×
Otros destinos ×

Cala pregonda, un paraíso de color rojo en el norte de Menorca

Al hablar de Menorca, lo primero que se viene a la cabeza son las emblemáticas calas que están salpicadas por toda la isla. Pensamos en playas de pequeño tamaño, de fina arena y donde el turquesa de sus aguas es tan intenso que no parece real. Los nombres de Cala Galdana, Cala Mitjana o Cala Macarella deberían estar en tu lista de imprescindibles si tienes pensado visitar este destino balear.

Uno de los tesoros más peculiares de Menorca es Cala Pregonda, pues tiene una características que la hacen única, diferente a todas las demás. ¿Te gustaría descubrir todos lo secretos que te esperan en ella?

Cala Pregonda, un lugar apartado del mundo

Antes de acudir a esta playa, hay una serie de detalles de interés que agradecerás conocer. Pregonda es una cala prácticamente virgen, en la que solo encontrarás unas pocas casas en los alrededores. No existen ningún tipo de servicios y está totalmente aislada. Esto hace que se trate de una de las calas más increíbles y naturales de toda la isla, apenas alterada por la mano del hombre. Toda la zona está protegida y se incluye dentro de las Áreas Naturales de Especial Interés de Menorca.

Aquí hallarás un rincón muy especial y muy distinto, ya que las calas del norte suele tener una menor afluencia de gente que las del sur. Una de las principales singularidades de Cala Pregonda es su riqueza geológica. La arena de este lugar se ha tornado de un color rojizo, debido a la enorme presencia de la pedra vermella. Entre los acantilados que la forman, el agua cristalina contrasta con estos tonos bermejos.

Los islotes que posee la cala hacen que esté bastante protegida de fuertes oleajes, por lo que el mar suele permanecer en calma. Si lo que buscas es un espacio romántico para acudir con tu pareja, puede que este sea uno de los más espectaculares de toda Menorca. A pesar de que su popularidad crece día a día, es posible encontrar un entorno tranquilo donde relajarse.

Las diferentes zonas de Cala Pregonda

Barcos en Cala Pregonda

Esta playa está formada por tres sectores bien diferenciados:

  • En primer lugar hallarás un conjunto de pequeñas calas rocosas, formadas por las características piedras rojas. Esta área suele ser la más despejada, resultando ideal si estás interesado en el snorkel. Los fondos marinos son de una belleza extraordinaria, con una amplia variedad de pequeños peces.
  • Tras estas calitas, te toparás con una playa más amplia, de forma circular y donde la fina arena sigue siendo granate. En esta parte de Cala Pregonda suele haber una mayor aglomeración de personas, pero es el lugar perfecto si prefieres pasar el día tumbado al sol
  • Por último, existe una tercera playa, pequeña, en el islote más grande que se sitúa frente a la cala. Para llegar hasta aquí tendrás que acceder nadando o con algún tipo de embarcación. En este islote se forman pozas de agua y piscinas naturales. Subiendo a alguno de sus acantilados se pueden realizar saltos al vacío, si quieres momentos emocionantes.

Descubre cómo llegar hasta Cala Pregonda

Uno de los motivos por los que esta cala en el norte de Menorca no está tan abarrotada es que no tiene un acceso directo. Lo más habitual es llegar en coche. Desde la localidad de Es Mercadal hay que coger la carretera en dirección a Fornells, desviándose cuando se vean las indicaciones para la playa de Cavallería.

Así, se llegará a un camino cuyos carteles te guiarán hasta Binimel·là, donde podrás dejar tu vehículo en un parking gratuito. A partir de este momento hay que caminar, ya que solo se puede acceder a Cala Pregonda a pie.

Este trayecto de unos 35 minutos se hace por la famosa ruta del Camí de Cavalls y aunque pueda ser algo dura, con diferentes pendientes, también es uno de los recorridos más espectaculares de este camino. Lo mejor es que vayas preparado, porque el terreno es bastante rocoso y no hay sombras para protegerse del sol. Es más recomendable acudir por la mañana temprano o bien entrada la tarde, cuando el calor sea más suave. Tras esta caminata, la recompensa será llegar a esta cala de película.

Otra opción para alcanzar Cala Pregonda es hacer una excursión en barco. Esta estupenda experiencia acarrea una serie de ventajas. Primero, te ahorras el ir caminando si la temperatura del día es más alta de la cuenta. Asimismo, es más cómodo transportar el equipamiento necesario, como la sombrilla, la nevera, las mochilas, etc. Recuerda que no hay servicios ni chiringuitos, por lo que tendrás que llevar tu propia comida y bebida si quieres pasar la jornada.

Independientemente de cómo decidas llegar, el regalo será pasar un día inolvidable rodeado de este paraje natural irrepetible. Se trata de una cala de tanta belleza, que dejó sin palabras al músico Mike Olfield, haciendo que su imagen fuera la portada de su cuarto álbum, Incantations.

Cala Pregonda es un lugar en el que olvidarse de todo, contemplando en la lejanía el Faro de Cavallería. No te arrepentirás de conocer uno de los rincones más sorprendentes de Menorca.

Información de interés

  • Recuerda que estás en un entorno protegido, tanto el fondo marino como el paraje natural.
  • El sol suele dar en la espalda, debido a la situación de la cala. Por ello, tendrás que ir preparado y no olvidar la protección solar.
  • Consulta el tiempo antes. Aunque Cala Pregonda está protegida por sus islotes, si sopla el viento de tramontana puede que el oleaje sea más intenso.

Planes cercanos

Planes relacionados