×
Otros destinos ×

Qué ver en Brescia, una histórica ciudad lombarda

La Historia está muy concentrada en Brescia, la segunda ciudad más grande de Lombardía después de Milán. Hay vestigios celtas, romanos, medievales, renacentistas… y de entre todos ellos sobresale el monasterio de San Salvatore y Santa Giulia, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Brescia, una de las ciudades más ricas de Italia, fue uno de los grandes centros del poder lombardo en el siglo VI. Y aunque no es un destino propiamente turístico, hoy sigue teniendo espacios muy interesantes para visitar. No te arrepentirás si decides hacerlo y, para guiarte, vamos a enumerar los lugares que no debes perderte en una escapada de turismo. Y es que hay mucho que ver en Brescia.

Qué ver en la ciudad italiana de Brescia

Monasterio de San Salvatore y Santa Giulia

Se trata de un antiguo monasterio benedictino fundado en el año 753 en una zona de gran valor arqueológico. En su día fue uno de los conventos más importantes del norte de Italia y llegó a contar con más de 7.000 miembros en su comunidad. Todo el complejo monástico ocupa una superficie de 13.000 metros cuadrados en la que se encuentran la basílica lombarda de San Salvatore (siglo IX), la iglesia románica de Santa Maria in Solario (siglo XIII) y la iglesia de Santa Giulia (siglo XVI).

A finales del XIX, se instaló aquí el Museo de la Edad Cristiana, un proyecto que en 1960 se transformó en el Museo della Cittá, que conserva grandes tesoros arqueológicos y artísticos, entre los cuales hay tres domus romanas que mantienen intactos algunos mosaicos y pinturas murales.

Monasterio de Brescia

Monasterio de San Salvatore y Santa Giulia

Duomo Nuevo (Catedral Nueva de Brescia)

Dedicada a la Asunción, la Catedral Nueva de Brescia (o Duomo Nuevo) fue construida en el siglo XVIII bajo la dirección de Pietro Maria Bagnadore. Está en la plaza de Pablo VI y se encuentra entre el Duomo Antiguo y el Broletto, donde antes hubo un templo paleocristiano.

Su fachada, imponente y monumental, es de mármol blanco con columnas y un tímpano triangular, coronado por figuras escultóricas, en el que sobresale el escudo de la ciudad. En el interior se pueden contemplar sus tres naves y una cúpula de 80 metros de alto, la tercera más alta de Italia después de la de San Pedro de Roma y la de Santa María de las Flores de Florencia.

Duomo Antiguo o Rotonda (Catedral Antigua)

La construcción de la catedral de Brescia, de finales del siglo XI, se realizó sobre los restos de la basílica invernal de Santa Maria Maggiore. Cuenta con dos cuerpos cilíndricos superpuestos en piedra, y con grandes ventanales arqueados.

Duomo Nuevo y Viejo de Brescia

Duomo Nuevo y Antiguo de Brescia

Castillo de Brescia

Construido entre los siglos XIII y XVI, se trata de una de las mayores fortalezas del norte de Italia y una de las mejor conservadas.

Castillo de Brescia

Castillo de Brescia

Parque arqueológico Brixia

Está ubicado junto a la Piazza del Foro, en el corazón de la antigua ciudad romana. Aquí se encuentra el Capitolium, un templo romano recubierto de mármol y dedicado a Júpiter, Juno y Minerva que data del año 74 d.C. y que fue construido por el emperador Vespasiano. La escalinata de mármol, que ha sido restaurada, conducía al podio. También encontrarás frescos, bajorrelieves y un teatro de la época de Augusto.

Iglesia de Santa Maria dei Miracoli

Es una verdadera joya del Renacimiento. Fue edificada a partir de 1488 para homenajear a la Virgen con el Niño pintada al fresco en el exterior de una casa que había en este lugar.

Iglesia de Santa María Brescia

Iglesia de Santa Maria dei Miracoli

Piazza della Loggia

De forma rectangular, fue construida según el modelo veneciano del siglo XV y en su interior se encuentra el Palazzo della Loggia (sede hoy del Ayuntamiento de Brescia), cuyas obras comenzaron en 1492 y tardaron 80 años en terminarse. También están los edificios del Monte de Piedad, los inmuebles más antiguos de la plaza, y la torre del Reloj (1540-1550). Es una verdadera joya renacentista y hoy acoge los eventos colectivos más importantes de la ciudad.

Piazza Loggia Brescia

Piazza della Loggia

Piazza Papa Paolo VI

Este espacio ocupa el corazón de la ciudad medieval. En esta plaza sobresalen el palacio lombardo del Broletto, con la singular torre de Pegol; el Duomo Vecchio (o Catedral Vieja), del siglo XI; y el Duomo Nuevo, construido entre 1604 y 1825.

Pinacoteca Tosio Martinengo

Esta pinacoteca tiene 21 salas de las que cuelgan importantes obras de Rafael, Lotto, Ceruti, Canova, Canella y Pelagi, entre otros grandes artistas.

Biblioteca Queriniana y Palacio Obispal

Esta biblioteca fue instituida en 1747 por orden del cardenal Angelo Maria Querini, que la regaló a la ciudad. Fue el arquitecto Giovanni Battista Marchetti el que proyectó este monumental edificio al que se accede desde un atrio por una escalera solemne con una bóveda pintada al fresco.

Plaza del Mercado

Nació en la época medieval sobre un espacio que quedó libre después de la demolición de las murallas del siglo XII. La plaza estaba reservada para el comercio de paños y lino y sus tiendas y pórticos se remontan a finales del siglo XV.

Un lago para Brescia

Brescia está a dos pasos del espectacular lago di Garda  y del lago di Iseo. Ambos se merecen una excursión, al menos de unas horas, para deleitarte con las fabulosas villas y paisajes que ambos escenarios regalan al viajero.

Así que no lo dudes. Disfruta de la belleza de Brescia, en tu viaje a Italia, y aprende una bonita lección de Historia mientras recorres sin prisas sus calles y sus monumentos. Y es que hay mucho que ver en Brescia.

Lago di Garda

Lago di Garda

Preguntas frecuentes

¿Dónde se encuentra la Oficina de Turismo de Brescia?

Hay 2, una en la Piazza Paolo VI (o Piazza Duomo) y otra frente a la Estación de Ferrocarril.
Estos puntos de información o Infopoint de Brescia están abiertos todos los días desde las 9 hasta las 1 horas.

¿Cómo es más recomendable moverse por Brescia?

En metro. La red de metro ligero de Brescia, de una sola línea, comunica los barrios del sur con los del norte, y pasa por el centro y por la estación de ferrocarril. Funciona desde las 5 de la mañana hasta las 12 de la noche y los sábados cierra una hora más tarde.

La tarjeta Brescia Card da acceso libre a todos los museos y a los transportes urbanos. También al servicio municipal de bicicletas.

¿Dónde se puede aparcar el coche en Brescia?

En el centro de la ciudad, la circulación automovilística está reservada a los residentes. Los aparcamientos del centro son caros, pero hay uno gratis en la Via Castellini, con autobús gratuito hasta el centro.

Planes relacionados