×
Otros destinos ×

Marineland Mallorca, mucho más que un zoo acuático

Pasar un día en Marineland es, sin duda, una de las mejores maneras de que los más pequeños de la familia disfruten de una forma diferente de la isla de Mallorca. Pero este parque no está diseñado sólo para que los niños se diviertan. También los adultos pueden aprender mucho en una visita a Marineland en la que conocerán sorprendentes detalles sobre la vida en cautividad de los animales que viven en este zoo.

Aunque Marineland está especializado en especies marinas (de ahí su nombre), también ofrece un amplio muestrario de animales terrestres –muchos de ellos procedentes de países tropicales–. Dedica, además, un importante capítulo a la fauna autóctona del Mediterráneo y de Mallorca, en particular.

El parque Marineland abre los meses menos fríos del año y durante unas horas cada día. De esta manera, se interviene lo menos posible en los ciclos vitales de los animales y se garantizan los cuidados necesarios para su supervivencia y bienestar.

Cómo es Marineland Mallorca

Marineland Mallorca abrió sus puertas en 1970 en la conocida playa de Costa d’en Blanes, en Calvià. Desde ese momento se convirtió en un referente de ocio educativo para muchas familias de la isla y también para aquellas que, cada año, vienen a Mallorca en sus vacaciones. De hecho, aquí se encuentra el primero de los delfinarios abiertos en toda España.

El complejo está dividido en varias áreas temáticas, en función del tipo de animales o de hábitat que se pretenda recrear en ellas. De todas estas zonas, probablemente la más visitada sea el delfinario, cuyos siete delfines mulares protagonizan también uno de los espectáculos más aplaudidos por los visitantes de Marineland.

Junto a éste, los acuarios y piscinas de animales marinos son las zonas más espectaculares del complejo. Pero también existe la posibilidad de contemplar la evolución de los animales que viven en el aviario y en la casa tropical. Esta última zona es el hogar de decenas de reptiles, anfibios y varios primates.

Marineland también permite un fácil acceso a la playa, en la que disfrutar del sol y el mar. Y los más pequeños tienen la oportunidad de refrescarse en el Mini Park, un parque acuático de reducidas dimensiones que tiene toboganes, fuentes y hasta un barco pirata.

Defines y focas en Marineland

Los delfines son, sin duda, los grandes protagonistas de Marineland. Hay un total de siete, que viven en una gran piscina de agua salada. De todos ellos, cuatro (dos machos y dos hembras) intervienen en el espectáculo, que tiene lugar dos veces al día.

En la exhibición se pone a prueba la gran inteligencia de estos animales, al tiempo que se muestra su gran coordinación, agilidad y velocidad. Al igual que ocurre con la de las focas y leones marinos que habitan en Marineland. Estos últimos intervienen en el espectáculo de los delfines, para disfrute de niños y mayores.

Los acuarios del parque

En Marineland se han recreado tres ambientes acuáticos, dos de agua salada y uno de agua dulce. Las principales especies que habitan en ellos son las siguientes:

  • Acuarios dulces: con especies procedentes de ríos y lagos de distintas partes del planeta, aquí se pueden admirar peces tan llamativos como las pirañas, los neones o lo guppys, con su habitual colorido.
  • Acuarios marinos: inspirados en los mares de la zona del Índico y el Pacífico, aquí habitan los siempre inquietantes tiburones (como el de puntas negras). También, otros como los peces payaso, peces escorpión y tortugas marinas. Sin olvidar el capítulo de los invertebrados, con espectaculares formaciones coralinas.
  • Mediterráneo: aquí viven especies tan llamativas como las rayas y mantas, junto a otras como los peces guitarra, las corvinas o las lubinas.

El aviario y otras especies aladas

En el aviario de Marineland conviven diversas especies procedentes de los más lejanos orígenes planetarios, en concreto de África, América y Oceanía. Entre las más significativas está el jacinto, que es uno de los guacamayos más grandes que existen y que es una auténtica rareza, dado que se ha declarado extinto en estado de libertad.

Aquí se le puede encontrar en compañía de otras especies de papagayos y de aves tropicales, además de pequeñas aves insectívoras. Algunas de esas aves exóticas intervienen en otro de los espectáculos estrellas de este centro, que tiene lugar hasta tres veces al día, en horarios de mañana, mediodía y tarde.

En Marineland también habitan varios ejemplares de flamencos de dos especies diferentes, pelicanos y pingüinos de Humboldt. Éstos, a diferencia de la mayor parte de las especies de su familia biológica, habitan en zonas tropicales. Por desgracia, están en serio riesgo de extinción.

La casa tropical

Esta zona acoge todo tipo de especies procedentes de los países más cálidos del planeta. De todos esos animales destacan los reptiles. Estas son las principales secciones de esa zona de Marineland:

  • Serpientes: aquí se puede contemplar desde las temidas boas constrictor hasta las serpientes del maizal, que se caracterizan por su gran colorido.
  • Iguanas: los ejemplares de este parque se corresponden con algunos considerados los lagartos arbóreos más peligrosos del planeta.
  • Terrario de ranas: habitado por varias especies de ranas venenosas. Algunas de ellas se han utilizado de forma ancestral para la elaboración de venenos.
  • Primates: aquí vive una pequeña colonia de titís de cara blanca, junto con un tití común. Son pequeños, sí, pero están entre los animales más populares para los niños que visitan Marineland.

Planes cercanos

Planes relacionados