×
Otros destinos ×

Carnaval de Tenerife, la madre de todas las fiestas

Tenerife se prepara durante 365 días para vivir el mes más intenso del año. Y es que el carnaval es el mayor evento en la isla y el que la ha dado a conocer allende los mares. Días en los que las penas se dejan en casa, los pies se olvidan del cansancio y la alegría desborda las calles y plazas. Un mes lleno de música y color; una gran fiesta para grandes y pequeños, de día y de noche, pero siempre en la calle. Así es el Carnaval de Tenerife, uno de los mejores y más grandes espectáculos del mundo. Los chicharreros saben cómo disfrutar a lo grande y hacer que todo el que llegue se una a la fiesta.

Quizá lo que más atraiga de las fiestas de carnaval es que, durante unos días, no hay momento para la vergüenza o el miedo al ridículo. Gracias a las dosis de ironía y la transgresión que en otro momento del año no podrían tener cabida. El Carnaval de Tenerife lo tiene todo para disfrazar la rutina, olvidarse de los malos ratos y entregarse a la fiesta con mayúsculas. Pasen y disfruten.

Un poco de historia

El origen de la celebración hay que buscarlo en tiempos muy remotos, incluso antes del apogeo del cristianismo. Hay quien dice que el término ‘carnaval’ se refiere al carrus navalis, el barco sobre ruedas que conducía el sacerdote del dios Baco en las bacanales.

Allá por el siglo XIV el Arcipreste de Hita puso en negro sobre blanco el significado y la tradición cristiana del carnaval en la batalla de Don Carnal y Doña Cuaresma, que tiene lugar en las páginas del Libro del Buen Amor. Don Carnal, un ‘ligón’ de serie y de los placeres de este mundo, se enfrenta a una estirada y piadosa Doña Cuaresma. No te vamos a contar el final, aunque los 40 días de penitencia y abstinencia antes de Semana Santa pueden darte una pista de quién ganó.

La cuestión es que la tradición cristiana ha estado muy ligada a las fiestas de carnaval, ya que durante siglos –con o más o menos discreción, dependiendo de las represiones políticas o religiosas- ha habido celebraciones previas a la Cuaresma. A Tenerife llegaron en el siglo XVI, de la mano de españoles y portugueses. Y en el siglo XIX, a los típicos bailes se suman cosos, concursos y exhibiciones artísticas. Será a partir de los felices años 20 del siglo siguiente cuando empiecen a llegar los turistas y comiencen las murgas, comparsas, rondallas y estudiantinas. En 1980 el Carnaval de Tenerife consigue el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional y, desde entonces, la popularidad –y espectacularidad– no ha dejado de crecer. De hecho, es el segundo más conocido del mundo por detrás del de Río de Janeiro, ciudad que por cierto, fue fundada por un tinerfeño.

Cuándo se celebra: fechas del Carnaval de Tenerife

Pese a que ya ha perdido el carácter de celebración de desenfreno previo a la abstinencia cuaresmal, el carnaval se sigue celebrando en función de la Cuaresma. Es decir, antes de los cuarenta días que preceden a la Semana Santa. Y como ésta varía en el calendario –depende de cuando tenga lugar la primera luna llena después del equinoccio de marzo– las fechas del carnaval son variables.

La Cabalgata Anunciadora –el viernes anterior al Miércoles de Ceniza– es el auténtico pistoletazo de salida, pero los eventos relacionados con el Carnaval de Tenerife comienzan dos semanas antes. Y se extienden hasta el domingo posterior al Entierro de la Sardina. Por lo tanto, si estás pensando en hacer una escapada al carnaval chicharrero, ten en cuenta que hay fiesta ¡durante un mes! Aunque los principales eventos se aglutinan en la última semana y media.

Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, una guía básica

Lo primero que hay que meter en la maleta son las ganas de fiesta. El disfraz, por supuesto, también ¡los complejos fuera! Y a partir de ahí, prepararse para unas cuantas jornadas de diversión. Nada como integrarse en el jolgorio para disfrutarlo más.

El ambiente del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife comienza a entonarse con los concursos de murgas, tanto de adultos como infantiles, con la fina ironía como hilo conductor. Tras éstas, llega el certamen de Agrupaciones Musicales, herederas de las parrandas carnavaleras. Según se va acercando el fin de semana de inicio –oficial– del carnaval, tendrás que ir haciendo hueco en la agenda para más eventos:

  • La Canción de la Risa: prepárate para una velada desternillante, en la que se premia tanto la música como el humor.
  • Concurso de comparsas. Por definición, las comparsas tienen que estar formadas por un mínimo de 40 personas que te van a recordar mucho a las escuelas de samba brasileñas.

Reina del Carnaval de Tenerife: el trono más deseado

El miércoles previo al fin de semana grande, con la gala de elección de la Reina del Carnaval de Tenerife, da comienzo el gran espectáculo carnavalero. Plumas, lentejuelas, maquillajes imposibles y sobre todo, una muy amplia paleta de colores dan forma a las distintas estructuras que portan las candidatas a reinas. Y que no pueden tener otro nombre mejor que ‘fantasías’. Conseguir el trono no es fácil, la competencia es muy alta y los diseñadores tienen que ingeniárselas cada año para hacer brillar a su candidata por encima de las demás. Y no son creaciones precisamente para ir a por el pan, pero el esfuerzo de 365 días se ve recompensado cuando ellas pisan el escenario.

La Cabalgata Anunciadora, la mejor forma de empezar

El viernes de carnaval, la alegría se desborda por las calles de Santa Cruz con este desfile, una gran serpiente de color formada por decenas de miles de personas. La reina y sus damas de honor, las comparsas, las murgas, las agrupaciones musicales… No falta nadie en esta gran inauguración del carnaval chicharrero y a partir de esa noche, no vas a encontrar a nadie sin disfraz por las calles. ¡Únete a la gran fiesta!

Que el ritmo no pare: llega el gran desfile del Carnaval de Tenerife

Y así hasta llegar al martes, con el Gran Coso Apoteosis –el nombre ya lo dice todo-, el espectacular desfile del Carnaval de Tenerife, en el que de nuevo, sale todo el mundo a las calles, acompañados de coches y carrozas engalanados. Sí, es esa imagen del carnaval que no se te va nunca de la retina.

Al día siguiente, el pintoresco Entierro de la Sardina del Miércoles de Ceniza es otro de los grandes momentos carnavaleros, al límite entre lo jocoso y lo grotesco.

¿Se acaba entonces la fiesta? No, sigue un fin de semana más, con la Piñata y el Carnaval de Día, que volverán a llenar las calles de bailes. Después ya sí, se pone el punto final al carnaval… hasta el año siguiente.

Carnaval de Canarias, una forma de vivir

El Carnaval de Tenerife figura en el Libro Guiness después de que Celia Cruz, con la Sonora Matancera y la Billo´s Caracas Boys, consiguiera congregar a 250.000 personas en la Plaza de España de Santa Cruz. Fue un martes de carnaval de 1987. Un récord que pone de manifiesto cómo se vive el carnaval en la isla y en todo el archipiélago canario.

El Carnaval de las Palmas de Gran Canaria también es una explosión de fiesta y alegría durante tres semanas, con el parque de Santa Catalina como eje central. La espectacularidad se vive especialmente en la final de la Gala Drag Queen, un evento que cada vez cuenta con más adeptos a nivel internacional.

Aunque no son tan conocidos, los Carnavales de Lanzarote son los más antiguos de los que se celebran en las islas, siendo el Carnaval de Arrecife el que tiene más protagonismo. Dura aproximadamente dos semanas y además de las tradicionales murgas, también hay una colorida Gala Drag Queen.

Planes cercanos

Planes relacionados