×
Otros destinos ×

El Paseo Marítimo de Palma, un balcón al Mediterráneo

El Paseo Marítimo de Palma discurre por la avenida Gabriel Roca y se prolonga a lo largo de más de cinco kilómetros, que recorren edificios emblemáticos de la ciudad, a un lado, y yates espectaculares, al otro. Se trata de un privilegiado espacio en el que hacer deporte, pasear o disfrutar de una agradable comida frente al mar.

La amplia avenida del Paseo Marítimo cuenta con una zona peatonal y un carril bici, por lo que hay lugar para el disfrute de personas de todas las edades desde Porto Pi hasta Portixol. El nombre del paseo, Gabriel Roca, se debe al ingeniero jefe del Puerto de Palma que dio impulso a su creación y presidió el Patronato de Turismo entre 1940 y 1962.

Te animamos a recorrerlo disfrutando de los diferentes atractivos que encontrarás a lo largo de la bahía de Palma y de la animación de sus restaurantes.

Restaurantes en el Paseo Marítimo de Palma

No te puedes ir de Palma de Mallorca sin disfrutar de una deliciosa comida en el Paseo Marítimo viendo los barcos en el puerto y degustando una estupenda paella o un delicioso pescado. Te proponemos algunos de los restaurantes más tradicionales del paseo y te invitamos a descubrir otras propuestas culinarias como la hindú, la italiana o la americana.

  • El Pesquero (Contramuelle Mollet, s/n): Pide marisco en este clásico de la bahía de Palma frente a los barcos pesqueros que llegan al muelle. Es una terraza al Mediterráneo donde degustar estupendos pescados, calderetas y paellas, pero también platos vegetarianos. De lunes a viernes tienen un menú del día con una gran relación calidad-precio, y desayunos entre las 8 y las 11 de la mañana.
  • Ca’n Eduardo (Contramuelle Mollet, 3): Paellas y fideuás desde hace más de 75 años sobre la lonja del pescado, con unas maravillosas vistas a la Catedral. Tienes que atravesar la cantina de pescadores para llegar al primer piso donde está el restaurante con una agradable terraza frente al mar.
  • Arrocería Sa Cranca (Avenida de Gabriel Roca, 13): Gran variedad de paellas y arroz a banda para disfrutar en este local frente al mar o para llevar. En su carta también ofrece carnes y pescados. Cuenta con un menú infantil y una completa información de alérgenos y opciones sin gluten. Habitualmente dispone de menús degustación y en promoción.
  • Baluard Restaurant & Lounge: Sobre la muralla, junto al baluarte de Sant Pere, encontrarás este restaurante donde disfrutar de un nuevo concepto de gastronomía y ocio. Ofrece, además, las mejores vistas de la ciudad y del castillo de Bellver desde su espectacular terraza exterior. La cocina está abierta hasta las 23:30 horas, y el bar hasta la 01:00 h por si se alarga la velada.

Paraíso para deportistas

El Paseo Marítimo de Palma es perfecto para aquellos a los que no les gusta dejar a un lado el deporte en sus viajes. Puedes recorrerlo en bici o en patines disfrutando del amplio carril bici que bordea el litoral. No te resultará difícil encontrar una tienda de alquiler de bicicletas o de patines en las proximidades. Por supuesto, no pueden faltar los deportes náuticos, sobre todo la vela, y los estupendos clubs náuticos de Palma y Portitxol.

Recorriendo el Paseo Marítimo

Al comienzo, desde Porto Pi, verás la famosa discoteca Tito’s, un emblema de la noche mallorquina, donde podrás encontrar distintos ambientes y los mejores Djs del momento. La reconocerás desde el paseo por su fachada y los ascensores de cristal que ofrecen vistas a la bahía.

Muy cerca está el Auditorium de Palma (link interno) donde puedes disfrutar de los mejores espectáculos, conciertos y eventos de Mallorca. Este centro de artes escénicas se construyó en plena bahía de Palma en 1969 y ofrece nueve salas para conciertos, danza, teatro o ballet. Los mejores artistas y espectáculos en gira por España pasan por aquí. Consulta la cartelera en los días de tu visita a Palma.

Junto al Parque de Sa Feixina, se encuentran los vestigios de las antiguas murallas de Palma. Se trata de los baluartes de Sant Pere y del Príncep, los únicos que permanecen de los trece que tenía la muralla renacentista. Estos baluartes son del siglo XVI, una época en la que Palma tenía la necesidad de defenderse frente al mar. Por esta razón, las vistas desde las garitas ofrecen una panorámica 360º sobre la ciudad y la bahía.

El baluarte de Sant Pere (San Pedro), el mejor conservado, es sede desde 2004 del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma. El edificio está integrado en las murallas y posee rampas, claraboyas y balcones interiores. Su gran patio central traza un recorrido por el perímetro de la muralla. El antiguo aljibe, que en siglo XVII abastecía al barrio del Puig de Sant Pere, ahora ha sido recuperado como espacio polivalente gracias a sus dimensiones y a la excelente acústica. Acércate a su mirador desde donde podrás disfrutar de una de las mejores vistas de la Catedral (link interno) y el Paseo Marítimo. Es todo un espectáculo ver desde aquí el fenómeno que se produce en el solsticio de invierno cuando la luz del sol atraviesa la nave central de la Catedral y se proyecta sobre el rosetón de la fachada como si de un gran caleidoscopio se tratara.

Uno de los puntos más espectaculares del Paseo Marítimo se sitúa delante de La Seu. En la década de los 70 se ganó terreno al mar –ya que el agua llegaba hasta las mismas murallas de la Catedral– y se creó el Parc de la Mar, con un lago artificial, parque infantil y una explanada donde se organizan conciertos, se proyectan películas al aire libre y se sitúan ferias de artesanía.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.