×
Otros destinos ×

Cala Galdana: aguas turquesas y actividades náuticas

Ubicada al sur de la isla, en el término municipal de Ferrerías, es muy sencillo llegar hasta ella en coche o en autobús. Aunque lo recomendable para recorrer todos los rincones de Menorca es alquilar un vehículo, al ser esta cala una de las más populares también se puede acceder en transporte público.

Alquilar un barco y otras actividades en cala Galdana

Su estructura geográfica cerrada y el escaso oleaje, su arena fina, sus aguas cristalinas y lo poco que cubre, la hacen muy recomendable para familias que viajan con niños pequeños. Para ello proponemos llegar pronto y conseguir una posición privilegiada en la arena, o en algunas de las hamacas y sombrillas que hay a disposición de los bañistas y que, por un módico precio, ofrecen gran comodidad para toda la jornada.

Además, esta playa cuenta con todo tipo de servicios: socorrista, puesto de la Cruz Roja, duchas públicas, restaurantes, accesos para personas con movilidad reducida  y un largo etcétera para hacer la estancia familiar un poco más agradable.

Eso sí,  los más intrépidos también pueden disfrutar de cala Galdana desde un punto de vista más activo. Opciones náuticas hay, y para todos los gustos:

  • Barco a motor: ¿Quieres conocer la isla en barco? Este tipo de barcos, que se alquilan por jornadas, te permitirán conocer la isla llevando tú mismo el timón, ya que no requieren licencia. De fácil manejo y dotadas de todas las comodidades, como mesa y nevera, te permitirán conocer la isla desde otra perspectiva y pasar un día inolvidable.
  • Las barcas a pedales: El suave oleaje de cala Galdana permite el uso de estas divertidas atracciones, ideales para divertirse con niños que ya no se distraen con cubos y palas, y van en busca de aventuras. Además, no son nada incompatibles con un plan de hamaca y sombrilla. Eso sí, antes de adentraros en la profundidad de las aguas turquesas, una recomendación: llevad agua, protección solar, gorra y gafas de sol.
  • En Kayak: Recorrer Menorca en kayak es uno de los planes más demandados por los turistas. Te permite hacer esnórquel en cuevas y playas vírgenes, o te acerca a las calas más recónditas, aquellas inaccesibles a pie o en coche. Doble o individual, alquilando un kayak combinas diversión y deporte.
  • Volar en parapente: En cala Galdana también hay opciones para los más atrevidos. Hay varias empresas de aventuras que ofrecen este servicio con un monitor experto, siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables. Si no le tienes miedo a las alturas, esta es una oportunidad única para conocer la isla desde el cielo.

Restaurantes en cala Galdana

Con una variada oferta gastronómica, en los alrededores de cala Galdana puedes encontrar restaurantes de todo tipo. Aquí nuestra selección.

Muy cerca de la playa, en la urbanización cala Galdana, se encuentra el restaurante Cala Mitjana, famoso por sus propuestas mediterráneas. Aquí podrás degustar buen pescado y marisco: desde una paella de marisco, a las tradicionales calderetas menorquinas de langosta, o especialidades de la casa como la lubina con queso de cabra y el rape a las finas hierbas.

En cala Galdana, es habitual encontrar propuestas gastronómicas en las que se fusionan la cocina local con la internacional. La pizzería-restaurant Sa Lluna, situada en los apartamentos Alta Galdana, ofrece cocina italiana y mediterránea. Pizzas, carnes y pescados en un restaurante que es habitual ver lleno de turistas y locales en temporada alta. También está Delit, un restaurante famoso por su paella de marisco en el que tan pronto puedes disfrutar de este exquisito plato, como de una pizza menorquina de sobrasada y miel.

Si no deseas alejarte mucho de la playa para picotear algo, los chiringuitos siempre son una buena opción. En Cape Nao Beach Club podrás comer, cenar, o tomar un cóctel con unas impresionantes vistas al mar. Con una oferta gastronómica variada y vanguardista, encontrarás propuestas informales, como sandwiches y hamburguesas, y otras más elaboradas, como arroces, fideuás, carnes, pescados y mariscos frescos, o la especialidad de la casa: caldereta de langosta menorquina.

Un paseo a otras playas

El caluroso verano menorquín no es impedimento para que turistas y locales recorran de principio a fin el Camí de Cavalls, un camino que rodea toda la isla de Menorca y que conecta prácticamente sus rincones más bellos.

  • Calas Mitjana y Mitjaneta: La cala más cercana a cala Galdana, a solo un kilómetro de distancia, es cala Mitjaneta, una pequeñísima y escondida playa de la que, si tienes suerte de encontrarla vacía o de hacerte hueco en ella, no te querrás mover. Pero si no lo consigues, cala Mitjana se abre paso en medio de azules, verdes y dorados para ofrecerte todo su esplendor.
  • Cala Macarella: A 2 kilómetros de cala Galdana y a una media hora de distancia salvando las dificultades –medias– del camino, se encuentra la tranquila cala Macarella. Este oasis de tranquilidad ofrece a los bañistas un ambiente fresco y juvenil.
  • Cala Turqueta: Un poquito más lejos, a casi 4 km de distancia, cala Turqueta es una de las imprescindibles de la isla. Famosa por los anuncios que se han rodado en ella, te recomendamos asomarte entre los pinos mientras llegas por su escarpado litoral. Su agua es de un profundo azul turquesa que te recordará al Caribe, y que justifica su nombre: Turqueta.

Información de interés

Cómo llegar a  cala Galdana:

  • En coche. Tanto si se accede desde Ciudadela, como si se hace desde Mahón, al llegar a Ferrerías hay que coger el desvío hacia Santa Galdana.
  • En autobús. La empresa TMSA, encargada del transporte en Menorca, ofrece dos recorridos durante los meses más calurosos del año (del 1 de junio al 30 de septiembre): La línea 52 Ciutadella-Cala Galdana, de unos 35 minutos de duración, o la línea 51 Maó-Cala Galdana, que tarda 50 minutos desde Mahón.

Planes cercanos

Planes relacionados