×
Otros destinos ×

Qué ver en Milán en 2 días

Milán es la capital de la región de Lombardía, una de las más singulares del norte de Italia. Está considerada en el mundo como uno de los centros mundiales de la moda y de la industria del diseño. Es una ciudad muy animada que cuenta con interesantes monumentos, una arquitectura impresionante, preciosos parques y una rica y variada oferta gastronómica. Si sólo dispones de dos días para conocer Milán, te sugerimos un itinerario para que descubras los lugares emblemáticos que no puedes perderte en tu escapada turística. Porque hay abundancia de cultura, historia, arte y gastronomía en esta ciudad de la moda.

Día 1 Día 2

Itinerario día 1

9:30 -10:00

Piazza del Duomo

Empezamos nuestra visita en el corazón de Milán, la Piazza del Duomo, que está presidida por su impresionante catedral, el Duomo. Con 17.000 m2, la plaza es el corazón de la vida social de la ciudad, ya que una buena parte de los acontecimientos importantes suceden aquí. Está jalonada también por edificios y palacios de interesante arquitectura como el Palacio Real.

10:00 – 11:15

Duomo de Milán

Es una de las iglesias más grandes del mundo. De estilo gótico, la catedral de Milán se comenzó a construir en el año 1386, aunque no se finalizó por completo hasta la década de los 60 del siglo pasado. Esto puede dar idea de su gran envergadura. No dejes de subir a su terraza para disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad.

11:30 – 12.00 

Palacio Real de Milán

Construido en el siglo XII, el Palacio Real de Milán fue durante muchos siglos la sede del Gobierno local. Es un edificio impresionante en el que actualmente se presentan muestras culturales y exposiciones de todo tipo. Está ubicado frente a la catedral, en la Piazza del Duomo.

12:15 – 12:30 

Galería Vittorio Emanuele II

Diseñada en el siglo XIX, esta galería comercial es una de las más bonitas y lujosas del mundo por su singular arquitectura. Se accede a ella desde la Piazza del Duomo. Está formada por dos grandes arcadas perpendiculares cubiertas por una gran bóveda de cristal que deja pasar la luz solar a todo el pasadizo. Aquí se encuentran las tiendas de moda más elegantes y exclusivas.

12:45 – 13:30 

Piazza de la Scala y Teatro alla Scala

En la Piazza de la Scala se encuentra uno de los teatros de ópera más importantes y reconocidos del mundo, el Teatro alla Scala. Aquí se han estrenado títulos inmortales de la ópera, como el ‘Otello’ de Verdi o la ‘Madame Butterfly’ de Puccini. Su interior es impresionante y en su decoración destacan la madera y el terciopelo rojo, junto a estucos en oro.

13:45 – 15:15 

Almuerzo en el Restaurante Cracco

Situado en la Galería Vittorio Emanuele II, este restaurante lo regenta uno de los chef más mediáticos de Italia, Carlo Cracco. Además de tener una estrella Michelin, cuenta con un bar, una pastelería y un bistró para una comida más informal. También tiene una interesante bodega con una gran variedad de referencias de vinos.

15:30 – 16:30 

Piazza Mercanti

Casi pegada a la Piazza del Duomo, se encuentra este encantador y pintoresco espacio que está presidido por un imponente edificio de ladrillo rojo, el Palazzo de la Raggione, símbolo del pasado medieval de la ciudad lombarda, que fue construido en el siglo XIII. Está jalonada de palacios centenarios.

16:45 – 18:30

Castello Sforzesco (Piazza Castello)

Es uno de los monumentos más emblemáticos e importantes de Milán, el Castello Sforzesco. Se trata de una impresionante fortaleza construida en el siglo XV que actualmente ofrece exposiciones con obras de pintores tan reconocidos como Miguel Ángel o Leonardo da Vinci. No dejes de recorrer sus pasadizos “secretos”.

18:45 – 19:00 

Parque Sempione

Esta deliciosa zona verde, diseñada a imitación de los jardines ingleses, rodea el Castello Sforzesco. Es una verdadera delicia pasear por este parque y descubrir árboles fantásticos de todas las partes del mundo. También disfrutarás contemplando los patos y cisnes de su laguna.

19:15 – 19:30

Arco della Pace

Donde acaba (o empieza) el Parque Sempione, se encuentra este arco de triunfo que fue mandado construir por Napoleón en 1806 en honor a sus victorias y como puerta de entrada a la ciudad. Debido a que el emperador fue derrotado en Waterloo, la obra no se pudo terminar hasta 1838 y se denominó Arco de la Paz por deseo del emperador Francisco I de Austria.

19:45 – 20:30 

Navigli, el barrio de los canales

Es el barrio de los canales, el más alternativo de Milán. No es Venecia, pero hay que recordar que en Milán hay canales a pesar de no tener mar ni río. Fueron construidos en el siglo XII y mejorados por Leonardo da Vinci en el siglo XV, para que fueran navegables. Terrazas, mercadillos, bares curiosos, antigüedades y restaurantes adornan esta zona popular de Milán.

20:45 – 22:45

Cena en el Restaurante Al Pont de Ferr

Es interesante terminar el día en Navigli y cenar en este restaurante que tiene más de 30 años de historia. Pescados, carnes y quesos a base de leche cruda son parte de su oferta gastronómica, además de su extensa carta de vinos. Ripa di Porta Ticinese, 55.

13:15 – 13:30 

Columnas de San Lorenzo

Es una de las pocas ruinas romanas que se conservan en Milán. Son 16 columnas de mármol del siglo II que se encuentran frente a la basílica de San Lorenzo. A pesar de su antigüedad, son el escenario de las reuniones de cientos de jóvenes que lo toman como punto de encuentro. También hay muchos locales de moda en las inmediaciones para tomar un tentempié.

Itinerario día 2

9:30 – 10:00 

Estación Central de Milán

Vamos a comenzar la segunda jornada en esta impresionante estación de ferrocarril, una de las más grandes e importantes de Europa. Inaugurada en 1931, está inspirada en el modernismo del siglo XX pero en ella se mezclan estilos arquitectónicos como el Art Nouveau y el Art Decó. Son muchos los turistas que se acercan para descubrir su animación y sus techos abovedados.

10:15 – 10:30 

Piazza Gae Aulenti

Desde la Estación Central, daremos un paseo de unos 15 minutos en dirección a la Piazza Gae Aulenti, para descubrir el centro de la zona más moderna y cosmopolita de Milán. Es una plaza futurista que se eleva seis metros sobre la calle y está rodeada de edificios sorprendentes como el Bosque Vertical. Esta plaza tiene un animado ambiente nocturno.

10:45 – 11:30

Cementerio Monumental de Milán

El cementerio es casi un museo al aire libre. Sus tumbas están adornadas con esculturas, obeliscos y templos griegos. En la entrada principal se encuentran los sepulcros de los personajes más ilustres y célebres de Italia. Aunque pueda parecer un poco lúgubre recomendar un camposanto, en este caso merece la pena disfrutar de sus obras de arte.

12:00 – 13:00

Iglesia de Santa Maria delle Grazie

Aquí se encuentra la pintura mural ‘La última cena’ de Leonardo da Vinci, una de las obras más importantes y emblemáticas del genio italiano. Es una iglesia y convento de estilo gótico de la orden de los dominicos en cuyo refectorio se encuentra esta obra maestra. Fue construido en el siglo XV y es un lugar muy concurrido, por lo que es recomendable reservar la visita.

13:30 -15:30 

Almuerzo en el Restaurante Rugantino

En el número 1 de la Vía dei Fabbri, justo frente a las Columnas de San Lorenzo, se encuentra este restaurante que predica que su cocina es de inspiración romana, haciendo honor a las ruinas vecinas. Lo cierto es que tiene buenas pizzas, pastas y carnes a la brasa.

15:45 – 16:45 

Vía Torino

Vía Torino es una de las calles más antiguas de Milán y con una dilatada tradición comercial. En tiempos pasados surgieron en ella toda clase de talleres y laboratorios de artesanía. También hay algunos monumentos interesantes, como la Basílica de Santa María o el Templo Cívico de San Sebastiano, uno de los pocos edificios religiosos de planta circular.

17:00 -18:00 

Pinacoteca Ambrosiana

Muy cerca de la Via Torino, se encuentra la Pinacoteca Ambrosiana, una de las mejores galerías de arte de Milán. En sus fondos, hay obras de Botticelli, Tiziano, Caravaggio y Leonardo da Vinci. De este último se conservan 1.000 páginas del Codex Atlanticus donde el artista dibujaba sus inventos con algunas explicaciones.

18.15 – 19:00 

Via Montenapoleone

Milán es uno de los centros mundiales de la moda y el diseño. Y el mejor sitio para descubrirlo es la Via Montenapoleone. Aquí se ubican las primeras firmas de moda y complementos y se respira lujo en cada esquina. La gente más “cool” de la ciudad se pasea por esta zona con sus elegantes atuendos. Prepara la tarjeta de crédito si quieres darte un capricho.

19:15 – 19:30

Iglesia de San Carlo al Corso

Inspirada en el Panteón de Roma, esta pequeña y singular iglesia es el sitio perfecto para recuperar la calma y aislarse durante unos minutos del bullicio de la zona mientras observas su arquitectura clásica. Tiene una curiosa fachada rematada con una cúpula y un altar que merecen especial atención. Piazza San Carlo.

19:45 – 20:30

Corso Vittorio Emanuele II

Si tu presupuesto no te ha dado para comprarte un capricho en la Via Montenapoleone, no te preocupes, porque si algo tiene Milán son tiendas para todos los bolsillos. En Corso Vittorio Emanuele II encontraras muchos y variados comercios. Además, sus edificios son muy característicos de la arquitectura milanesa.

21:00 – 23.00 

Cena en el restaurante Betulle

Para poner el broche de oro a tu escapada turística de dos días en Milán, nada mejor que una cena en el restaurante Betulle, situado dentro del complejo hotelero del Hotel Barceló de Milán, uno de los mejores de la ciudad. Su plato estrella es el risotto a la milanesa, pero su oferta es muy amplia y representativa de la cocina italiana en general y de la región lombarda en particular. Via Giorgio Stephenson, 55.

Día 1 Día 2