×
Otros destinos ×

Madrid en Navidad, luces y diversión

Grandes guirnaldas repletas de bombillas de colores iluminan las principales avenidas de Madrid, pequeños mercadillos se asientan en las plazas y suenan villancicos de fondo. Este es el ambiente de Navidad que tendrás en Madrid durante algo más de un mes. Con el encendido del alumbrado también se abre la veda de la compra de regalos, los estrenos de espectáculos y las celebraciones de cenas entre amigos. Sin olvidar a los niños que ya empiezan a gozar de una programación completa de cine, teatro y circo.

Luces de Navidad y autobús Naviluz

Existen muchas maneras de disfrutar del alumbrado, pero todas ellas deberían comenzar con un trayecto en Naviluz, el autobús que recorre las calles del centro en las fechas navideñas, y terminar en el árbol de Navidad que se viste de fantasía en la Puerta del Sol. Este autobús público y descapotable propone un atractivo itinerario por el centro de Madrid para disfrutar de la ornamentación de sus avenidas principales. Su recorrido, que comienza y termina en la Plaza de Colón, se puede reservar previamente online.

La iluminación especial suele iniciarse en la última semana de noviembre y finaliza pasada la celebración de los Reyes Magos. Además de las luces, también es habitual ver unos estilizados cerezos en algunas zonas de la capital como la Glorieta del emperador Carlos V (zona de Atocha), Matadero, la Plaza de Oriente y el patio de Conde Duque. No es algo fijo por lo que puede variar en años sucesivos.

Mercadillos navideños: Plaza Mayor

Los mercados navideños, tan típicos en Centroeuropa, son cada vez más populares en la capital. El más tradicional es el que se instala en la Plaza Mayor, en cuyo privilegiado marco centenares de personas buscan adornos para sus nacimientos. Además de árboles navideños, musgo y figuritas artesanas para el belén, este mercado ha ido evolucionando y vende artesanía y otros muchos artilugios que divierten a niños y adolescentes. Este espacio es perfecto para tomar un chocolate con churros mientras la música navideña suena por los altavoces o improvisados coros entonan alguna canción apropiada para esta época.

En otras muchas plazas de Madrid se instalan también decenas de puestecitos donde los viandantes son tentados con objetos artesanos llegados de todas las partes del mundo. Los encontrarás, entre otros lugares, en la Plazas de Ópera, de Jacinto Benavente y de la Lealtad. Otros mercados que merecen la pena son la Feria de Artesanía, que suele instalarse en el Paseo de Recoletos, y la Navideña Feria Internacional de las Culturas, que se monta en Matadero. En esta última, no solo se venden objetos, sino que se realizan actividades y actuaciones musicales.

Los Belenes de Madrid

En Madrid no existe una tradición tan arraigada en torno a los belenes como puede suceder en otras ciudades, pero también se pueden visitar algunos de gran calidad. Estas representaciones les encantarán sobre todo a los niños que disfrutarán viendo los automatismos de las figuras. Los que tienen más tradición son los del CentroCentro (ubicado en el Palacio de Cibeles), el de la Casa del Lector (en Matadero Madrid) y el de la Casa del Reloj (en la Puerta del Sol). En algunos templos también se instalan algunos muy interesantes, no dejes de consultar la programación si viajas en estas fechas. Y si vas a visitar el Real Sitio de San Lorenzo del Escorial, aprovecha para ver su belén monumental.

Navidad para niños: Cortylandia y otros planes

Si viajas a Madrid con la familia, compartiremos contigo grandes secretos para hacer felices a los niños: Cortylandia, pistas de hielo, carruseles y circos. Y los cuatro los tendrás en la Navidad madrileña al alcance de tu mano.

Cortylandia es un clásico que no pasa de moda. Desde 1979, los populares grandes almacenes de El Corte Inglés sitúan en sus centros más importantes un pequeño teatro que funciona a determinadas horas. La decoración y las historias cambian cada año por lo que la expectación de los niños no cesa. Para verlo en el centro tendrás que dirigirte a la fachada trasera de su centro comercial Sol-Preciados (Maestro Victoria, 4) y consultar los horarios de actuaciones.

Las pistas de hielo van variando de ubicación cada año, aunque lo más probable es que la encuentres en el CentroCentro, que es un centro cultural situado en el Palacio de Cibeles, donde también está el Ayuntamiento. Los preciosos carruseles clásicos también les harán brillar los ojos. Suelen ser verdaderas antigüedades y se colocan en plazas como la de Oriente o la de Santa Cruz.

Madrid sigue siendo una ciudad que apuesta por la diversión en los circos e incluso cuenta con uno fijo, el Circo Price. No dudes en consultar su programación porque cuenta con espectáculos que merecen mucho la pena.

Las obras de teatro, los estrenos de cine, las óperas y la magia forman parte también de las propuestas que los padres pueden elegir para sorprender a sus hijos.

Compras de Navidad

Si estás de viaje en Madrid, es una época perfecta para llevarte los regalos que esperan tus familiares. Las opciones son tan variadas como las zonas de compras, pero hay unas que no debes dejar de recorrer, las situadas en torno a la Plaza Mayor, Puerta del Sol, Gran Vía y Callao. En las calles que integran el centro de la capital encontrarás todo tipo de franquicias, pero si quieres buscar algo más original puedes acercarte a los mercadillos de artesanía y a la calle Fuencarral.

Dulces navideños

¡Qué sería de una Navidad sin sus dulces tradicionales! Es imposible imaginar una casa madrileña sin turrón, polvorones, fruta confitada o roscón de reyes. Es más, para muchos no comienzan las fiestas hasta que no los adquieren en su tienda habitual. En Madrid hay algunos obradores que gozan de fama como el horno de San Onofre, que tiene una gran variedad de roscones de reyes, el de La Miguiña o la Pastelería Mallorca.

Algunas pastelerías con gran tradición son la Casa Mira, inaugurada en 1942, que está especializada en turrones; la antigua Pastelería del Pozo, de 1830, con exquisitos hojaldres y su pan de Cádiz (un gran mazapán con membrillo, yema y coco). También con solera está El Riojano, una tiendecita fundada por el pastelero de la reina Isabel en 1855. Merece la pena visitarla, aunque solo sea por la decoración del local, donde trabajaron los ebanistas reales. En su salón de té puedes pedir pestiños, bartolillos, tortas de almendra…

Si estás en la capital el 5 de enero puedes acercarte a la Puerta del Sol para colaborar en la campaña de Aldeas Infantiles, ya que se organiza un evento con actuaciones musicales y reparto de roscón de reyes con chocolate caliente.

Información de interés

Cómo llegar al Centro de Madrid

  • En Metro: las estaciones de Metro más cercanas son Sol (L1, L2 y L3), Callao (L3 y L5), Sevilla (L2) y Gran Vía (L1 y L5).
  • En autobús urbano. Consulta la web de la EMT.
  • En tren: Cercanías de Renfe. Estación Sol y Recoletos.

Planes cercanos

Planes relacionados