×
Otros destinos ×

Museo Marítimo de Bilbao, una mirada nostálgica a la ría más industrial

A finales de 1984, los astilleros Euskalduna echaban el cierre tras cerca de un siglo de existencia  entre graves disturbios contra la reconversión industrial de la ciudad. Bilbao despedía con tristeza una época, pero se abría otra: desde 2003, las antiguas instalaciones junto a la Ría del Nervión acogen el Museo Marítimo de la Ría de Bilbao, un espacio de 27.000 metros cuadrados que arroja una mirada cariñosa, didáctica y nostálgica al pasado naval industrial y mercantil de la ciudad. La grúa Carola, que estuvo en activo hasta el cierre de los astilleros y todavía se levanta en los antiguos diques (la parte exterior del museo), simboliza el espíritu de aquella época.

La exposición interior, un recorrido histórico por la ría

Con 3.500 metros cuadrados, el área interior del Museo Marítimo de Bilbao es un ejemplo de adaptación al entorno, ya que se encuentra literalmente bajo el puente Euskalduna que atraviesa la ría. El espacio se divide en tres zonas que repasan la evolución a lo largo de la historia de la Ría del Nervión, por la que han navegado el hierro de las ferrerías, la lana de Castilla, las manufacturas del Norte de Europa, el carbón y los minerales del siglo XIX…El recorrido también ilustra las distintas fases del puerto de Bilbao, que pasó de ser un humilde puerto marítimo por el que llegaban mercancías en la Edad Media al puerto industrial que dio soporte logístico a la explotación minera y la industria siderometalúrgica en los siglos XIX y XX.

Chalupas y bateles, gabarras, galeones, remolcadores, petroleros…el museo también nos acerca a los tipos de barcos que han pasado por la ría de Bilbao desde la fundación de la ciudad en 1300, así como a los distintos modos de vida a bordo y a esos oficios de la mar que han ido cambiando y especializándose a lo largo del tiempo.

El edificio también reserva un espacio para exposiciones temporales relacionadas con la historia marítima de Bilbao; y cuenta con unos talleres, un centro permanente de divulgación, un aula didáctica y una pantalla interactiva multitáctil para recorrer virtualmente el entorno y su historia.

La exposición exterior, donde el pasado de hierro se oxida

Los antiguos diques de los astilleros Euskalduna, con cerca de 20.000 metros cuadrados, son el escenario de la visita a cielo abierto del Museo Marítimo, que ha conservado diversas embarcaciones, la Casa de Bombas – encargada del llenado y vaciado de los diques- y la mítica grúa Carola. El famoso Dique 1, construido en 1868, es el dique civil dedicado a la construcción naval más antiguo de España.

Entre los barcos conservados encontramos una antigua lancha de prácticos, que se encargaban de guiar a los buques que entraban en el puerto, el Nuevo Antxustegui, construido en 1958 para la pesca de bajura, la lancha de salvamento Bizkaia I o el velero de competición BBK Euskadi Europa, a bordo del cual el marino José Luis Ugarte dio la vuelta al mundo en solitario en la regata Vendee Globe de 1993. También encontramos la longeva y enternecedora historia del gánguil Portu, un tipo de barco utilizado para recoger vertidos en las aguas del puerto. Portu fue la primera embarcación que se construyó en los astilleros Euskalduna, en 1902, y se pasó 65 años en activo recogiendo la escoria de los Alto Hornos para depositarla en Punta Galea.

Si la Casa de Bombas, construida en 1903, tiene el honor de ser el último edificio que queda en pie de los antiguos astilleros, la grúa Carola se ha convertido en el elemento más emblemático del museo. Con 60 metros de altura y 30 toneladas de peso, es la única grúa que queda en Bilbao que se empleaba para la construcción de barcos. Irónicamente, la imponente mole roja debe su nombre a una delicada y bella mujer que cruzaba la ría en barca cada día para ir al trabajo. Era tan atractiva que, al parecer, paraba literalmente la producción, ya que los obreros dejaban de lado sus tareas para mirarla. Se dice que el director de los astilleros incluso le ofreció un coche para llevarla cada mañana, pero Carola no quiso y siguió cruzando la ría como siempre.

Información de interés

  • Precios: Entrada adulto: 6 €. Entrada jubilados, pensionistas y mayores de 65 años: 3,5 €. Entrada estudiantes (máximo 26 años): 3,5 €. Desempleados: 3,5 €. Menores de 6 años: Gratuita. Discapacitados: 3,5 €.
  • Cómo llegar:
    • Metro: Parada San Mamés, salida Sabino Arana.
    • Tranvía (Euskotren): Parada Euskalduna.
    • Bilbobus (Bus urbano): Parada Sagrado Corazón, números 56, 62, A3.
    • Aeropuerto: situado a 15 km. del centro de la ciudad. Hay servicio de autobús.
    • Parking Euskalduna: situado a 50 m. del Museo.
  • Para más información, visitar la web oficial del museo.

Planes relacionados