×
Otros destinos ×

¿Dónde salir en Málaga? Los mejores planes de ocio nocturno

Ubicada en plena Costa del Sol, tiene uno de los climas más cálidos de Europa y noches templadas casi todo el año. Con este escenario, no existen excusas para no disfrutar del ocio nocturno que ofrece la ciudad de Málaga.

El centro histórico, la zona de El Palo, el barrio del Pedregalejo, e incluso la posibilidad de visitar otras localidades costeras con ambiente como Marbella, Torremolinos o Benalmádena, hacen de esta ciudad un reclamo para todo aquel que vaya en busca de un poco de diversión. Salir por Málaga de noche brinda la oportunidad, ya seas turista o autóctono, de conocer la ciudad desde una perspectiva única, apta para todas las edades y gustos musicales.

Salir por Málaga Centro

Una de las ventajas del salir por el centro de Málaga es la cercanía entre todos los puntos de interés. El ambiente festivo se respira en cada rincón, es por ello que es una de las ciudades más populares para el turismo de escapada durante todo el año.

La algarabía que durante el día resuena por la Calle Larios, el Pasaje de Chinitas, o los alrededores de la Catedral de la Encarnación, la Alcazaba y el Teatro Romano, se traslada a medida que anochece a otra zona cercana, a poco más de cuatro minutos andando. Es bueno comenzar la noche en Bodega Bar El Pimpi, un sitio con solera donde “templar” los ánimos a base del típico vino dulce de Málaga antes de seguir con el itinerario nocturno.

  • Plaza Mitjana: La Plaza del Marqués del Vado del Maestre, comúnmente conocida como Plaza Mitjana, y sus alrededores, son los puntos neurálgicos donde se inicia la marcha malagueña. Múltiples bares de copas y algunas de las discotecas más célebres, como Malafama Club, Theatro Club Málaga, o Sala Gold se dispersan por el entramado de calles que conducen a otro de los lugares claves para salir en Málaga centro, la Plaza de Uncibay.
  • Plaza de Uncibay: Esta moderna plaza, reformada en 1989 y presidida por un enorme pilar en el centro, es otro de los espacios donde se congregan jóvenes (y no tan jóvenes) para comenzar la noche. Ocupada en su mayor parte por terrazas de bares y restaurantes, los bares de copas y clubs nocturnos se diseminan por sus aledaños. En ella encontrarás discotecas como Andén, una de las más grandes y famosas de la ciudad y el lugar perfecto para los amantes de la música comercial y el “pachangueo”.
  • Plaza de la Merced: Otro de los lugares que no deben de faltar en el itinerario nocturno malagueño es esta plaza, también conocida como Plaza del Mercado, y lugar de nacimiento de Pablo Picasso. Circundándola podrás encontrar restaurantes, terrazas, heladerías y pubs, pero sobre todo, durante el fin de semana es el punto de encuentro de los más jóvenes, que se reúnen con sus amigos para comenzar su noche charlando y tomando alguna copa antes de ir a los clubs y discotecas.

Azoteas y miradores para contemplar Málaga de noche

En Málaga puedes disfrutar de terrazas y azoteas en todas las estaciones del año. Gracias a su clima mediterráneo, la ciudad goza de inviernos suaves y veranos cálidos, perfectamente aptos para que este tipo de ocio esté viviendo un momento de auge.

Los rooftops son una opción extraordinaria para salir en Málaga cuando empieza a caer el sol. De hecho, no hay perspectiva mejor que la que obtendrás saboreando Málaga al atardecer cóctel en mano.

  • En Málaga Centro hay varias opciones, aptas para todos los bolsillos. En la terraza del Oasis Hostel, en la calle San Telmo 14, encontrarás un ambiente internacional, moderno y con precios asequibles. O la azotea del Hotel Larios, ubicado en la famosa Calle Larios, donde la relajante música chill out y unas privilegiadas vistas a la Catedral ofrecen el momento de relax perfecto previo a una velada única.
  • Si buscas salir de fiesta y rodearte de la gente más cosmopolita de la ciudad, la nueva terraza del Hotel Barceló Málaga, B-Heaven, es el lugar ideal. Puedes comenzar disfrutando de su oferta gastronómica y continuar la velada con las primeras copas en su zona lounge. Y todo ello, mientras el sol se pone sobre el skyline malagueño.
  • Para ver la ciudad desde la lejanía, hay que huir del bullicio y subir al Parador de Málaga Gibralfaro. Con vistas a la Bahía, su terraza es un balcón al Mediterráneo. Una opción adecuada para los que buscan conocer Málaga de noche desde un punto de vista más sosegado.

El Palo y Pedregalejo: salir en Málaga cerca del mar

Algunos barrios de Málaga conservan esa naturaleza marinera, reclamo para los que buscan vivir una auténtica experiencia mediterránea. Pero además, los barrios de pescadores se han convertido en los espacios más animados y cosmopolitas de la ciudad. Salir en Málaga por El Palo o Pedregalejo es una parada obligatoria si visitas la ciudad.

El Palo es uno de los lugares más recomendados para comer pescado frito y otras propuestas gastronómicas tradicionales, como los espetos, una forma de preparar pescado –especialmente sardinas- clavándolas en un palo y asándolas a la parrilla o sobre brasas. Después de la cena, la noche continúa en Pedregalejo con copas en los sitios de moda, como Swan, La Galerna o Bar Kali.

Salir por Málaga en sus fiestas típicas

Dicen que para conocer la verdadera esencia de una ciudad hay que convivir con sus gentes y disfrutar de sus tradiciones. Hay determinados momentos del año en el que la fiesta en Málaga no está en sus pubs y discotecas, sino en sus calles y en la algarabía de sus gentes.

  • Feria de Málaga: Es quizás uno de los momentos más esperados del año. Durante los días que dura la Feria de Málaga, por el día la ciudad se viste de gala en los alrededores de la Calle Larios. Durante la noche, la fiesta se traslada al Cortijo de Torres, más conocido como “El Real”, un lugar con más 80 hectáreas en el que los aromas de las casetas, el colorido de los trajes de gitana, y el ritmo de los verdiales y charangas, despiertan todos los sentidos. Y a la vuelta, para el que sea capaz de aguantar hasta el final los estragos de la noche, hay que volver al epicentro de la ciudad, la Plaza de la Constitución, a disfrutar de un reconfortante desayuno típico malagueño: Un mollete de Antequera, con su chorrito de aceite de oliva virgen extra, tomate y jamón serrano.
  • Semana Santa: Declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde 2017, durante la Semana Santa, Málaga se llena de turistas y curiosos que quieren vivir en primera persona esta experiencia tan particular. Además de las tradicionales procesiones, la oferta de ocio nocturno está más viva que nunca y salir de fiesta es muy fácil, ya que muchos de sus bares abren hasta altas horas de la madrugada.
  • Festival de Cine de Málaga: Si hay un momento en el que la ciudad de viste de gala, llena sus calles de alfombras rojas y es habitual compartir espacios con algunos de los actores más consagrados del panorama español, es durante el Festival de Cine de Málaga en el mes de abril. La apuesta de la ciudad por la cultura cinematográfica española la convierte durante una semana en un gran cine al aire libre. De noche, Málaga se llena de glamour y salir de fiesta es casi una obligación.

Planes cercanos

Planes relacionados