×
Otros destinos ×

Teror, un precioso y devoto pueblo de Gran Canaria

Considerada el corazón verde de Gran Canaria, la localidad de Teror es célebre por su Virgen del Pino, patrona de la diócesis de Canarias, a la que acuden a rezar miles de devotos llegados de toda la isla. También es conocida porque sus recoletas calles están salpicadas de bonitas casas de colores con increíbles balcones de madera del siglo XV. Así que estamos ante un municipio que atesora numerosos atractivos monumentales, históricos y naturales, y que mantiene intactos muchos ejemplos de la arquitectura tradicional canaria.

Teror, el pueblo más verde de Gran Canaria

Teror está en el corazón de Gran Canaria y es muy verde y tranquilo, a pesar de encontrarse a apenas 20 kilómetros de Las Palmas. Por eso, también es conocido como el pueblo verde de la isla, pero, sobre todo, es muy popular por la devoción de su Virgen del Pino, a cuya iglesia acuden a rezar miles de peregrinos cada año. Además, las fiestas de Teror se celebran cada año en honor de esta virgen durante todo el mes de septiembre.

Aguas de Teror y excursiones cercanas

La historia de Teror está condicionada por sus campos de cultivo y por su afán por conseguir el agua que no tiene para regarlos. Hoy, la empresa Aguas de Teror ha recibido el legado de las primeras instalaciones destinadas a envasar el agua mineral de la fuente Agria de Teror, que datan de 1916 y que conservan un pórtico de piedra que ya es centenario. Un agua, por cierto, que se distribuye por todas las islas Canarias.

Además, Teror es un punto de partida sensacional para bonitas excursiones por los alrededores, especialmente por el Parque Natural de Doramas, la caldera de Pino Santo, la Finca de Osorio, que conserva restos de bosques de laurisilva, o la Agujereada, con los barrancos de Madrelagua, del Pino y de la Molineta.

Qué ver en Teror

teror

Podrás ver preciosas fachadas

Basílica de Nuestra Señora del Pino. El atractivo más singular de Teror es la basílica de Nuestra Señora del Pino, considerada Monumento Nacional. Se comenzó a construir en el año 1767 en la plaza del Pino, aunque tuvo que sufrir varias restauraciones en los años 60. La iglesia actual, con un tejado a dos aguas, tiene tres naves con 14 arcos de medio punto y en su fachada hay tres puertas, aunque también existen entradas laterales. Es en la parte trasera del altar Mayor donde se encuentra el camarín de Nuestra Señora del Pino, una imagen muy venerada por los feligreses. También son muy valorados los retablos de la basílica y el reloj. Si tienes interés, puedes visitar el Museo de los Patronos de la Virgen, una vivienda histórica de la que han hecho uso varios patronos de la Virgen.

La plaza de Teror. Es el corazón de la localidad. Desde aquí se pueden observar los balcones de madera típicos de la arquitectura canaria que están diseminados prácticamente por todo el municipio.

El Palacio Episcopal. Es otro de los monumentos de los que Teror se siente orgulloso. En este edificio residían, hasta no hace mucho, los prelados de las diócesis.

La Alameda. Es uno de los espacios de esparcimiento más frecuentados por los visitantes y los locales dentro del casco histórico de Teror. Ocupa el espacio de una antigua explanada situada junto al Palacio Episcopal, hoy convertido en casa de la Cultura. El edificio que alberga el Ayuntamiento también merece una visita.

Plaza de Santa Teresa

Plaza Santa Teresa de Bolívar en Teror

La plaza Teresa de Bolívar. Reformada en los años 50, este espacio público está presidido por el busto de Simón Bolívar.

Monasterio del Císter. Data del año 1882, cuando el párroco Judas Antonio Dávila mandó construir este edificio, que todavía conserva las imágenes de San Benito y San Ildefonso, del antiguo convento de Las Palmas. Aquí reside una comunidad de monjas de clausura del Císter, que en 1980 conmemoró el centenario de su establecimiento en la isla. Las “hermanas” todavía siguen elaborando una exquisita pastelería tradicional.

La Fuente Agria. Compuesta por tres manantiales (el Principal, el del Agua Agria y el del Molino de En Medio) es uno de los espacios emblemáticos de Teror.

Pino Santo. Es uno de los lugares protegidos de Teror. Tiene unos paisajes espectaculares y un gran valor ecológico. La caldera de Pino Santo tiene una extensión de medio kilómetro de diámetro.

El Parque Natural de Doramas. Aquí se sitúan los barrancos de Azuaje y Moya.

Mercadillos de Teror

Esta bonita localidad canaria es un sitio ideal para programar una mañana o una tarde de compras, porque, además de los artesanos, aquí se celebra un mercado muy popular. Se trata del mercadillo de Teror, que se organiza todos los domingos, de 8 a 14 horas. Se instala junto a la basílica de Teror, con productos de la tierra, dulces –no hay que olvidar comprar los dulces de las monjas del Císter y los famosos chorizos de Teror–, ropa o artesanía. Los objetos típicos y artesanales de Teror son la cestería, la latonería, la talla de madera, los calados, el macramé, los bordados, los trabajos en barro y caña, los telares y el ganchillo.

 Restaurantes donde comer en Teror

Además de ser uno de los pueblos más bonitos de Gran Canaria, en Teror se puede disfrutar de la típica gastronomía canaria en cualquiera de los muchos restaurantes que salpican esta villa. No te olvides de comer en Teror los platos más populares, como la ropa vieja o carne en adobo, además de los montaditos de vueltas de carne. Sin embargo, lo más singular son los chorizos de untar picantes y las morcillas dulces.

Información de interés

Cómo llegar:

En coche. Teror está a unos 20 kilómetros de Las Palmas, en un trayecto en coche de unos 25 minutos.

En autobús. Desde la estación de San Telmo de Las Palmas salen autobuses de la línea 229 que llegan a Teror en uno 45 minutos.

* La oficina de información turística de Teror se halla junto a la plaza de la Alameda.

Planes cercanos

Planes relacionados