×
Otros destinos ×

Qué ver en Torremolinos. Siente y vive la magia de un verano especial

Situado a solo 13 kilómetros de distancia de Málaga, Torremolinos, antigua pedanía de pescadores es hoy en día un fantástico destino de vacaciones si lo que se busca son buenas playas, excelente clima, comer bien y animada vida nocturna. Muchos son los encantos de este municipio con más de 68.000 habitantes censados, de los cuales unos 15.000 son extranjeros que se han dejado enamorar por sus encantos.

Cómo ha cambiado Torremolinos

En los años cincuenta, década clave para la ciudad de Torremolinos, ésta se convirtió en uno de los destinos más solicitados de la Costa del Sol. Hasta ella llegaban numerosos extranjeros, atraídos por el carácter liberal de la ciudad: intelectuales de la época, artistas y también muchas personalidades de la jet set disfrutaban del sol durante el día y de la animación de la noche. Eran los años de la “movida malagueña. Hoy en día, sigue siendo muy conocida su vida nocturna gracias a la variedad de locales y chiringuitos donde poder seguir la fiesta hasta altas horas de la madrugada todos los días del año.

Las playas de Torremolinos

Muchos aseguran que en Torremolinos están las mejores playas de Málaga, tanto por su extensión como por su tipo de arena. Una de las más conocidas es la Playa del Bajondillo, situada en el barrio que le da nombre, entre Playamar y la Playa de la Carihuela. Con 40 metros de anchura y más de un kilómetro de extensión, esta playa es una de las más visitadas por su cercanía con el centro de la ciudad y lo sencillo de su acceso. Además, en ella se puede practicar deportes acuáticos y disfrutar de una jornada de sol muy tranquila.

La otra playa más concurrida de Torremolinos es la Carihuela, con una extensión de 2.100 metros y también 40 metros de ancho. Dicen que es la mejor playa urbana de todo Málaga por sus aguas limpias y su arena fina. Antiguamente, vivían en esta zona decenas de pescadores que se adentraban al mar cada día y, hoy en día, triunfan entre los visitantes sus restaurantes o chiringuitos situados a pie de playa: pescaíto frito, gazpacho o cualquiera de las delicias malagueñas. Si lo prefieres, también puedes disfrutar de su ancho paseo marítimo, perfecto para una jornada de shopping y repleto de restaurantes y locales de fiesta.

Qué hacer en Torremolinos

  • Calle de San Miguel, el centro neurálgico de la ciudad: Todo ocurre alrededor de ella. Se trata de una vía peatonal atestada de comercios, tiendas y vecinos. Al final de la calle, se desemboca en el paseo marítimo y en la playa del Bajondillo. Paseando por San Miguel, nos toparemos con el Molino de la Torre, construido en el siglo XIV y desde donde los guardias del reino de Granada defendían la ciudad, vigilando desde su excelente emplazamiento, en lo alto de un acantilado, la posible llegada de enemigos que podían atacar desde el mar. Hoy en día se la conoce como la Torre de Pimentel.
  • Parque de la Batería, un precioso lugar donde desconectar: Está situado al norte de la Carihuela. En él se puede montar en bici, pasear o disfrutar de una jornada de picnic en familia, en alguno de sus rincones. Pero sus principales activos son el lago, en el que se puede navegar alquilando alguna de las barcas, o la torre mirador, desde donde contemplar unas preciosas vistas de la localidad malagueña.
  • Centro Cultural Pablo Picasso: Es otro de los atractivos culturales que ofrece Torremolinos. Hoy en día se imparten talleres artísticos para todas las edades, pero años atrás fue el Antiguo Colegio de Huérfanos Ferroviarios, construido en 1935 por el arquitecto Francisco Alonso Martos. Está declarado Bien de Interés Cultural desde 1990.

Pero si visitas Torremolinos en familia, no puedes perderte la oportunidad de disfrutar de una jornada en el Aqualand Torremolinos, situado en la calle Cuba número 10. Toboganes, zonas de olas para surfear, piscina para los más pequeños…, un universo acuático para todas las edades donde la diversión está asegurada convenientemente situado a muy poca distancia del centro.

Mercadillos en Torremolinos

Si te gusta ir de compras, Torremolinos ofrece un plan diferente y muy divertido, ya que a lo largo del año, los distintos barrios proponen sus calles para celebrar sus míticos mercadillos: ropa, productos de hogar, complementos, decoración, productos de limpieza y comida se pueden adquirir en cualquiera de los puestos. Además, todos los días se puede visitar el Recinto Ferial de Torremolinos y, los sábados, se celebra el Mercadillo de Coches Usados: si buscas alguna pieza de museo puede que la encuentres aquí.

¿Dónde comer en Torremolinos?

Tapas, comida elaborada, cocina de fusión… ¿Qué buscas exactamente? Porque sea lo que sea, no te será difícil encontrarlo. Lo mejor de Torremolinos es que cuenta con producto de calidad local a buen precio, todo un lujo.

Algunas propuestas: en El Gato Lounge podrás degustar tapas creativas y cócteles a la vez que disfrutas de unas maravillosas vistas del mar. Pero si lo que buscas es saborear un delicioso arroz, puedes acercarte al Restaurante Chiringuito Los Manueles, situado en un lugar privilegiado, en Playamar. ¿Se te ocurre mejor plan que saborear un arroz con marisco, con verduras o arroz caldoso a pie de playa?

Si tu plan es hacer turismo por el interior y buscas un restaurante con cocina más elaborada, en la Avenida de España encontrarás el restaurante Caliu, en el que necesitarás reservar con antelación. El pulpo al carbón, la provoleta con finas hierbas y boletus o la suprema de salmón noruego con salsa de berberechos son algunas de sus especialidades. Es una opción perfecta también para cenar, ya que el restaurante tiene un encantador patio perfecto para celebrar las ocasiones especiales.

Planes cercanos

Planes relacionados