×
Otros destinos ×

Qué ver en Son Bou, zona predilecta del turismo en Menorca

Muchos de los lugares de la paradisíaca isla balear conservan su sabor auténtico y tradicional, gracias a sus fiestas locales y sus monumentos prehistóricos. El aire mediterráneo que se respira tiene un toque muy especial. Sus espectaculares calas parecen sacadas de una revista, como la hermosa cala en Turqueta, cuyo nombre ya nos da una pista sobre el color de sus aguas. Menorca está plagada de sitios encantadores que te enamorarán. Los pequeños pueblos de cuento como Binibeca Vell te trasladarán a otra época.

Sin embargo, si hablamos de sitios populares en la isla hay que destacar Son Bou. Se trata de un pequeño espacio en la costa meridional, en el municipio de Alaior, lleno de atractivos. Además de contar con la playa de mayor extensión de Menorca, el entorno incluye una reserva natural. Hay que añadir diversos monumentos de interés, excursiones y una gran variedad de servicios. Todo ello convierte a Son Bou en un destino idóneo, tanto si buscas un ambiente más familiar como un plan en pareja.

La playa de Son Bou

Si estás soñando con una larga playa de arena fina y aguas cristalinas, Son Bou debería figurar en tu lista de imprescindibles. Con sus más de tres kilómetros de costa, el acceso en coche es muy sencillo y podrás aparcar de manera gratuita en su aparcamiento. Está considerada como una playa perfecta para acudir con niños, pues sus aguas son poco profundas y pueden jugar tranquilamente en la orilla.

Uno de los motivos por los que Son Bou atrae a más visitantes es la enorme cantidad de servicios que ofrece. Encontrarás chiringuitos en la misma playa, así como tiendas próximas donde adquirir algún juguete para que los más pequeños se diviertan. Se pueden alquilar fácilmente tumbonas y sombrillas, para relajarte mientras tomas el sol. Al estar dentro de una zona urbanizable, hay farmacias y supermercados a corta distancia.

Cuando la playa esté muy abarrotada, puedes caminar hacia el oeste donde habrá una menor concentración de gente. En esta parte se suele estar más tranquilo, la naturaleza está más presente y algunos aprovechan para practicar nudismo. No te pierdas los espectaculares atardeceres que ofrece el hermoso paisaje costero de Son Bou.

Rincones que no puedes perderte en Son Bou

Menorca no son solo calas de ensueño, ya que su patrimonio cultural es igualmente rico. Precisamente en Son Bou se encuentran algunos de los monumentos más atractivos de la isla. Uno de ellos es la basílica paleocristiana de Son Bou. Los restos de esta construcción se conservan en el extremo oriental de la playa. Es toda una experiencia contemplar las ruinas de este edificio que data del siglo V, a pocos pasos del mar.

La torre d’en Galmés, el poblado talayótico más grande de las islas Baleares, es una de las visitas imprescindibles. Puedes acceder al yacimiento desde la carretera que une Alaior con Son Bou. Es una oportunidad única para admirar los monumentales talayots y descubrir los misterios de la cultura talayótica.

Una de las actividades más destacadas de la zona es la ruta conocida como Camí de Cavalls. Se trata de un camino de gran recorrido que conecta las playas de Son Bou, Sant Tomás y cala en Porter. Además, se puede rodear toda la isla pasando por Mahón y Ciutadella. Es una excursión muy especial para todos los apasionados del senderismo. En ella podrás percatarte de la extraordinaria riqueza paisajística de Menorca en un itinerario de 360°. Hay varias etapas y siempre se puede escoger la distancia que mejor se adapte a cada uno.

Si quieres observar las aves y el paraje natural de Son Bou, acércate a su zona húmeda conocida como la albufera de ses Canessies. Se encuentra justo detrás de la playa y en ella podrás ver a centenares de aves acuáticas que crían entre la densa vegetación en primavera y en verano.

Los restaurantes de Son Bou

La gastronomía de Menorca es una de sus señas de identidad más arraigadas. Una cocina mediterránea donde el pescado, el marisco y la verdura son los claros protagonistas. La caldereta de langosta, las albóndigas de cabracho o las berenjenas al horno son algunas de las recetas tradicionales que se pueden probar. Gracias al carácter turístico de Son Bou, no te será difícil encontrar un restaurante a tu gusto. De este modo, puedes poner la guinda a un día lleno de experiencias.

Uno de los más afamados es el restaurante Es Forn de Torre Solí Nou, ubicado en una antigua finca de payés. Esto lo convierte en un lugar idílico donde disfrutar de una cena especial. Con sus especialidades a la brasa y su terraza decorada tradicionalmente, será imposible no quedarse prendado de este lugar. Por otra parte, puedes escoger entre alguno de los establecimientos que se sitúan en plena playa, como Ses Garces o Es Corb Marì. Puede ser una romántica opción cenar mientras se va poniendo el sol. Si prefieres algo más rápido o comer a base de tapas, puedes dirigirte al Bar Ones. Para acabar la jornada tienes a tu disposición varios chill out en Son Bou, como el Budha Lounge, donde tomar algo mientras escuchas un poco de música.

En definitiva, no dudes en acercarte a Son Bou para descubrir los innumerables atractivos que puede brindarte. Ya viajes en familia o en pareja, encontrarás el ambiente que estás buscando para unas encantadoras vacaciones con sabor a Menorca.

Información de interés

  • Cómo llegar a Son Bou:

En coche. Se encuentra a unos 8 km de Alaior. La carretera llega directamente y está bien indicado.

En autobús. Hay líneas de autobuses que parten desde Mahón y Alaior en temporada de verano.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.