×
Otros destinos ×

Escapada romántica a Málaga, enamora y déjate enamorar

Si estás pensando en una escapada romántica en Málaga, aquí te presentamos algunas opciones  para sorprender y ser sorprendido. Atardeceres con vistas al mar, paseos en barco por su bahía o restaurantes idóneos para decir “te quiero” harán que la estancia con tu pareja sea algo más que especial.

Paseo por la Alcazaba y Castillo de Gibralfaro

En el centro histórico de Málaga se sitúa la Alcazaba, santo y seña del pasado árabe malagueño. Este lugar conjuga belleza e historia y brinda unas vistas panorámicas increíbles de la ciudad desde el Castillo y el Mirador de Gibralfaro. Hay que dejarse seducir por el misterio que guardan sus piedras y adentrarse en la magia de sus muros mientras camináis por uno de los lugares románticos de Málaga más característicos.

Atardecer en la playa de Los Baños del Carmen

Se dice, se rumorea que desde este lugar se ven los atardeceres más bonitos y espectaculares de toda la Costa del Sol. Y si a esto le sumamos el rumor de las olas del mar, una música sugerente de fondo y las miradas con tu pareja tenemos un plan romántico perfecto en Málaga. Este enclave, situado entre los barrios de Pedregalejo y La Malagueta, también ofrece la posibilidad de dar un paseo idílico por la playa y tomar algo o comer en un local con vistas a la bahía malagueña.

Subir a un coche de caballos

En un fin de semana romántico en Málaga no puede faltar un recorrido en un coche de caballos. Disfrutar de los lugares más pintorescos y característicos de la ciudad mientras abrazas a tu amor con el traqueteo de los caballos hará que os sintáis como en una fábula de príncipes y princesas. Para contratarlo, basta con acudir a una de las paradas que hay, por ejemplo,  en la céntrica Avenida de Cervantes o en la Plaza de la Marina.

Paseo en barco por la bahía

Dentro de un plan romántico en Málaga, un paseo en barco por su bahía puede ser una experiencia indescriptible. Hay multitud de compañías que, ancladas en el puerto de la ciudad, zarpan para llevarte a disfrutar del mar, el paisaje de la costa y la caricia de la  brisa marinera. Y después de este paseo que surca el Mar de Alborán, podéis acercaros al Muelle Uno, la zona comercial del puerto, para continuar con una cerveza, unas tapas o unas compras para regalaros algún detallito.

Cena en una terraza con vistas a la catedral

Conocida como “la manquita”, la impresionante catedral malacitana ofrece un escenario de fondo único para una cena romántica en Málaga a la luz de la luna. Justo al lado, en la preciosa plaza del Obispo, se sitúa el restaurante L’Experience. Reserva una mesa en su terraza al aire libre porque, además de degustar su cocina mediterránea con productos frescos, os podréis contagiar del encanto del centro histórico malagueño.

Rincones idílicos en el Parque de Málaga

En el centro de la ciudad se encuentra uno de los parques públicos más importantes de Europa en cuanto a vegetación se refiere. El Parque de Málaga ocupa más de 650 metros cuadrados y acoge coquetos senderos, árboles y plantas exóticas, esculturas y fuentes mágicas. Disfruta  junto con  la persona que amas de alguno de sus rincones idílicos y aprovecha este lugar para lanzar alguna proposición.

Tomar un vino dulce

Si hay algo dulce en la vida, es el amor. Y amor y vino es una combinación perfecta. El vino dulce de Málaga o moscatel es conocido y apreciado tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. En la ciudad podrás encontrar numerosas bodegas emblemáticas y con solera como El Pimpi, todo un clásico malagueño. Entre flores y patios típicos andaluces podréis endulzar más aún vuestra historia de amor.

Paseo por la calle Larios

Aunque ahora se ha convertido en una zona comercial de la ciudad, es la calle más emblemática de Málaga. En Navidad, por sus luces y música, y en Semana Santa, por sus pasos y procesiones. La artería principal malagueña es el punto de partida ideal  para adentrarse en los callejones y callejuelas adyacentes y perderse por el casco histórico sin rumbo ni timón junto a tu pareja. Y para descansar y reponer fuerzas, nada como comer en alguno de los muchos restaurantes del centro, ubicados en plazas encantadoras y rinconcitos de ensueño.

Tablao Flamenco

Que Málaga tiene arte es indiscutible. Inspiradora de artistas, poetas o pintores como Picasso, siempre ha estado envuelta por ese embrujo del cante y del baile flamenco. Prueba de ello son los locales que existen en la ciudad donde disfrutar de este arte y toda su idiosincrasia. Uno de ellos, el Tablao “Los Amaya”, ubicado dentro de un palacete del siglo XIX en la calle Beatas, pertenece a una de las familias con más tradición en el mundo flamenco. Sentados en las típicas y coloridas sillas de enea y con toda una decoración que invita al duende disfrutareis del mejor arte andaluz en pareja.

Baños árabes Hammam Al-Ándalus

Masajes, aromas deliciosos y relax dentro de una arquitectura morisca que invita a trasladarse a la época nazarí. Los baños árabes Hammam Al-Ándalus están situados cerca de la Iglesia de los Mártires. Música andalusí, luz tenue, vapores aromáticos y varios tipos de baños os harán perder el sentido del cuerpo y la mente.

Planes cercanos

Planes relacionados