×
Otros destinos ×

Costa Teguise, un paraíso del ocio en Lanzarote

En la costa este de Lanzarote, a tan sólo ocho kilómetros de la capital conejera, se levanta a pie de playa el macrocomplejo turístico de Costa Teguise. Ejemplo del boom urbanístico experimentado por la isla a mediados de los setenta, este barrio es, junto a Puerto del Carmen y Playa Blanca, uno de los tres centros turísticos más importantes de Lanzarote. En su concepción urbanística tomó parte el omnipresente artista canario César Manrique, quien, preocupado por la sostenibilidad del pujante turismo, se esforzó por imprimir en Costa Teguise señas identitarias del Lanzarote antiguo. Alrededor del llamado Pueblo Marinero —homenaje de Manrique a la arquitectura tradicional canaria— se despliegan multitud de espacios abiertos, hoteles de lujo y urbanizaciones con reminiscencias de lujo setentero. Un campo de golf, un parque acuático y un gigantesco acuario completan, junto a las cuatro playas naturales del cinturón marítimo, la amplia y variada oferta recreativa de Costa Teguise.

Los orígenes de Costa Teguise: cuando todo esto era campo

A pesar de que Costa Teguise es la denominación oficial que recibe este enclave, si preguntas a un lugareño lo más probable es que se refiera al mismo como Río Tinto. Esto es así porque Explosivos Río Tinto S.A fue la primera compañía promotora que a mediados de los setenta comenzó a construir, previa compra de una enorme finca, el complejo turístico que hoy conocemos. Se sabe que antes de los hoteles y las urbanizaciones de lujo, en Costa Teguise se extendían incontables hectáreas de erial dedicadas al pasto de los ganados y a cultivos esporádicos de trigo y cebada donde se produjeron ocasionales hallazgos de cerámica aborigen en el subsuelo.

El aire setentero se deja sentir en algunos hoteles, los innumerables apartamentos y, cómo no, el famoso Pueblo Marinero de Manrique, cuya plaza homónima acoge actualmente tanto bares y restaurantes como diversos mercadillos. Otro vestigio casi tan antiguo se encuentra en la Residencia Real de La Mareta, situada a orillas del mar en las afueras de Costa Teguise, y cuya historia se remonta a finales de los setenta. Se trata de una lujosa construcción perteneciente, en origen, al rey Hussein I de Jordania, quien posteriormente la cedería al rey Juan Carlos I a modo de obsequio. Hoy forma parte del patrimonio canario, habiendo veraneado en ella durante años personalidades tan dispares como el exdirigente soviético Mijaíl Gorbachov y los expresidentes del Gobierno José María Aznar y  José Luis Rodríguez Zapatero.

costa teguise

Costa Teguise. Lanzarote.

Hoy son más de 7.000 los vecinos que habitan Costa Teguise, convirtiéndola en el núcleo más poblado del municipio homónimo. En un escenario de paredes blancas, reluciente carpintería verde y agradables jardines, convive los 365 días del año una mezcla de nacionalidades, formada tanto por autóctonos y peninsulares como por europeos atraídos por el buen tiempo.

Ocio a la carta en Costa Teguise

Costa Teguise se ha consolidado como uno de los mayores centros turísticos de Lanzarote, y lo ha hecho gracias a la ingente cantidad de actividades recreativas que ofrece. Entre sus estampas más comunes uno puede imaginarse a ejércitos de niños corriendo por los espaciosos patios del Pueblo Marinero mientras sus padres conversan animadamente, jarra de cerveza en mano, en algunas de las muchas terrazas que pueblan la zona.

Sin embargo, si lo que se busca es algo un poco más elaborado, desde hace años es posible visitar Aquapark Costa Teguise, el parque acuático más grande de Lanzarote, que cuenta además con un cine 10Ddiez porque incorpora elementos sensoriales, como chorros de agua o soplos de aire, a la experiencia cinematográfica— y un paintball indoor.

Si lo que queremos es sumergirnos en una actividad acuática sin mojarnos, niños y adultos adorarán el Aquarium Lanzarote, el acuario más grande de la isla, y a tan sólo unos pocos pasos del corazón del complejo. Su colección de 33 acuarios y 3 táctiles, que albergan cientos de especies en su interior, es una manera apasionante de evadirnos mientras conocemos la fauna de la isla. Además, el espacio incluye un acuario basura, que es una pequeña recreación del estado actual de ciertas zonas de las costas de Lanzarote, de tal manera que la conciencia ambiental esté también presente en este viaje submarino.

costa teguise

Costa Teguise. Lanzarote.

Las playas y su enorme oferta náutica son el otro gran pilar que no debemos olvidar. La playa de las Cucharas es la más grande y la única con fina arena dorada. En ella abundan las escuelas de windsurf, gracias a su privilegiada situación para este deporte.  La playa de los Charcos se encuentra casi contigua a la anterior, sólo que colmada de arena blanca y con una fama que la equipara a playa popular de Costa Teguise. La playa del Jablillo es la más pequeña y tranquila de las playas de Costa Teguise, debido principalmente a unos rompeolas que durante las mareas bajas prácticamente forman una piscina natural en torno a la misma. Su situación es inmejorable para la práctica de snorkel en sus inmediaciones. Por último, la playa Bastián es la más cercana a la capital, Arrecife, apareciendo manchada de negro por la presencia de picón volcánico en su arena.

Cráteres volcánicos como miradores al mar

De igual manera que la filosofía de César Manrique defendía la integración del urbanismo en el paraje rural, los atractivos de Costa Teguise deben buscarse, además de en su centro más turístico, también en su entorno más próximo. Explorada su faceta más costera, el interior también nos llama y nos seduce a través de las cimas volcánicas de las montañas de Tahiche, Tinaguache, Corona o Téjida.

Se trata de antiguas calderas volcánicas ubicadas en las proximidades del resort, cuyo ascenso revela al intrépido verdaderos balcones con vistas al Atlántico. La de Corona y la de Tinaguache son las más cercanas, y sus moderadas altitudes, no superiores a los 230 metros, las hacen accesibles casi a cualquier público. Tanto el color bermejo de sus pedreras como el viento alisio de sus barrancos son una constante en el recorrido. También lo son las impresionantes panorámicas que dejan sus cimas, desde las cuales son perfectamente distinguibles puntos de referencia de Costa Teguise, como el campo de golf y el Pueblo Marinero, los cruceros del puerto de Puerto Naos o incluso la antigua capital de Teguise y sus molinos de viento en el interior de la isla.

Información de interés

  • Cómo llegar:
    • En coche: A 8 km de Arrecife (capital) por Av. Las Palmas/LZ-18.
    • En bus:
      • Línea 01: Costa Teguise – Arrecife
      • Línea 03: Costa Teguise – Arrecife – Pto. del Carmen
      • Línea 11: Costa Teguise – mercadillo de Teguise (sólo los domingos)
      • Línea 25: Costa Teguise – Arrecife – Pto. del Carmen – Puerto Calero.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.