×
Otros destinos ×

Osuna, una escapada señorial y barroca

En plena campiña sevillana se alza Osuna, una escapada cercana y muy recomendable desde la capital hispalense. Apenas a una hora desde Sevilla, es un refugio perfecto para comprobar que la provincia también dispone de atractivos suficientes para pasar una jornada o incluso un fin de semana. Un simple paseo por esta villa ducal permite realizar un recorrido por más de tres mil años de historia: desde los asentamientos romanos hasta la actualidad, pasando por aquellos periodos de bonanza en los que se construyeron templos y ricas casas señoriales. El valor de Osuna también ha sido reconocido en varias películas y series como Juego de Tronos. Algunos de los escenarios donde se situaron sus intrigas fueron la plaza de toros, la Universidad y la Colegiata.

Osuna, dos pueblos en uno

La localidad de Osuna divide su trazado urbanístico en dos partes perfectamente diferenciadas. En la zona alta se sitúa un altozano desde el que los antiguos pobladores romanos, musulmanes e íberos oteaban el horizonte para divisar los posibles adversarios. Ese espacio es compartido con otros monumentos tan emblemáticos como el convento de la Encarnación. El resto de la población se sitúa en un plano más bajo, y es ahí donde se distribuyen las callejuelas, plazas y palacios barrocos que te sugerimos recorrer sin prisas y admirando cada detalle de sus fachadas y patios.

Qué ver en Osuna

Aunque la primera consigna para conocer Osuna sea dejarse llevar por sus calles adoquinadas observando las buganvillas que trepan por las paredes, no está de más que también emplees una pequeña guía para no perderte ninguno de sus monumentos más significativos. Te resumimos los más importantes:

  • Insigne Iglesia Colegial o Colegiata. Este conjunto religioso de estilo renacentista fue edificado entre los siglos XVI y XVIII. Su construcción, en el lugar donde se situaba el templo del castillo, fue promovida por el cuarto conde de Ureña. El aspecto imponente de esta colegiata se halla potenciado por el uso de sillares extraídos de las canteras de la población. Sus patios, capillas y sepulcros son auténticos tesoros. Particularmente llamativos son el Patio del Santo Sepulcro de los duques de Osuna, de estilo plateresco y uno de los mejores ejemplos del Renacimiento español, y la Capilla del Panteón Ducal, una obra sublime del trampantojo. En el interior también se pueden ver obras artísticas de gran valor como ‘San Jerónimo y el Ángel del Juicio’, ‘San Sebastián’ y ‘Martirio de San Bartolomé’, pintadas en el siglo XVII por José de Ribera «El Españoleto».
  • Museo del Arte Sacro. Se encuentra en el interior de la Colegiata y contiene valiosas piezas de pintura y de orfebrería.
  • Antigua Universidad de Osuna. Esta entidad académica tiene el privilegio de contar con un magnífico edificio del siglo XVI de planta rectangular y con un patio central porticado de grandes dimensiones. Levanta la vista al cielo para observar sus cuatro torres cubiertas de cerámica. Tras algunas vicisitudes históricas, incluso llegó a ser cuartel militar durante la ocupación gala, ha vuelto a ejercer como centro universitario.
  • Convento de la Encarnación. Erigido como hospital, este convento de fachada de ladrillo, dispone de una iglesia de una sola nave con un retablo mayor barroco. Cruza el templo para entrar en un patio que cuenta con unos bonitos azulejos sevillanos del siglo XVIII. Representan escenas bíblicas, monjas rezando, las estaciones y motivos callejeros. En su museo se expone, además, una colección de Niños Jesús.
  • Convento de la Concepción. Este cenobio fue fundado por la beata Beatriz Silva para las concepcionistas franciscanas. Externamente es sobrio y muestra un campanario de espadaña, pero en el interior sorprende su retablo mayor del siglo XVIII con diversas esculturas.  Otros templos que también se pueden visitar son la iglesia del convento del Carmen y los conventos de San Pedro y del Espíritu Santo.
  • Canteras de Osuna. De esta cantera, que se conoce como “La Petra de Andalucía”, se obtuvo la piedra para construir muchas edificaciones de la localidad. Merece la pena acercarse para ver sus curiosas formas, las ruinas de la ermita de la Vía Sacra y las tumbas excavadas en la roca.
  • Visitas históricas. En el término territorial de Osuna también se encuentran restos de una muralla prerromana, una necrópolis tardorromana, un foro y un teatro romano.

Museo de Juego de Tronos

Un apartado especial merece uno de sus museos más recientes: el Museo de Juego de Tronos. Este centro se ha convertido en el primero del mundo dedicado a esta serie y en un lugar de culto para los fans de la conocida saga de HBO. Tras el rodaje de diversas escenas en 2015, el público no ha dejado de acudir a la población para conocer los escenarios de la misma. En este espacio se puede visionar material oficial de la productora así como ver de cerca el vestuario.

Rincones y plazas que no debes perderte

En el trazado de Osuna se abren numerosas plazas, parques y arcos monumentales que no sólo alegran el paseo sino que son el punto de encuentro de los vecinos. Son muchas y no podemos nombrarlas todas, pero te animamos a que las marques en tu mapa y las vayas enlazando en tu itinerario a pie. Una de las plazas más destacadas, en pleno corazón histórico, es la Plaza Mayor donde se concentran entidades como el Ayuntamiento, el Casino, la plaza de Abastos y la iglesia del convento de la Concepción.

Entre las vías más singulares de Osuna se encuentra la Calle de San Pedro, que incluso fue reconocida por la Unesco como una de las calles más bellas de Europa. Recórrela de principio a fin para admirar las casonas barrocas que se asoman a la misma. Aseguran que es la que tiene más palacios por metro cuadrado del mundo. Presta especial atención al Palacio del Marqués de la Gomera, cuya fachada es el máximo exponente del barroco civil. Actualmente funciona como hotel y restaurante por lo que tienes la oportunidad de disfrutarlo en primera persona.

Otra plaza que no pasa inadvertida es la de Cervantes, donde se encuentra la Casona de Calderón, donde se alojó el escritor Washington Irving. También dispone de restaurante, así que puede ser una excelente opción para degustar platos tradicionales.

Y para descansar de tanto paseo, nada mejor que el Parque San Arcadio, el más antiguo de Osuna donde los vecinos acuden desde 1927. Las plantas, bancos, senderos y fuentes son un gran reclamo. Si ya se quiere un recorrido más amplio se puede optar por la laguna de Osuna que recibe miles de aves migratorias cada año.

Compras artesanas en Osuna

En Osuna continúa la tradición artesana y se siguen trabajando los azulejos decorativos que luego adornarán paredes y patios. Si quieres llevarte un recuerdo, puedes optar por piezas de vidrio, forja y esparto. Si eres más de compras gastronómicas, no desaproveches la oportunidad de llevarte repostería de los conventos de la Encarnación, de la Concepción o de San Pedro.

Estamos convencidos de que después de esta tranquila escapada te quedarán ganas de seguir recorriendo la provincia de Sevilla.

Información de interés

Cómo llegar a Osuna desde Sevilla

  • En coche: Desde Sevilla en dirección hacia Málaga por la A-92, a unos 90 km, tras pasar El Arahal y Puebla de Cazalla.
  • En tren: Llegan trenes desde Sevilla, Málaga, Granada, Almería y Cádiz.

Planes cercanos

Planes relacionados