×
Otros destinos ×

Lanzarote y Alrededores

Arrecife, Yaiza, Tinajo, Teguise y Haría concentran buena parte de los atractivos turísticos de la isla de los volcanes. Sin embargo, el viajero que desee conocer Lanzarote en profundidad no debe dejar de visitar San Bartolomé y Tías, dos pequeños municipios situados a tiro de piedra de la capital.

San Bartolomé está emplazado en el corazón de la isla, así que vale la pena detener nuestro vehículo al pasar junto a él. Su reclamo más destacable es el conjunto formado por el Monumento al Campesino y la escultura a la Fecundidad, obras ambas de César Manrique, el artista más famoso de Lanzarote y, sin duda, el que más ha contribuido a su desarrollo turístico. El Monumento al Campesino está conformado por una serie de edificaciones inspiradas en las tradiciones constructivas lanzaroteñas, albergando espacios museísticos que permiten conocer los modos de vida tradicionales de los habitantes de la isla.

Por su parte, la escultura a la Fecundidad es una obra de estética vanguardista que sorprende por su altura —alcanza los 15 metros— y por la materia de la que está compuesta: tanques de agua obtenidos de barcos y elementos de hierro. Además, el conjunto acoge un restaurante donde se pueden degustar platos típicos de la gastronomía canaria, como el cochino negro o la carne de cabra estofada.

El Museo Etnográfico Tanit, situado en el centro de San Bartolomé, persigue un objetivo muy similar: dar a conocer los usos y costumbres de los habitantes de la isla, desde la época de los primeros pobladores aborígenes hasta la primera mitad del siglo XX. Por su parte, el Museo del vino El Grifo se encuentra en la bodega más antigua del archipiélago canario y recrea su proceso de elaboración con técnicas y maquinaria de época. Asimismo, presenta una biblioteca especializada en enología dotada de más de 5.000 ejemplares.

¿Quieres conocer más datos sobre el municipio? Ahí van: San Bartolomé posee también una elegante iglesia iniciada a finales del siglo XVIII, acoge un Mercadillo Agrícola y Artesanal cada domingo y, además, dentro de su jurisdicción se halla la zona residencial más extensa de la isla, Playa Honda.

La ruta continúa en el pintoresco pueblo de Tías, una localidad formada por casitas encaladas que se van agrupando en la ladera de la Montaña Blanca, dominadas todas ellas por la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. Este bello pueblo fue el lugar escogido por el Nobel de Literatura José Saramago para escribir, entre otros libros, su famoso Ensayo sobre la Ceguera.

Sin embargo, el centro turístico y núcleo más importante a nivel económico del municipio de Tías es Puerto del Carmen. Los aficionados al submarinismo disfrutarán en esta localidad de las que seguramente sean las tres inmersiones más espectaculares de Lanzarote: el Blue Hole, la Cueva de las Gambas y La Catedral. Por otro lado, Puerto del Carmen concentra dos de las áreas con mejor ambiente nocturno de Lanzarote: la avenida de las Playas y la zona de Varadero.

Te lo habíamos advertido, no hay que dejarse engañar por la reducida extensión de San Bartolomé y Tías. Ambos municipios aguardan al viajero para enamorarlo más si cabe de Lanzarote.

Planes relacionados