×
Otros destinos ×

Qué ver en Mallorca, playas, pueblos y museos imprescindibles

La isla de Mallorca es unos de los destinos más atractivos de España y de toda la costa del Mediterráneo.

Descubre un lugar mágico, que hace justicia a su fama y en el que encontrarás todo tipo de opciones para disfrutar de unas vacaciones inmejorables. Paisajes, historia, arqueología, cultura, gastronomía, monumentos, arte, playas, montañas… y por supuesto mucha diversión.

Mallorca es, sin lugar a dudas, uno de los lugares turísticos preferidos por el turismo nacional e internacional, recibiendo miles de visitantes de todo el mundo a lo largo del año. En este artículo te enseñamos por qué.

A continuación, te vamos a dar las claves para que no te pierdas ninguno de los sitios imprescindibles en tu escapada turística. Porque son muchas las cosas que hay que ver y hacer en la mayor de las Baleares.

  1. Ciudades y pueblos imprescindibles en Mallorca
  2. Mejores playas y calas de Mallorca
  3. Maravillas naturales de Mallorca
  4. Museos en Mallorca

Ciudades y pueblos imprescindibles

Palma de Mallorca

Además de sus magníficas playas, Palma de Mallorca ofrece un sinfín de posibilidades vinculadas a la historia, el arte, el patrimonio arquitectónico, la gastronomía y la diversión. A orillas de la bahía, se muestra orgullosa la Catedral de Palma, conocida como “la Seu”, un impresionante templo gótico que define el perfil de la ciudad. No dejes de visitar tampoco el castillo de Bellver, la Lonja de Palma y los jardines del palacio de Marivent. Por supuesto, es también obligado recorrer el Paseo Marítimo para dejarte contagiar por la animación de la ciudad.

Una excursión recomendable desde la capital es viajar en un centenario tren a Sóller. Parte de Palma de Mallorca y se adentra en la sierra de Tramontana. La maquinaria del tren data de 1912 y, durante los 27 kilómetros de recorrido, el viajero realiza un viaje en el tiempo hasta principios del siglo XX. Antes de su inauguración, el pueblo de Sóller estaba aislado del resto de la isla.

Que ver en Palma

Catedral de Palma de Mallorca

Alcúdia

Es uno de los destinos más solicitados por los visitantes que llegan a Mallorca. Desembarcan aquí atraídos por las magníficas playas, la historia y los atractivos turísticos de esta ciudad amurallada que cuenta con más de 30 kilómetros de accidentada costa. Todas las playas y calas de Alcúdia tienen una belleza singular, si bien las más demandadas son las kilométricas playas de fina y dorada arena que llevan por nombre Alcúdia y Muro. Si te apasionan los parques acuáticos, aquí tienes el Hidropark Alcúdia, ideal para disfrutar de un día en familia o con amigos. Tampoco dejes de ir al gran mercadillo tradicional Alcúdia Market, que se celebra junto a las murallas de la ciudad.

Alcudia

Alcúdia

Valldemossa

Cobijado por la serra de Tramuntana, el pueblecito de Valldemossa es un verdadero paraíso de calma y sosiego, a pesar de estar a sólo 17 kilómetros de Palma de Mallorca. Aquí se refugiaron durante una larga temporada el compositor Frédéric Chopin y su pareja, la escritora George Sand, pero ha habido más artistas que fueron seducidos por el magnetismo de este lugar.

Pueblos de Mallorca, Valldemosa

Valldemossa

No dejes de visitar la Cartuja de Valldemossa, un monasterio construido en el siglo XV que se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de la isla por su belleza y rica historia. También puedes conocer su encantador puerto pesquero y la casa natal de Santa Catalina Thomas, la única santa mallorquina.

Manacor

Además de ser la patria chica del tenista Rafael Nadal, Manacor es una localidad cuyo centro histórico encierra verdaderas joyas, que quedan resumidas en el Museo de Historia de Manacor. También merecen una visita la iglesia de Nostra Senyora dels Dolors, la iglesia de San Vicente Ferrer y la torre del Palacio Real. Si te apasiona el deporte, no dejes de visitar el Rafael Nadal Museum Xperience, que, además de ser un tributo a la singular trayectoria del deportista, dispone de modernos simuladores para que puedas poner a prueba tus habilidades en diferentes deportes. Otra de las grandes bazas de Manacor es su litoral, con 9 playas y 16 calas.

Sóller

Es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. Sóller tiene un casco histórico muy bien conservado que traslada al visitante, a través de sus estrechas calles adoquinadas, a la época de mayor esplendor de la isla. No te pierdas edificios emblemáticos como la iglesia neogótica de San Bartomeu o el banco de Sóller, además de numerosos palacetes de influencia francesa. Aquí se encuentran el Museo Balear de Ciències Naturals, el Museo Etnológico y el Museo Modernista. Si te gustan las compras, todas las mañanas hay mercadillo en el centro del pueblo. Y no te olvides de subir al centenario tren de Sóller.

Puerto de Soller

Puerto de Soller

Andratx

Es una de las ciudades más antiguas de Mallorca. Andratx, situada en el suroeste de la isla, se encuentra en uno de los valles de la sierra de Tramontana. Con sus tradicionales calles estrechas jalonadas por pequeñas galerías de arte, el pueblo bien merece una visita. Su ayuntamiento está ubicado en el castillo Son Mas y la localidad conserva las ruinas del monasterio trapense La Trappa.

Deià

Situado al noroeste de la isla, a apenas 30 kilómetros de Palma de Mallorca, Deià es un pequeño pueblo de la sierra de Tramontana que ha seducido a numerosos artistas por su carácter bohemio y tranquilo. ¿Qué atractivos tiene esta localidad? Además de sus callejuelas de piedra, aquí se encuentra la Casa de Robert Graves, el escritor inglés que firmó la célebre novela ‘Yo, Claudio’. También cuenta con un Museo Arqueológico y con uno de los más espectaculares miradores de la isla, Son Marroig, una de las principales propiedades del archiduque Luis Salvador de Austria en Mallorca. No olvides que la agradable cala de Deià es uno de los mejores lugares para disfrutar de un bonito paisaje y una jornada tranquila de playa.

Deià

Deià

Pollensa

Sorprende el patrimonio arqueológico y artístico de Pollensa, considerada la cuna cultural de Mallorca, porque de aquí proceden numerosos poetas, artistas y músicos. Son muchos los atractivos de esta hermosa localidad costera, desde el Calvari, al que se llega en una subida de 365 escalones, hasta el convento de Santo Domingo, en cuyo claustro se celebra un Festival de Música Clásica, o los jardines de Joan Marcha, que conservan aún una torre medieval.

Port de Pollensa

Port de Pollensa

Capdepera

Situado en el extremo oriental de Mallorca, el municipio de Capdepera es una joya con interesantes propuestas turísticas en los tres principales núcleos que lo integran: Capdepera, Cala Rajada y Canyamel. Debido a que esta zona ha estado ocupada desde la Edad de Bronce se han encontrado numerosos vestigios de las culturas que por aquí han pasado.

En el pueblo de Capdepera se conservan unas bonitas murallas, el castell de Capdepera, una fortaleza del siglo XIV, y la iglesia de Sant Joan. Merece la pena acercarse los miércoles, que son los días en los que se coloca un animado mercadillo. Actualmente tiene un perfil bastante turístico, ya que cuenta con algunos complejos en sus inmediaciones.

También es un destino perfecto para los amantes del golf, que disponen de un campo de 18 hoyos situado entre esta población y el pueblo de Artà. El campo de Capdepera Golf fue diseñado por el reconocido arquitecto de campos de golf americano Dan Maples, y se encuentra entre los favoritos de la isla para los golfistas.

Puerto Portals

Puerto Portals es el puerto deportivo de Portal Nous, una población del municipio de Calvià. Es uno de los lugares imprescindibles para “ver y dejarse ver”, ya que aquí se concentran las caras famosas de la isla. Por este lugar han pasado Jim Carrey, Paris Hilton y Bill Gates, entre otros centenares de famosos.

En un lugar como este no faltan yates de lujo en sus más de 6.500 amarres, ni boutiques exclusivas o restaurantes y terrazas elitistas. Nuestra recomendación es acercarse por allí para conocer el ambiente, darse un capricho gourmet y jugar a descubrir las caras conocidas, que siempre las hay, en la temporada estival. Si vas por la noche, pide un cóctel en la terraza Paradigm y disfruta de las vistas.

Descubre las mejores playas de Mallorca

Cala Figuera

Situada a unos 60 kilómetros al sureste de Palma, cala Figuera es un distrito del pueblo rural de Santanyí. Se trata de una preciosa cala de rocas con espectaculares aguas transparentes. Está rodeada de acantilados y, debido a la falta de aparcamientos y a su difícil accesibilidad, es un espacio poco concurrido durante la época estival. Eso sí, los yates, desde el mar, sí se acercan a este pequeño paraíso y muchos se quedan fondeados en medio de este paisaje espectacular.

Cala Figuera

Cala Figuera

Cala Mondragó

No lejos de cala Figuera, se encuentra cala Mondragó, una de las mejores playas del sureste de Mallorca, que suele contar con el distintivo de bandera azul. Forma parte del Parque Natural de Mondragó desde 1992, por lo que su belleza natural está protegida. La playa dispone de todo tipo de servicios: baños, duchas, restaurantes, sombrillas, etc. Junto a la playa hay senderos de entre 1 y 10 kilómetros por el parque natural.

Cala Mondragó

Cala Mondragó

Cala d’Or

Este complejo turístico situado en el sudeste de Mallorca, entre Portocolom y Portopetro, destaca porque sus construcciones no suelen sobrepasar las dos alturas y porque, además, la naturaleza envuelve todo el lugar. Es una zona de pinos y playas con aguas transparentes donde tanto las familias como los grupos de amigos pueden disfrutar de unos días de vacaciones y de relax sin renunciar a buenos restaurantes, tiendas y bares. Además, solo hay que moverse un poco para gozar de preciosas calas como cala Esmeralda, cala Gran, cala Ferrera o cala Petita.

También cuenta con un buen puerto deportivo con más de 600 amarres, que está a la altura de otros más renombrados como los de Port Adriano o Andratx.

Cala D´Or

Cala d’Or

Cala Mitjana

A sólo dos kilómetros de Cala d’Or se encuentra esta cala de aguas verdiazules y tranquilas. Está formada por dos brazos divididos por la entrada del mar, una franja de 70 metros y carácter rocoso, y otra un poco mayor, de 120 metros, con arena blanca y fina.

La cala Mitjana es idónea para la práctica de pesca submarina, y es habitual ver veleros o yates fondeados en sus inmediaciones. Aunque también se puede acceder a pie, los bañistas no siempre están dispuestos a andar unos 20 minutos por caminos incómodos para llegar a ella. Eso sí, una vez allí, con la playa para ellos solos, nadie se arrepiente.

Cala Mesquida

Declarada Área Natural de Especial Interés desde 1991, junto con cala Moltó y cala Águila, este arenal es muy frecuentado durante todo el verano. La cala se encuentra protegida entre dos roquedales que finalizan en un sistema dunar con lentiscos y pinos. Es un lugar ideal para pasar una jornada de playa en un enclave con pocas edificaciones y aguas cristalinas. Los aficionados a observar aves encontrarán aquí una de las mayores colonias de cormoranes y gaviotas del archipiélago balear.

Se encuentra a solo 7 kilómetros de Capdepera y su acceso es sencillo. Si vas en coche, puedes dejarlo en la urbanización más cercana o en el aparcamiento y luego caminar unos 100 metros. También hay autobuses que dejan a 200 metros.

Cala Mesquida

Cala Mesquida

Otras playas destacadas de Mallorca

La isla de Mallorca tiene nada menos que 550 kilómetros de costa accidentada, por lo que atesora un gran número de playas y calas muy bonitas, muchas de ellas con el distintivo de bandera azul. Elegir entre sus 262 playas es una tarea muy complicada, pero aparte de las playas y calas ya mencionadas, hay otras que no estaría de más apuntar en nuestro listado de playas favoritas de Mallorca.

  • Playa de Formentor. Rodeada de pinos y de una gran belleza, esta cala está situada en la península de Formentor.
  • Playas de la bahía de Alcúdia. Se encuentra en una zona muy desarrollada turísticamente por lo que cuenta con todos los servicios que requiere el turismo familiar.
  • Playa de Es Trenc. Muestra una belleza salvaje y está situada en un entorno protegido y con las salinas a un paso. Es ideal para desconectar.
  • Playa de Muro. De arena blanca y aguas turquesas, esta playa acoge varios beach clubs y algunos cinco estrellas.
  • Cala Portal Nous. Con restaurantes cercanos, posibilidad de alquilar tumbonas y sombrillas, es una playa muy agradecida para pasar un día de playa.
  • Cala Portal Vells. Es muy popular entre las familias, por su arena blanca, agua transparente y por la presencia de algunas cuevas para explorar. En verano hay un quiosco que sirve bocadillos.

Maravillas naturales de la isla

Sierra de Tramontana

Declarada en 2011 Patrimonio Mundial por la Unesco, la sierra de Tramontana (o serra de Tramuntana) es la columna vertebral de Mallorca. Se extiende 90 kilómetros en la zona noroeste de la isla, entre el cap de la Mola (Andratx) y cap de Formentor. La sierra abarca 20 municipios, con una extensión de poco más de 1.000 kilómetros cuadrados. El pico más alto es el Puig Major, con 1.445 metros de altitud, seguido por el Puig de Massanella, con 1.364 metros.

Sierra de Tramuntana

Sierra de Tramuntana

Cap de Formentor

Es el punto más septentrional de la isla de Mallorca. El cap de Formentor es una estrecha península de unos 20 kilómetros de largo que conforma un paisaje digno de postal. Te sugerimos que te des un paseo por este privilegiado enclave natural porque te permitirá descubrir sus playas y calas, su singular faro y un horizonte espectacular. También es imprescindible disfrutar de la playa de Formentor, con sus aguas cristalinas, arenas doradas y verdes pinos, que mantiene su bandera azul desde hace muchos años. A ello contribuye el emblemático Hotel Formentor, donde cada año se celebra el Festival Formentor Sunset Classics, la gran cita con la música clásica en Mallorca.

Faro de Formentor

Faro de Formentor

Cuevas del Drach

Estas espectaculares grutas se adentran 1.200 metros en el subsuelo de la isla de Mallorca y nos dejan extasiados ante las esculturas que diseña la naturaleza, mientras navegamos entre estalactitas y estalagmitas y escuchamos el ruido de las gotas que se desprenden del techo. Una escenografía apasionante que tiene una antigüedad de entre 11 y 53 millones de años. En ocasiones, se organizan en las cuevas del Drach exclusivos conciertos de música clásica debido a su excepcional acústica.

Lago subterraneo Cuevas de Drach

Lago subterraneo Cuevas de Drach

Isla de Cabrera

Una excursión muy recomendable desde Mallorca es al archipiélago de Cabrera, que se encuentra a solo 10 kilómetros al sur de Las Salinas de la isla. El conjunto está formado por 19 islotes. El más importante es la isla de Cabrera que aunque es pequeña en tamaño es grande en biodiversidad, y fue declarada Parque Nacional Marítimo-terrestre en 1991.

Una excursión en barco a Cabrera permite conocer su flora, con más de 400 especies botánicas, y la fauna formada por aves, peces, moluscos, reptiles, rapaces y algunos mamíferos. Es recomendable visitar el centro de visitantes para informarse o para realizar alguna actividad educativa.

También es una buena oportunidad para conocer sus pequeñas calas, donde la tranquilidad es una constante. Hay playas de todo tipo, con arena, rocas o rodeadas de acantilados. Una de las más conocidas es S’Espalmador, que tiene 140 metros de largo, aguas tranquilas y suelo de grava. La más extensa es Cas Pagés, con 270 metros de largo y 12 de ancho, y suelo de arena. Otras que también se pueden disfrutar son cala Donzell, cala Ganduf y cala Santa María.

Entre las construcciones que se pueden visitar en Cabrera están: el castillo del siglo XIV, el faro de N’Ensiola, el monumento a los prisioneros franceses, la Cueva Azul, el Jardín Botánico y el Museo Etnográfico.

Museos para visitar en Mallorca

Museu Fundación Juan March

Esta es una visita muy recomendable tanto por su gran colección de obras del siglo XX –de grandes autores como Pablo Picasso, Juan Gris, Salvador Dalí o Joan Miró– como por el edificio donde se sitúa.

El Museo Fundación Juan March dispone de un buen número de obras de los artistas más representativos de las primeras vanguardias, de los movimientos de mediados de siglo y de otras generaciones más actuales. En sus instalaciones, una antigua vivienda del siglo XVII adaptada como museo por el arquitecto Guillem Reyn’es i Font, se exponen interesantes muestras permanentes y temporales. Además, el museo desarrolla un amplio programa educativo para jóvenes y adultos. En un paseo por la ciudad de Palma no debe faltar una parada a este interesante centro de cultura.

Es Baluard, Museu d’Art Contemporani de Palma

El Museo Es Baluard está considerado uno de los máximos referentes en Arte Contemporáneo en Mallorca. Fue inaugurado en 2004 y cuenta con un fondo integrado por más de 700 obras datadas entre el siglo XIX y la actualidad. En este museo se realiza un especial énfasis en poner en relación los artistas y movimientos que han confluido en Baleares con el contexto internacional. Las frecuentes exposiciones temporales permiten disfrutar de grandes muestras y reflexiones en torno al arte sin salir de Mallorca.

Su ubicación en un baluarte renacentista es todo un lujo, ya que se puede disfrutar de los antiguos espacios históricos y de la excepcional adaptación arquitectónica realizada para funcionar como centro de arte. La superficie total de Es Baluard es superior a 5.000 m2, de los cuales la mitad se dedican a espacios expositivos. Está dividido en tres plantas que se conectan con el exterior y con las murallas mediante rampas, balcones y claraboyas.

El visitante puede caminar por el patio central, visitar el antiguo aljibe del siglo XVII, acceder al mirador desde el que se ve la Catedral de Palma de Mallorca y moverse por las murallas. De hecho, sobre la muralla se encuentra un excepcional restaurante, Es Baluard Restaurant & Lounge.

Fundació Miró Mallorca

La Fundació Pilar i Joan Miró fue creada en Mallorca con la vocación de ser un espacio de intercambio de conocimiento. Su misión es mostrar el arte de Joan Miró y dar a conocer su proceso creativo. El artista permaneció en la isla desde 1956 hasta su muerte en 1983; una de las etapas más productivas de su historia. Donó a la fundación un gran número de obras, pinturas, obra gráfica, dibujos y esculturas que tenía repartidas en sus talleres. La sede de la fundación se encuentra situada en Cala Maior donde Miró residió en su etapa mallorquina, en un moderno edificio diseñado por el conocido arquitecto Rafael Moneo. También se deben conocer el taller Sert, el taller Son Boter y el Jardín de esculturas.

Es recomendable reservar una visita guiada para conocer, de la mano de expertos, la obra de Joan Miró, su historia, técnicas, anécdotas y detalles curiosos. Además de las salas de exposiciones, en el conjunto se sitúan la biblioteca, el auditorio, la tienda y una cafetería ubicada en el jardín de esculturas, con una terraza y vistas al edificio de Moneo.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.