×
Otros destinos ×

Roque Nublo, el mayor hito geográfico de Gran Canaria

A 1.813 metros sobre el nivel del mar se encuentra el roque Nublo, una inmensa roca volcánica de 80 metros de altura que fue lugar de culto de los antiguos aborígenes. Se conoce que la isla de Gran Canaria se formó hace 14,5 millones de años a causa de un volcán. Tres grandes erupciones, con periodos de inactividad y erosión de por medio, fueron las responsables del abrupto relieve que se manifiesta hoy desde las cumbres hasta la costa.

Los primeros pobladores de Gran Canaria, bereberes que provenían del norte de África, se establecieron en lugares elevados y basaron su economía en el cultivo de cereales. Se cree que su éxito agrícola se debe al conocimiento exacto de las estaciones y cambios en el calendario, posible gracias a la observación del sol, las estrellas y la luna. Lo que hoy se conoce como astronomía, antiguamente era considerado magia, e incluso confundido con religión. Los aborígenes se reunían en torno a lugares sagrados (conocidos como almogarenes) para celebrar rituales y adorar al dios Acorán, también conocido como “El Celestial”. Uno de estos lugares de culto era el roque Nublo. Quizás su forma caprichosa y elevación sobre el nivel del mar jugaron a su favor, o quizás lo hizo su buena ubicación para observar los lunasticios desde el roque Bentayga. Un fenómeno astronómico que se produce una vez cada 18,6 años donde la luna llena se sitúa en su posición más al sur en la esfera celeste.

Parque Rural Roque Nublo y altitud del roque

Roque Nublo es el tercer lugar más elevado de Gran Canaria, por detrás del Morro de la Agujereada y el Pico de las Nieves, y se encuentra en el centro geográfico de la isla, en el municipio de Tejeda. En 1987 fue declarado Espacio Natural, y en 1994 Parque Rural, convirtiéndose así en un símbolo canario. El paisaje que envuelve a este gigante de piedra, que parece sacado de otro planeta, está repleto de pinos, retamas y tajinastes, que cuando salen sus flores rojas ofrecen un espectáculo único.

Roque nublo

Roque nublo

En los días soleados, los rayos de sol se filtran a través de los pinares, dotando al bosque de una atmósfera cálida y agradable. En el cielo, algún guirre o cernícalo planea casi estático en el aire, acariciado por los suaves alisios (vientos templados que mantienen el buen clima del archipiélago todo el año). Para ver las nubes no hay que mirar hacia arriba, sino bajo nuestros pies. Gracias a los vientos, las nubes se dirigen hacia las laderas montañosas, creando un mar de nubes tranquilo y esponjoso que recuerda a un algodón de azúcar. Por encima de los 1.500 metros de altura se puede disfrutar de este paisaje, que al atardecer se vuelve, si cabe, aún más hermoso con tonos dorados y las primeras sombras nocturnas.

De ruta al roque Nublo de Gran Canaria

Si practicas senderismo, la ruta para llegar al Roque Nublo empieza en la misma carretera general, dejando el coche en el aparcamiento de La Goleta y caminando unos 3 kilómetros (ida y vuelta). El sendero está señalizado con carteles y la dificultad no es alta, por lo que se puede realizar con niños y personas mayores. Incluso se organizan excursiones nocturnas para observar el cielo estrellado. En el camino, además de unas espectaculares vistas de la caldera de Tejeda y el pozo de las Nieves, se encuentra el curioso roque del Fraile, una formación rocosa que parece rezar inclinada hacia el valle, vistiendo un hábito con capucha. Otro elemento natural que engaña a la vista es el roque de la Rana, fiel compañero del Roque Nublo, y cuya posición recuerda a una rana sentada sobre un nenúfar mirando al roque vecino.

El sendero serpentea entre bosques de pinos, antiguas coladas de lava y columnas de piedra hasta llegar a la cumbre, donde el paisaje se abre espléndido y generoso para recibir a los visitantes. Muchos consideran las vistas panorámicas desde este lugar las mejores de toda la isla, con el Teide a lo lejos y el océano Atlántico en medio. El aire fresco y limpio de la montaña contribuye a recuperar el aliento mientras los ojos se maravillan recorriendo valles, barrancos y pequeños pueblos salpicados entre las montañas. Sin duda alguna, vale la pena la subida y descubrir uno de los lugares más especiales de la isla.

En esta zona de la caldera de Tejeda también se encuentra el roque de Bentayga, el último bastión de los

Roque Nublo

Impresionante atardecer en Roque Nublo

indígenas canarios antes de la conquista por parte del Reino de Castilla, cuya lucha duró casi un siglo. En la isla de Gran Canaria había dos guanartemes (reyes): Bentejuí y Tenesor. El primero luchó contra la invasión del ejército real hasta el final, guiando al pueblo desde el roque hasta el barranco de Tirajana, donde finalmente se arrojó al vacío en lugar de entregarse. El segundo, tras ser capturado y llevado ante los Reyes Católicos volvió a la isla aliado con el enemigo, bajo el apodo de Fernando de Guanarteme, y con la intención de que su antiguo pueblo se rindiera. Para muchos fue un traidor, que hoy en día sigue causando polémicas, y para otros fue un pacificador que quería evitar la masacre de su pueblo.

No es de extrañar que el anciano monolito haya cautivado a miles de personas entre los que se encuentran numerosos músicos, pintores y escritores. Miguel de Unamuno se refirió al paisaje del roque Nublo como “una tempestad petrificada” y el cantante Néstor Álamo, que compuso en 1936 Sombra del Nublo (hoy himno de Gran Canaria), se refirió a él como “piedra lunar”, “altar de mi tierra amada” y “alma de fuego y lava junto al mar”. Palabras que resuenan como un eco del pasado, profundamente arraigadas en el corazón de sus habitantes.

Información de interés

*Es recomendable llevar ropa de abrigo, calzado adecuado, no salirse de los senderos establecidos y cuidar el medio ambiente.

Preguntas frecuentes

¿Qué altitud tiene el Roque Nublo?

El Roque Nublo tiene una altitud de 80 metros sobre su base y 1813 metros sobre el nivel del mar, siendo de esta manera uno de los roques más altos del mundo.

¿Dónde se puede visitar el Roque Nublo?

El Roque Nublo se encuentra dentro del Parque Rural del Nublo, en el municipio de Tejeda en la zona central de Gran Canaria.

¿Qué se puede ver cerca de el Roque Nublo?

En el Parque Rural del Nublo podrás ver también el curioso roque del Fraile, el roque de Bentayga o el roque de la Rana, fiel compañero del Roque Nublo. No puedes perderte tampoco la cercana playa de Venegera o la Presa de las Niñas.

¿Cómo llegar a pie al Roque de Nublo?

El lugar de partida es el mirador de la Goleta (GC-600, km 11.300). Ruta: 1,5 km (30 min a pie).

Planes cercanos

Planes relacionados