×
Otros destinos ×

La Costa del Sol, 150 kilómetros entre la sierra y el mar

La Costa del Sol tiene más de 150 kilómetros de litoral en la provincia de Málaga y su nombre lo dice todo. Es un territorio bañado por el Mediterráneo, sí, pero también por un sol que luce más de 325 días al año. Al menos, es lo que dicen las estadísticas.  Y esto es común para todas las población costeras, todas bellísimas por cierto, que se agrupan bajo esta denominación común.

Si hiciéramos un recorrido lineal por los pueblos de la Costa del Sol de Málaga, deberíamos comenzar, si lo hacemos de Norte a Sur, por la playa de Naro, en Nerja, y seguir por Torrox y Vélez-Málaga. La ruta continuaría después por Rincón de la Victoria, Torremolinos y Benalmádena, para seguir, más al sur, hasta Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, Manilva y Casares. Hay quien incluye también San Roque y La Línea de la Concepción, ya en la provincia de Cádiz. Pues bien, cualquiera de estas paradas sería un destino ideal para pasar unas vacaciones de ensueño, porque las posibilidades de ocio, empezando por sus playas, son infinitas.

Las playas de la Costa del Sol

Y es que cada pueblo de la costa de Málaga cuenta con playas con mucho encanto. Unas son más bulliciosas que otras, las hay tranquilas y solitarias, incluso hay alguna virgen con vegetación, pero casi todas están dotadas de importantes servicios. En total, 124. Y la cordillera Penibética, con sierras que a menudo superan los 1.000 metros de altitud, transcurre en línea paralela a la costa, por lo que los pueblos costeros de Málaga se hallan encajados entre la sierra y el mar.

La Costa del Sol de Málaga, hay que decirlo, es una de las zonas turísticas más importantes de España y del mundo. Y, como es lógico, existe una oferta amplísima de alojamientos, posiblemente la mayor de Andalucía. No en vano hay 15 puertos deportivos y clubes náuticos, campos de golf, casinos, instalaciones deportivas de todo tipo, restaurantes con estrellas Michelin y multitud de propuestas de ocio.

Qué ver en la Costa del Sol

Sería imposible enumerar todos los atractivos turísticos que existen en todos los pueblos y playas que jalonan la Costa del Sol, pero sí hay que citar algunos destinos imprescindibles si uno visita esta zona del sur peninsular:

Málaga, la capital de la Costa del Sol. Es una de las ciudades españolas más atractivas. Sus relevantes museos, como el Carmen Thyssen, el dedicado a Picasso y el Pompidou, le han otorgado un gran brillo cultural. Y esta oferta se suma a otros espacios tradicionales interesantes que merecen visitarse, como la Alcazaba, el castillo de Gibralfaro, la calle Larios, la plaza de la Constitución, la zona del Muelle 1, etc.

Cuevas de Nerja

Cuevas de Nerja. Declarado Monumento Histórico Artístico, es uno de los grandes yacimientos arqueológicos de Andalucía. Aspira a ser declarada en breve Patrimonio Mundial por la Unesco.

Mijas. Es un pueblo de calles blancas y empinadas con vistas al Mediterráneo que tiene la singularidad de tener burros-taxi.

Marbella. Es uno de los destinos de vacaciones más exclusivos de España, que ha atraído a ricos y famosos de medio mundo. El emblema del lujo se encuentra en Puerto Banús, donde se pueden ver yates espectaculares. Sin embargo, su casco histórico sigue conservando el encanto original y la esencia propia de un pueblo de pescadores andaluz, con sus calles blancas y estrechas.

Qué hacer en la Costa del Sol

Son también innumerables las actividades, escapadas y propuestas de ocio que cabrían en un territorio tan extenso como el que conforma la Costa del Sol. Proponemos sólo algunas:

Recorrer las mejores playas de la Costa del Sol. Las hay de gran belleza, como las de Maro, en Nerja; Playa Real de Zaragoza y Cabopino, en Marbella, o La Rada, en Estepona.

Espetos en Estepona

Degustar las sardinas que se asan, recién pescadas, a pie de playa, o los boquerones fritos. Ir de tapas es la mejor manera de saborear y apreciar la gastronomía local.

Si el viajero está en la Costa del Sol en el mes de agosto, debe unirse a la fiesta y participar en la Feria de Málaga. Dura nueve días y es una de las más singulares de España.

Si se quiere divisar la Costa del Sol desde el aire, nada mejor que tomar el Teleférico en Benalmádena y subir hasta el monte Calamorro. Una vez arriba, las vistas son espectaculares y, si se desea, se pueden hacer rutas de senderismo o en bicicleta.

Visitar Benalmádena y su parque de atracciones y espectáculos Tívoli World, que ofrece toda una experiencia de entretenimiento para disfrutar de un día fantástico en familia o con amigos. Hay más de 30 atracciones para todos los gustos y para todos los públicos: caída libre de 60 metros, caída infantil de 9 metros, noria gigante, montaña rusa, barco misterioso, trenecito turístico, casa del terror, circuito de karts, coches de choque, etc.

Los amantes del golf tienen suerte si quieren practicar su deporte favorito mientras hacen turismo por la zona. Basta saber que a la Costa del Sol también le llaman Costa del Golf. Y es que la provincia de Málaga posee una de las mayores concentraciones de campos de golf de Europa: 21 en Marbella, 11 en Mijas, 10 en Estepona, 6 en Benahavís, 9 en San Roque, 3 en Málaga, 2 en Casares, Rincón de la Victoria y Benalmádena y 1 en Vélez-Málaga, Fuengirola, Nerja y Manilva. A éstos se suman otros en las localidades del interior.

Planes cercanos

Planes relacionados