×
Otros destinos ×

Playa Blanca y Punta del Papagayo, un "paraíso" volcánico al sur de Lanzarote

La localidad de Playa Blanca, perteneciente al municipio de Yaiza, fue hasta los años 70 una pequeña aldea de pescadores perdida en el paisaje volcánico del sur de Lanzarote. Hasta que comenzaron a llegar los primeros turistas ingleses. Desde entonces, este pueblo de casi 12.000 habitantes se ha convertido en el más joven destino turístico de la isla; un «paraíso» donde caminar por un paseo marítimo de 7 kilómetros de longitud, con vistas a Fuerteventura y el islote de Lobos, o relajarse en las cercanas playas vírgenes de Punta del Papagayo, ubicadas en el Parque Natural de los Ajaches. Allí, el silencio, la arena dorada y el contraste del turquesa del mar con el color rojizo de las rocas volcánicas hacen del baño una experiencia inolvidable.

Playa Blanca es el lugar perfecto para olvidarse del mundo unos días, aunque sin renunciar a sus placeres. El larguísimo paseo marítimo ofrece planes para todos los gustos: ir de compras, probar la gastronomía local, a base de pescado y marisco, o acercarnos al puerto deportivo Marina Rubicón para practicar algún deporte acuático, jugar al pádel, o simplemente ver la puesta de sol desde una terraza. Los más fiesteros encontrarán diversión nocturna en la terraza lounge bar Marea, con espectaculares vistas, y en la discoteca Jungle´s. Para lo que prefieran planes más cultivados, el pueblo atesora dos Bienes de Interés Cultural: la torre de las Coloradas (o del Águila),  construida entre los años 1741 y 1744 como torre de defensa, y el faro de Pechiguera.

El mayor atractivo de Playa Blanca, sin embargo, es su condición de «campamento base» desde el que viajar a algunos de los parajes más espectaculares del sur de Lanzarote, que por momentos parece otro planeta. A pocos minutos en coche de la localidad, aguardan lugares como las tranquilas piscinas naturales de Los Charcones, el Parque Nacional de Timanfaya, los viñedos “volcánicos” de La Geria, las inmensas Salinas de Janubio o el “marciano” lago verde de El Golfo. En ferry desde Playa Blanca, un trayecto de apenas media hora nos acerca a la cercana isla de Fuerteventura, donde podemos pasar el día en las playas de dunas blancas de Corralejo.

En este artículo, sin embargo, queremos resaltar el que, por su belleza y situación de aislamiento, quizá sea el lugar más especial del sur de la isla: la Punta del Papagayo.

Punta del Papagayo, las mejores playas de Lanzarote

A unos minutos en coche de Playa Blanca, llegarás por una pista de tierra a un paraje de llanuras infinitas y rocas volcánicas que te hará sentir en Marte. Es la Punta del Papagayo, un lugar recóndito en el extremo sur de Lanzarote en el que, por estar dentro del Parque Natural de los Ajaches, deberás pagar 3 euros para acceder. Una cantidad irrisoria que te permitirá disfrutar durante todo el día de los verdaderos tesoros de esta zona a la que nunca llegó la feroz urbanización: sus playas vírgenes. Aquí, donde los únicos signos de civilización son un parking, un camping y un par de chiringuitos, te esperan Playa Mujeres, Caleta del Congrio, Caletón de San Marcial, Playa de la Cera, Playa del Pozo, Playa Puerto Muelas y la más popular de todas, Playa Papagayo.

Esta última, con su característica forma de media luna perfecta, está totalmente protegida del viento (como en general lo está Punta del Papagayo) por acantilados, lo que se agradece en una isla como Lanzarote. Al tratarse de una pequeña bahía, sus aguas son especialmente recomendables para la práctica del snorkel.

Arenas doradas, agua cristalina, poco viento y suave oleaje son un denominador común de todas las playas, a las que podrás acceder caminando desde el parking. Por su extensión, conseguirás encontrar un sitio alejado de la muchedumbre incluso en verano, cuando hay una gran afluencia turística. Si las visitas en temporada baja, te sentirás como un náufrago en una isla desierta.

Los aficionados al nudismo encontrarán su lugar en la Caleta del Congrio, que por estar relativamente alejada del parking suele estar también menos concurrida. Por su aislamiento, también es habitual encontrar nudistas en el Caletón de San Marcial, una pequeña calita a la que solo se puede llegar a pie por un camino de tierra desde Playa Mujeres.

Información de interés

  • Cómo llegar a Punta del Papagayo: Desde Playa Blanca, tomar la Avenida del Papagayo y, posteriormente, la Calle del Cercado, hasta encontrar la pista de tierra que lleva directa hasta las playas.

Planes cercanos

Planes relacionados