×
Otros destinos ×

Qué ver en Ronda, la ‘ciudad soñada’ de Andalucía

A solo 100 kilómetros al oeste de Málaga, atalayada en lo alto de una meseta cortada a cuchillo por el desfiladero del río Guadalevín, se alza orgullosa Ronda, la tercera ciudad más visitada de Andalucía. No le faltan razones a esta antiguo y pintoresco lugar por el que han pasado celtas –fundaron lo que fue el germen de la ciudad, entonces llamada Arunda, en el siglo VI a.C.-, fenicios, romanos, árabes y, finalmente, cristianos, quienes reconquistarían Ronda liderados por los Reyes Católicos en 1485. Ciudad amurallada envuelta en leyendas de bandoleros y toreros, Ronda adquiriría un halo romántico con los relatos de escritores y viajeros extranjeros del siglo XIX como Washington Irving, Prosper Mérimée y Paul Gustave Doré. El mito continuaría en el siglo XX con el poeta checo Rainer Maria Rilke, quien, tras haber viajado por toda Europa, se instalaría dos meses en Ronda y le daría su sobrenombre de “ciudad soñada”: «He buscado por todas partes la ciudad soñada, y al fin la he encontrado en Ronda… No hay nada más inesperado en España que esta ciudad salvaje y montañera», escribió sobre la urbe, cuyo símbolo más universal es el prodigioso Puente Nuevo, que comunica la ciudad vieja con la nueva sobre un abismo de 100 metros de profundidad.

Qué hacer en Ronda: un paseo por los lugares imprescindibles

En este paseo por Ronda recorreremos los más interesantes monumentos de esta ciudad milenaria, que ha estado tradicionalmente dividida en tres barrios: la Ronda moderna surgida a partir del siglo XVI, ubicada al norte y llamada El Mercadillo, está conectada mediante el Puente Nuevo y otros con el centro histórico, conocido como La Ciudad y situado al sur del río Guadalevín. Por último, en el extremo sur y más elevado de Ronda se encuentra el barrio de San Francisco, el más antiguo de la ciudad, donde se encuentran los restos de la alcazaba y muralla árabes, que a su vez fueron construidas sobre el Castillo del Laurel de época romana.

  • Plaza de Toros de Ronda: No es casualidad que al norte de Ronda, cuna de la tauromaquia moderna, encontramos el coso taurino más antiguo y monumental de España. Construida a finales del siglo XVII por la Real Maestranza de Caballería de Ronda, una institución nacida para velar por que no se perdiera el arte ecuestre, se trata de una preciosa y elegante plaza en la que cada septiembre, desde 1954, se celebra las célebres corridas goyescas, que nos trasladan a la época de este pintor.

    Plaza de Toros de Ronda

  • La Alameda del Tajo: Junto a la Plaza de Toros se encuentra este precioso paseo arbolado de principios del siglo XIX (con ejemplares de hace más de 200 años), que se asoma al famoso Tajo o desfiladero de Ronda ofreciendo magníficas vistas de los alrededores y la Serranía. El mejor punto de observación es el llamado Mirador del Coño, porque esa es la primera palabra que suele salir de quienes se asoman a él.
  • Puente Nuevo: Terminado en 1793, esta obra maestra de 98 metros de altura que cruza el Tajo de Ronda, conectando el casco antiguo con la zona moderna de El Mercadillo, es el símbolo más reconocible de la ciudad. No hay mucho más que decir: lo mejor es cruzarlo y alucinar con el vértigo que produce asomarse a su increíble panorámica.
  • Palacio de Mondragón: Una vez en el casco antiguo, es ineludible visitar este palacio mudéjar-renacentista que fue la residencia de los reyes andalusíes de la Taifa de Ronda y, posteriormente, de los gobernadores del reino nazarí de Granada; hasta que los Reyes Católicos tomaron la ciudad en 1485. Ocupado en la actualidad por el Museo Municipal de Ronda, visitarlo es una buena excusa para ver sus hermosos patios interiores.
  • Iglesia Santa María la Mayor: Levantada tras la conquista cristiana sobre la antigua mezquita mayor de Ronda, esta iglesia del siglo XIV aún conserva elementos árabes como restos del mihrab. Construida en estilo gótico, destacan elementos de épocas posteriores como el coro renacentista y el retablo barroco de la Virgen del Mayor Dolor.
  • Casa del Rey Moro: Ubicado al filo de la garganta del río Guadalevín, este recinto se compone de tres elementos: una casa neomudéjar del siglo XVIII (el interior no puede visitarse), una mina de captación de agua de época musulmana y unos preciosos jardines aterrazados diseñados por el paisajista francés Forestier en 1923. Desde el jardín, unas vertiginosas escaleras nos permiten descender hasta la orilla misma del Guadalevín.
  • Puerta de Almocábar: Ya en el barrio de San Francisco, al sur de Ronda, podemos visitar los restos de las murallas musulmanas y la fantástica Puerta de Almocábar, del siglo XIII, que era el acceso a la ciudad desde el sur en tiempos árabes.
  • Baños Árabes de Ronda: Al pie de la muralla, encontramos este hammam del siglo XIII, el mejor conservado de época árabe de toda la Península Ibérica. Se abastecía de agua del cercano Arroyo de las Culebras gracias a un sistema de noria que se conserva perfectamente.

Dónde comer en Ronda: los mejores restaurantes

Si queremos ir a tomar el apertivo, la Plaza del Socorro y las calles aledañas son un buen lugar para tapear en sus múltiples terrazas. A la hora de comer o cenar, existen reputados locales de cocina tradicional como el restaurante Pedro Romero, que ofrece desde 1971 platos típicos como las migas serranas, la perdiz con alubias o su plato más apreciado, el rabo de toro.

Otros restaurantes con solera donde probar la mejor cocina andaluza son el Mesón Carmen la de Ronda y Casa María, que enamora por su trato y ambiente familiar. También está la opción de probar el Parador Nacional de Ronda, que dispone de un restaurante de cocina andaluza y mediterránea y otro, El Manzel de Ronda, especializado en cocina de la provincia malagueña.

¿Quieres algo más? Descubre la serranía de Ronda

Si disponéis de tiempo para visitar los alrededores, no dudéis en acercaros a la hermosa Serranía de Ronda, un paraje singular en el que podemos visitar varios parques naturales como el de Los Alcornocales, donde se conserva el último reducto de selva de Europa gracias a un microclima semejante al tropical, o el de la Sierra de Grazalema, que ostenta el inesperado honor de ser el punto en el que más llueve de España.

Por último, no dejéis de visitar el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, donde crece una especie de abeto que solo puede encontrarse en la Serranía de Ronda, el pinsapo. Además, en este peculiar paraje podéis encontrar la tercera sima más profunda del mundo, la GESM (1.100 metros).

Información de interés

Cómo llegar a Ronda

  • Coche: Carretera A357, hasta el cruce situado pasado Ardales. Continuar hacia Cuevas del Becerro y Ronda.
  • Buses: Desde la estación de autobuses de Málaga, varios autobuses diarios de las empresas Los Amarillos, Sierra de las nieves y CTSA Portillo.
  • Tren: Varios trenes diarios desde la estación María Zambrano.

Planes cercanos

Planes relacionados