×
Otros destinos ×

Estos son los restaurantes con las mejores vistas a la Alhambra

Ir de tapas es sólo una de las posibilidades para conocer la gastronomía que hay en Granada, pero no la única. Los platos más auténticos no tienen versión ‘mini’ y no hay nada mejor que degustarlos con la Alhambra como telón de fondo.

En Granada la cocina andaluza está muy presente, el gazpacho y salmorejo son siempre una de las especialidades de la casa. El ‘pescaíto’ frito puedes tomarlo en casi cualquiera de sus restaurantes y la tortillita de calamares es un imprescindible. Pero, si lo que estás buscando es ahondar más en la tradición gastronómica de la ciudad, hay una serie de especialidades de la provincia que debes degustar cuasi de forma obligatoria.

Empecemos por una tortilla del Sacromonte, un plato contundente para disfrutar en una de sus cuevas/tablaos tras ver un espectáculo flamenco. Para un primer plato más fresquito, nada como el remojón granadino en cualquiera de sus versiones (que son muchas). Para un aperitivo, sin duda, las berenjenas fritas con miel, el plato estrella de la ciudad. Y para los más dulceros, el postre Pionono, muy demandado en Granada.

Todas estas especialidades ‘granaínas’ son parte de la experiencia, pero para completarla tienes que degustarlas en un lugar de ensueño. Y, ¿qué mejor idea que disfrutar de la cocina de Granada con su emblema de fondo? La Alhambra es un lugar que inspira, y no hay nada más agradable y romántico que una cena con vistas al monumento. ¿Dónde? Sigue leyendo.

B-Heaven, el ‘2º mejor Rooftop bar de España’

La terraza B-Heaven, seleccionada como el segundo mejor Rooftop Bar de España –por The Rooftop Guide–, se ha convertido en el mirador más codiciado de Granada. No es obligatorio estar alojado en el Barceló Carmen Granada, donde se ubica, para disfrutar de los menús degustación que propone en ella su chef, Dionisio Palma. Sus platos están asociados a los monumentos que se pueden admirar desde esta moderna azotea. ¿A qué crees que sabrá el Albaicín, la Alhambra o Sierra Nevada? Déjate sorprender por sus creaciones, que siempre guardan de fondo la herencia árabe y la gastronomía tradicional granadina.

Conviene estar atentos también a las jornadas especiales que organizan. No te pierdas sus brunches, showcookings o cócteles a la luz de la luna. ¿Puede haber algo más romántico que una experiencia de este tipo?

Restaurantes románticos en Granada

Vale que no será la primera, pero Granada tiene que incluirse en la lista de las ciudades más románticas. Y es que tener la posibilidad de cenar mientras contemplas la Alhambra de noche es una de las experiencias más románticas que se pueden vivir.

Si viajas en pareja a la ciudad, una cena en cualquiera de estos restaurantes va a ser el broche de oro a vuestra escapada romántica. Piénsalo, después de un día paseando en el Albaicín, una tarde relajados en cualquiera de los baños árabes, ¿se te ocurre un plan mejor para cerrar el día?

Y puedes hacerlo, por ejemplo, en el restaurante Carmen El Agua, que se encuentra cerca del Mirador de San Nicolás, en la Placeta del Aljibe Trillo número 7. Ellos mismos se denominan “el cómplice perfecto” para disfrutar en un lugar íntimo con esa persona especial, por lo que aquí romanticismo no falta.

Situado en una casa típica albaicinera, este restaurante cuenta con unas vistas únicas a la Alhambra y un fondo a Sierra Nevada espectacular. Entre sus especialidades se encuentra la fondue, tanto dulce como salada, y tienen un menú especial para parejas.

Muy cerca del Paseo de los Tristes encontramos otra buena opción, el restaurante Ruta del Azafrán en el Paseo del Padre Manjón número 1. La cocina de este restaurante es una mezcla de sabores que sin duda no va a dejar indiferente a nadie.

Se trata de un restaurante de cocina internacional, situado en un emplazamiento de lujo. Es un local moderno, con productos de la tierra, vinos ecológicos… En su menú para parejas, incluye el atún fresco en escabeche de naranja con salmorejo, y las milhojas de manzana y queso de cabra con reducción de Pedro Ximenez.

Situado en el área de más tradición morisca de la ciudad, se encuentra el restaurante Mirador de Morayma. Esta en un antiguo Carmen lleno de historia, ya que cuenta la leyenda que la princesa Morayma, esposa de Boabdil, el último rey de Granada, residió en el interior de estas paredes durante el cautiverio de su marido.

Ahora es un lugar idílico para cenar en pareja, mientras ves como cae el atardecer sobre la Alhambra y degustas especialidades de la casa, tales como los canelones de algas, el salmorejo tradicional o la morcilla con piñones y manzana caramelizada.

Más restaurantes en el Albaicín con vistas a la Alhambra 

En Granada se pueden hacer muchos planes, en pareja, en familia, con amigos… Por eso no siempre se busca un ambiente romántico para la cena. Hay también lugares con unas vistas espectaculares a la Alhambra, a los que ir acompañados de los que más quieres.

Si buscas uno de los lugares más emblemáticos, el restaurante Las Tomasas es tu sitio. Cuenta con unos amplios jardines, que se abren como terraza en verano, desde donde las vistas a la Alhambra son más que privilegiadas. Situado en un Carmen, este restaurante lleva abierto desde 1989, cuando solo se servían cenas frías y aperitivos.

Actualmente la oferta gastronómica es mayor, y puedes degustar un buen remojón granadino como primer plato, acompañado de un salteado de mollejas de cordero con setas mini cardo y tomillo.

Desde el Mirador de San Nicolás, también se contemplan unas vistas magníficas a la Alhambra, por eso, restaurantes como El Balcón de San Nicolás son perfectos si la hora de comer coincide con la visita al mirador. Se encuentra justo debajo de este, por lo que las vistas son las mismas, pero la afluencia de gente es menor. Entre sus propuestas se encuentran la dorada al papillote o el calamar a la plancha.

El Huerto de Juan Ranas también se sitúa en este emblemático mirador. Este restaurante tiene dos espacios diferenciados, el salón comedor donde comer y cenar, y la terraza chill out para tomar una copa después. La influencia nazarí está muy presente en esta cocina, ya que se puede pedir un gazpacho típico andaluz, pero también un cous cous de cordero. Y para los más valientes, aquí una de las especialidades es el Plato Alpujarreño.

Sin duda una experiencia única para conocer Granada desde el paladar. Todos tus sentidos van a estar presentes, en cualquiera de los lugares donde disfrutes de la cocina tradicional, con un marco de lujo, la Alhambra y de fondo, las cumbres de Sierra Nevada.

Planes cercanos

Planes relacionados