protagonistas supremas de la zona.

En ella encontrarás, por tanto, una de las más concurridas zonas de fiesta de Barcelona, con una amplia selección de macrodiscotecas compitiendo entre sí. Entre las más famosas está el Shôko, una combinación de restaurante de cocina de fusión y discoteca, cuya actividad nocturna da comienzo al pasar la medianoche. Su decoración asiática acoge a DJ´s de talla internacional cada fin de semana.

Carpe Diem es otra de las grandes. Con su propio espacio reservado a la cocina internacional, su estilo elegante y sus vistas al mar moldean uno de los sitios más exclusivos de Barcelona. Danzatoria —antiguo Catwalk—, con público más adulto que el resto, y Opium, abierto los 365 días del año, son los otros dos reclamos importantes de la zona.

Noche exclusiva en la Zona Alta de Barcelona

Desde la misma costa nos movemos a una de las zonas más interiores de la ciudad. Se trata de la conocida como Zona Alta de Barcelona, inscrita en su mayoría dentro del distrito Sarrià-Sant Gervasi, y considerada la zona con el nivel de vida más alto dentro de la ciudad condal. Es, por tanto, la zona más exclusiva de Barcelona.

Al norte de la Avenida Diagonal, muy cerca del final del Paseo de Gracia, multitud de bares, discotecas y restaurantes conviven en una zona algo alejada de los acostumbrados circuitos turísticos. A veces es tan alta la demanda de algunos de estos locales que los mismos se reservan el derecho de admisión.

El Bling Bling, activo desde 2011 en plena calle Tuset, da cobijo a los amantes del house más comercial de lunes a jueves, para que no todo lo bueno se cueza en fin de semana. Luz de gas, en calle de Muntaner, da una alternativa algo distinta, con una sala de conciertos en directo decorada en llamativo estilo rococó. Por último, la Sala Bikini aúna ambas posibilidades, con una colección de estancias dedicadas a distintos géneros musicales (conciertos en directo incluidos).

De fiesta en Poblenou, el nuevo barrio hípster de Barcelona

Y vuelta a las inmediaciones de la costa barcelonesa. Concretamente a Poblenou, un barrio en plena efervescencia, que a día de hoy aúna tradición y modernidad sin nada que envidiar al distrito de Gràcia. Salpicado de una mezcla heterogénea de discotecas, espacios de coworking, tabernas de solera, y negocios familiares, su plato estrella es la gastronomía que alberga.  Su epicentro lo encontramos en el cruce de la calle Marina y la avenida Meridiana, con nombres queridos por los locales, como el Carrot Café y sus neoyorkinos bocadillos de pastrami; el restaurante retro Balius y su lomo de orza; o el restaurante japonés Koh, con su sabroso ramen en multitud de formas.

Ahora sí, después de una suculenta cena, estamos preparados para entrar de lleno en la noche de Poblenou. Insorteable es el nombre de Razzmatazz, la mayor discoteca —y sala de conciertos— del barrio. Referente en toda Barcelona por acoger cada fin de semana a algunas de las mejores bandas de rock, pop e indie del panorama internacional, en sus distintas salas podemos encontrar además géneros variopintos como el techno o el reggae.

Enfrente del mismo se encuentra otro nombre importante, esta vez dentro del circuito rock del barrio: la Oveja Negra. Una popular cervecería enclavada en una antigua fábrica, cuya leche de pantera —bebida alcohólica compuesta de leche condensada, agua y ginebra—, compite con la homóloga madrileña del Chapandaz. Pero esa es otra historia, lo verdaderamente importante aquí es que la Oveja Negra nos sirve como presentación de toda una serie de bares enfocados a la música rock en Poblenou (el Bare Nostrum, el Hijos de Caín, el Sr Lobo, o el Dixie).

Nota: si por casualidad estás en Poblenou durante la primera quincena de septiembre, debes saber que la Fiesta Mayor del barrio tiene lugar en estas fechas, con un importante despliegue festivo que abarca desde la música y la danza, hasta el arte y el deporte.

De bares en el Born

El Born, ubicado en el distrito de Ciutat Vella, esconde entre sus estrechas calles medievales una gran oferta gastronómica, cultural y de ocio. Se encuentra, además, a tiro de piedra de la playa de la Barceloneta, lo cual lo convierte en un lugar transitado tanto por locales como por turistas.

Si queremos comer abundantemente, el restaurante Puerto Plata sirve comida caribeña a precios modestos; mientras que los famosos Taller de Tapas y Lonja de Tapas, dan buena cuenta de las tapas autóctonas de Barcelona.

En cuanto a su fiesta, el Born acoge numerosas modalidades de ocio nocturno: el Princesa23, el Xampanyet o el Cactus Bar, son ejemplos de local accesible con posibilidad de picar mientras se toman las primeras copas de la noche. Sin embargo, el plato fuerte lo encontramos en el “rock club por excelencia” de Barcelona: el Magic. Un lugar de corte independiente enfocado al pop de los años 80, al rock suave y los clásicos de disco, cuyo público, predominantemente joven, es habitualmente asociado con la fauna rockera de Barcelona.

Planes cercanos

Planes relacionados