×
Otros destinos ×

Un paraíso en Granada: descubre la Costa Tropical

Piensa en un lugar donde (casi) los 365 días del año puedes disfrutar de la temperatura ideal para estar en la playa. No, no nos referimos al otro lado del charco, y tampoco hace falta coger un avión para llegar a este lugar. La Costa Tropical está en Granada, 73 kilómetros de litoral llenos de playas de arena fina, con aguas cristalinas y una media de 20 grados durante todo el año.

Durante muchos siglos fue el único lugar con las condiciones propicias para cultivar frutas tropicales como el mango, la chirimoya o el aguacate, un paraíso aquí, sin salir de la península, de lo más exótico.

Fueron los fenicios los primeros en asentarse en esta zona de la ciudad, a la que entonces denominaron Sexi. En este territorio situaron los puertos más importantes para la comunicación con el norte de África.

En total hay diecisiete municipios en los que se puede disfrutar de este paraíso tropical, pero los más importantes son cinco, y tienes que conocerlos.

Almuñécar 

Situado en un enclave geográfico de lo más curioso y rodeado de montañas, se encuentra uno de los destinos turísticos más concurridos de la Costa Tropical: Almuñécar. Pasear por las calles del barrio antiguo, tomar el sol en sus playas o su vida nocturna, hacen de este pueblo sea un destino perfecto para pasar las vacaciones.

Almuñécar tiene mucha historia, podemos encontrar un trocito de ella en lugares como el Castillo de San Miguel, una antigua fortaleza romana que también tuvo importancia durante el periodo nazarí y posteriormente, durante el reinado de los Reyes Católicos. En la guerra de la independencia entre Inglaterra y Francia fue bombardeado y durante el siglo XIX fue reconvertido en cementerio.

Puede que uno de los lugares más emblemáticos de esta región sea el Peñón del Santo. Un saliente rocoso con una cruz que lo convierte en un mirador espectacular.

No se puede dejar de visitar sus playas como la de San Cristobal, la Playa Puerta del Mar, Velilla o El Tesorillo, lugares perfectos para relajarse del estrés de la ciudad.

Motril

Esta es la ciudad con más habitantes de la zona, por lo que se trata de una de las más modernas y de gran tamaño. Durante el siglo XIX, Motril adquirió gran importancia debido al desarrollo de la caña de azúcar, pero en el siglo XX terminó la bonanza con la crisis del sector. Sin embargo, esta época está muy presente a lo largo de la ciudad y hay fábricas que forman parte de su patrimonio cultural.

Hoy tiene una importante actividad agrícola gracias al cultivo de frutas tropicales y el comercio de ellas. Cuenta con uno de los puertos más destacados del mediterráneo que es comercial, deportivo y pesquero.

Como destino de vacaciones es insuperable, entre sus playas imprescindibles encontramos Playa Poniente, con chiringuitos y muy buen ambiente; Playa Calahonda, donde si las profundidades son lo tuyo este es tu paraíso; o Playa Torrenueva, una de las más tranquilas y con paseo marítimo.

Salobreña

Encaramado en un peñón, encontramos este pueblo de casas blancas de donde destaca un castillo de la época nazarí. Este castillo era un lugar de retiro de la familia real. El resto del pueblo también está impregnado de esencia árabe, se nota en sus calles estrechas y empinadas.

Salobreña tiene tres barrios importantes: Brocal, Albaycín y La Fuente, y cada uno de ellos con una personalidad diferente. La historia se puede sentir en cada uno de sus monumentos, encontramos el Castillo de Salobreña, una mezcla morisca y cristiana; o la Iglesia de la Virgen del Rosario, obra mudéjar erguida sobre una antigua mezquita.

Y para relajarse, nada como ir a la Playa de la Guardia, con guijarros en vez de arena; la Playa Punta del Río, una zona virgen a la que solo se puede acceder caminando; o la Playa el Cambrón, una de las menos ocupadas y solitarias.

La Herradura

Si vamos dirección Málaga se encuentra el pueblo marinero de La Herradura. Sin duda, uno de los enclaves con más encanto de la Costa Tropical. Su costa fue declarada Paraje Natural en 1989.

Las playas de esta zona son consideradas de las mejores de la Costa Tropical debido a su poca afluencia de gente y su particular paisaje. Su nombre se debe a la forma en U que hace el agua al entrar en la arena.

Cuenta con un largo paseo marítimo y es perfecta, tanto para disfrutarla con niños como para hacer deportes como el windsurf o el submarinismo. Este último es una de las actividades más populares en esta zona, La Herradura tiene los fondos marinos más ricos de la provincia y son muchos los que se aventuran a verlo, ya que, sin duda, merece la pena.

Castell de Ferro

Se trata de una localidad perteneciente al municipio de Gualchos, y su origen está en las familias militares que llegaron para proteger la fortaleza. La costa de esta zona es abrupta y escarpada, pero de gran belleza. Las calas son protagonistas en este enclave y son de las menos masificadas de la Costa Tropical.

La Playa de la Rijana es la más conocida de este municipio. Tiene arena oscura y unas aguas excepcionalmente claras, es perfecta para hacer submarinismo o snorkel. No es fácil de encontrar y acceder, por lo que está poco concurrida.

Si vas en julio te encontrarás con las fiestas en honor a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros. Entre las cosas más llamativas está la procesión marítima de la Virgen, con fuegos artificiales y cohetes saliendo de la superficie del agua.

No hay que salir de la península (ni de Granada) para ir a playas paradisíacas. La Costa Tropical ofrece todo esto acompañado de un alto nivel de restauración y vida nocturna; la combinación perfecta para pasar unas vacaciones de ensueño

Planes cercanos

Planes relacionados