×
Otros destinos ×

Qué ver en Valencia, los 23 lugares imprescindibles

Valencia es una ciudad para disfrutar, ya que cuenta con una larga historia y numerosos lugares de interés. La mayoría de los sitios para visitar en Valencia están localizados en la parte antigua, donde se hallan la Catedral y la Lonja de la Seda, seguramente los dos edificios monumentales más importantes. Sin embargo, hay otros espacios naturales que compiten por el primer puesto debido a su gran atractivo. Es el caso del Parque Natural de la Albufera, los jardines del Turia, las playas del Cabañal y la Malvarrosa, el IVAM y la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

A continuación, enumeramos y describimos algunos de los lugares turísticos de Valencia que el visitante no debe dejar de contemplar en su escapada a la capital.

LUGARES IMPRESCINDIBLES DE VALENCIA

1. Oceanogràfic, el mayor acuario de Europa

Es, sencillamente, el acuario más grande de Europa con más de 45.000 animales de 500 especies distintas, que nadan en un agua salada bombeada desde la playa de la Malvarrosa. El Oceanogràfic, edificado en el año 2003 por los arquitectos Félix Candela y José María Tomás Llavador, fue concebido para representar los principales ecosistemas marinos del planeta. Es uno de los sitios que hay que conocer obligatoriamente en Valencia. Está integrado dentro de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, y aquí podremos contemplar a los delfines, las belugas, las morsas, los leones marinos, los tiburones, las medusas, las estrellas, los erizos, etc. Carrer d’Eduardo Primo Yúfera, 1B

oceanografico

Oceanográfico

2. Ciudad de las Artes y las Ciencias

Se trata de un gran complejo lúdico de divulgación científica y cultural que comenzó su aventura en 1998 con la inauguración del Hemisfèric. Situada en el cauce del río Turia, la Ciudad de las Artes y las Ciencias tiene una superficie de 350.000 metros cuadrados y se ha concebido como una ciudad abierta dentro de la gran ciudad que es Valencia. Fue diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava y su interior acoge instituciones tan sólidas como el Palau de les Arts Reina Sofía, el Hemisfèric (Cine Imax y Planetarium), el Umbracle (un jardín para pasear), el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, el Oceanogràfic y el Ágora o espacio multifuncional.  Este complejo está abierto al público los 365 días del año. Avenida del Professor López Piñero, 7.

ciudad de las artes y las ciencias

Ciudad de las Artes y las Ciencias

3. Palau de la Música

La música en Valencia tiene una sede digna de las emociones que despierta en el ser humano. El denominado Palau de la Música, situado en el Jardín del Turia, sorprende externamente con una arquitectura basada en el hierro y en el cristal. Como si de un gran invernadero se tratase ofrece un espacio magnífico para escuchar a grandes artistas y orquestas, sobre todo de música clásica. Fue inaugurado en 1987 y de su diseño se encargó José María García Paredes, Premio Nacional de Arquitectura en 1956. Cuenta con una amplia programación por lo que es muy probable que puedas asistir a algún concierto durante tu estancia.

palau-de-la-musica valencia

Palau de la música de Valencia

3. Ópera de Valencia

Otro de los grandes templos de la música en Valencia es la Ópera de Valencia o Palau de les Arts Reina Sofía. Forma parte del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y su apariencia es la de la quilla de un barco. No olvidemos que está junto al cauce del Turia. Por supuesto, también hay quien encuentra similitudes con el casco de un soldado imperial de ‘Star Wars’. Pero si impacta su exterior, su interior también está a la altura. Dispone de un escenario de 530 m2 con capacidad para 1.800 espectadores. Otros espacios de interés son el Aula Magistral, el Anfiteatro y el Teatro Martín y Soler. Hacer una visita guiada y luego quedarse a comer en su restaurante es muy aconsejable.

opera de valencia

Opera de Valencia

4. La Lonja de la Seda

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, la Lonja de la Seda o Lonja de los Mercaderes es uno de los edificios emblemáticos de Valencia. Data del siglo XV y está situada frente al Mercado Central y el Templo de los Santos Juanes. Esta obra maestra del gótico civil valenciano ocupa una superficie de 2.000 metros cuadrados y consta de tres cuerpos estructurados en torno a un patio de naranjos: la torre, la sala del Consulado del Mar y la sala de Contratación o salón Columnario. En la planta baja de la torre se ubica la capilla de la Inmaculada Concepción y los dos pisos altos se destinaban a cárcel de mercaderes morosos en el pago. Debe su nombre al hecho de que la seda fue la industria más próspera de la ciudad desde el siglo XIV al XVIII. Lonja, 2.

la lonja de la seda

La lonja de la seda

5. Catedral de Valencia

Aunque sus orígenes son góticos, lo cierto es que la catedral de Valencia acumula varios estilos arquitectónicos debido a las sucesivas remodelaciones. La planta del templo es de tres naves y junto a la puerta de los Apóstoles se sigue reuniendo, todos los jueves a las 12 del mediodía, el singular Tribunal de las Aguas de Valencia, una institución cuyos dictámenes son respetados escrupulosamente, a pesar de que no está formado por jueces de carrera. Lo más llamativo del conjunto catedralicio es la torre campanario del Miguelete, de más de 50 metros de altura y de forma octogonal. Desde el interior de la catedral se accede al Museo Diocesano. Plaça de l’Almoina, s/n.

catedral de valencia

Catedral de Valencia

6. Mercado de Valencia

Si eres un apasionado de la gastronomía, tienes que visitar el Mercado Central de Valencia, un paraíso gourmet de arquitectura modernista que ofrece los excelentes productos de la huerta y del Mediterráneo. Con 8.000 metros cuadrados, dicen que es el mayor mercado de productos frescos de Europa. Su estructura está formada por vidrieras, azulejos y columnas de hierro que evocan la Torre Eiffel. En este espacio se distribuyen más de 1.200 puestos y, si quieres hacer una parada “gastro”, dirígete al tradicional Central Bar, que ahora está en manos del chef Ricard Camarena. Aquí podrás probar la comida típica valenciana a través de excelentes tapas, raciones o bocadillos. Plaça de la Ciutat de Bruges, s/n.

mercado de valencia

Mercado de Valencia

7. Torres de Serranos

Son un exponente magnífico de la arquitectura gótica valenciana. Las Torres de Serranos nacieron para defender uno de los accesos más utilizados de la Valencia antigua. Su construcción comenzó en el año 1392 y quedaron exentas en 1865, al derribarse la muralla de la ciudad. Desde 1586 hasta 1887 fueron utilizadas como cárcel de nobles. En la actualidad, la fallera mayor da la bienvenida desde aquí a la fiesta mayor de Valencia: las Fallas. Este acto se conoce como la Crida y se celebra el último domingo del mes de febrero. Plaça dels Furs, s/n

torres de serranos

Torres de Serranos

8. Torres de Quart

Estas monumentales torres guardan una de las entradas de la vieja muralla de Valencia. Fueron edificadas a mediados del siglo XV, y para su construcción se contó con el conocimiento de cuatro maestros de obras: Francesc Baldomar, Jaume Pérez, Pere Compte y Pere Bonfill. Su nombre parece ser que proviene de la población de Cuart de Poblet (a 5 kilómetros), ya que saliendo por esta puerta se llegaba a dicho lugar.

A lo largo del tiempo ha tenido diversos usos. Además de ser las guardianas de este acceso a la ciudad, ha sido almacén de pólvora y cárcel de mujeres. Hoy día, representa un lugar perfecto par admirar el skyline valenciano desde sus almenas.

Torres de Quart

Torres de Quart

9. Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Es el corazón de la ciudad. La plaza del Ayuntamiento de Valencia es uno de los espacios más animados, no sólo por contener la Casa Consistorial y otros edificios monumentales, sino también porque es un emblemático punto de encuentro, ya que aquí desembocan numerosas líneas de autobuses. En medio de la plaza se instalan puestos de flores y aquí se celebran las típicas mascletás durante las Fallas.

Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Plaza del Ayuntamiento de Valencia

10. Barrio del Carmen de Valencia

Delimitado por las Torres de Serranos y las Torres de Quart, es la zona con mayor historia de la ciudad y también con mayor animación. El Barrio del Carmen de Valencia debe su nombre a la iglesia y el convento del Carmen Calzado y, según accedemos a su corazón, nos regala un laberinto de estrechas calles adoquinadas. Aquí se encuentran el singular Portal de la Valldigna, la centenaria Plaza del Árbol y la minúscula Casa de los Gatos, así como comercios tradicionales centenarios. En este territorio “chic” y bohemio están también importantes centros artísticos, como el IVAM, el Museo de la Ilustración (MUVIM) y el Centre del Carme o la Beneficencia. Es un destino muy codiciado por los aficionados a la gastronomía, ya que, además de su famoso Mercado de Mossen Sorell, cuenta con numerosos restaurantes y terrazas. Ojo, no te olvides de probar la paella.

Barrio del Carmen de Valencia

Barrio del Carmen de Valencia

11. Palacio del Marqués de Dos Aguas

Es la sede del Museo Nacional de Cerámica. El Palacio del Marqués de Dos Aguas tiene una impresionante portada de alabastro realizada por el escultor Vergara. Aquí se expone una magnífica colección de cerámica de los más diversos orígenes y se recrean algunos espacios tradicionales, como una singular cocina valenciana. Raconada de Federico García Sánchiz, 10.

palacio del marques de dos aguas

Palacio del Marqués de Dos Aguas

12. Plaza de la Virgen de Valencia

Es una de las plazas más bonitas y singulares de la ciudad. La Plaza de la Virgen de Valencia se halla en el corazón del casco histórico, en el lugar exacto que ocupó hace muchos siglos el Foro Romano. Se trata de un espacio peatonal que invita a la calma y a disfrutar de alguna de sus terrazas mientras se escucha el alboroto de los niños o el sonido del agua de su fuente. Y también para disfrutar de sus edificios monumentales. La plaza recibe su nombre de la patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados, cuya basílica preside este gran espacio de contorno irregular. Durante las Fallas, aquí se realiza una multitudinaria ofrenda de flores en homenaje a la Virgen. También se puede ver la portada de los Apóstoles de la catedral de Valencia y el Palau de la Generalitat de Valencia. Plaça de la Verge, s/n

Plaza de la Virgen de Valencia

Plaza de la Virgen de Valencia

13. Jardines del Turia

Los Jardines del Turia son el gran respiro de Valencia, ese lugar donde salir a correr, encontrarte con amigos o lugar de paso para visitar espacios tan emblemáticos como la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En este gran proyecto de recuperación de las orillas del río Turia trabajaron grandes arquitectos y paisajistas, entre ellos Ricardo Bofill.

Actualmente los valencianos y visitantes disponen de 7 kilómetros de recorrido, divididos en 12 tramos, donde no faltan jardines, puentes, estanques, zonas infantiles y terrazas para tomar el aperitivo.

jardines del turia

Jardines del Turia

14. Ruzafa

El barrio de Ruzafa es uno de esos ejemplos que encontramos en muchas ciudades donde el extrarradio comienza a atraer a bohemios, artistas, librerías, estudios de diseño y locales gastronómicos alternativos. Es muy interesante visitar esta barriada que concentra la esencia del pasado y de las nuevas tendencias. El que muchos consideran “el barrio hipster” tiene una historia que hunde sus raíces en el siglo IX, cuando el príncipe Abd-Allah Al-Balansi encargó construir en este lugar un jardín árabe. Más reciente es su identidad como municipio independiente en el siglo XIX.

Una visita a Valencia tiene que contemplar Ruzafa en su itinerario porque permite hacer compras muy originales, visitar galerías de diseños, conocer el mercado municipal y comer en magníficos restaurantes y cafés.

15. Bioparc Valencia

Es uno de los  mayores parques de animales del mundo. Cuando el visitante entra en Bioparc Valencia es como si accediese a la casa de los animales, porque su diseño está concebido sin barreras entre público y animales para dar la sensación de que el visitante se adentra en el hábitat del animal. Está especializado en fauna africana y está dividido en cuatro zonas: sabana seca, sabana húmeda, bosques del África ecuatorial y Madagascar. Ocupa 100.000 metros cuadrados y alberga a más de 800 ejemplares de 116 especies diferentes del continente africano. Tiene restaurante, tiendas de regalos y una sala de cine para divulgar los objetivos del Bioparc Valencia. Avenida Pío Baroja, 3.

Bioparc en Valencia

Bioparc en Valencia

16. Fallas de Valencia

La fiesta de las Fallas es el evento más importante del año en Valencia. Del el 1 al 19 de marzo, la capital valenciana muestra su faceta más festiva. Durante esos días no faltarán la pólvora, el fuego ni la diversión. Las mascletás diarias (petardos que explotan sucesivamente), los eventos con las falleras, pasacalles, ofrendas y los grandes castillos de fuegos artificiales en los Jardines del Turia son la antesala de La Cremá. La noche del 19 marzo arderán las fallas y todo ese arte original e irreverente quedará reducido a cenizas. Es interesante visitar el Museo Fallero ya que allí se exhiben los ninots (figuras de las fallas) indultados desde 1934.

fallas de valencia

Fallas de Valencia

MUSEOS EN VALENCIA

1. Museo de las Ciencias

El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe es el mejor ejemplo en Valencia de un museo comprometido con la educación en el área científica y tecnológica. Está ubicado en el sorprendente espacio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y su máxima es “prohibido no tocar”, así que aquí podemos despreocuparnos si viajamos en familia. Este museo cuenta con 26.000 m2, distribuidos en tres plantas, con salas de exposiciones permanentes y temporales. Entre las que debes tener en cuenta en tu visita está ‘El legado de la Ciencia’, donde se realiza un recorrido cronológico por la vida y las investigaciones de Ramón y Cajal, Severo Ochoa y  Jean Dausset. Necesitarás una mañana entera si quieres verlo sin prisas.

2. Museo de Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes de Valencia, la mejor pinacoteca de la capital valenciana, merece una visita tanto por el bello edificio que ocupa como por el valor de sus colecciones. Las salas expositivas de este museo se encuentran en torno al claustro del antiguo Colegio seminario de San Pío V. Dispone de unos importantes fondos compuestos por esculturas, grabados, dibujos, fotografías, artes decorativas y algunas piezas arqueológicas.

Si vas con el tiempo justo te aconsejamos que te centres en artistas valencianos como Sorolla –que cuenta con cuatro salas–, Joan de Joanes, Pinazo, los Ribalta y Vicente López.  Trata de no perderte tampoco el Autorretrato de Velázquez y algunos lienzos de El Greco, Van Dyck o José de Ribera.

Museo de Bellas Artes

Museo de Bellas Artes

3. Museo Fallero

Los únicos modos de entender la relevancia de las Fallas en Valencia son viviéndolas o visitando el Museo Fallero. Si te decides por la segunda opción, acércate a este espacio donde se explica la relevancia de estas fiestas declaradas por la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En este lugar se exhiben los ninots indultados, los más antiguos son de 1934. Es muy curioso observar la evolución de los mismos desde el siglo XX hasta nuestros días. También se exhiben viejos carteles, insignias, etc. Sin duda, merece la pena acercarse a su sede en el  antiguo convento de la Casa Misión de San Vicente de Paúl.

museo fallero valencia

Museo Fallero. Valencia.

PLAYAS EN VALENCIA

1. Playa de la Malvarrosa

Es la playa urbana más querida de Valencia y aquella que mejores recuerdos ha forjado en los valencianos, quienes aún recuerdan cuando las barcas llegaban a la orilla y podían comprar el pescado allí mismo. Si te preguntas por su nombre, te diremos que se debe a la idea de un jardinero del Botánico de Valencia, que decidió adornarla plantando geranios malvarrosa.

Este arenal amado desde antaño por las familias burguesas, el pueblo llano y artistas como Sorolla –que inmortalizó su luz en algunas de sus obras–, es hoy día un lugar imprescindible en Valencia. Pasea por sus casi 2 kilómetros de extensión, toma el sol y date un baño antes de lanzarte a degustar la rica gastronomía valenciana en alguno de los restaurantes cercanos.

Playa de la Malvarrosa

Playa de la Malvarrosa

2. Playa del Saler

Mucho más íntima y “salvaje” que la playa de Malvarrosa, es idónea para relajarse y pasear sin prisa. Se encuentra en la antesala del Parque Natural de la Albufera, por lo que podrás disfrutar de un entorno admirable y con dunas que tienen un gran valor ecológico. Por supuesto, si eres amante del windsurf, encontrarás en esta playa un buen lugar para practicar tu deporte favorito.

playa del saler

Playa del Saler

3. Playa de Pinedo

Está considerada una de las mejores playas de Valencia capital por sus aguas tranquilas y sus dunas cubiertas de vegetación. La localizarás una vez que pases el puerto y el club náutico. En sus 2,7 kilómetros hay zonas poco concurridas en las que practicar nudismo. Si te gustan los atardeceres, desde aquí verás uno muy agradable mientras se encienden las luces del puerto deportivo.

playa de pinedo

Playa de Pinedo

4. Playa de las Arenas

Este arenal, situado junto a la Marina Juan Carlos I y la conocida playa de la Malvarrosa, es un lugar ideal para quienes viajan en familia o quieren tener una amplia oferta de ocio y gastronomía a mano. Un plan perfecto en la playa de las Arenas es disfrutar del mar y luego dar una vuelta por el paseo marítimo, jalonado por palmeras, antes de sentarse a comer o a tomar una horchata. No es mal plan, ¿verdad?

Playa de las Arenas

Playa de las Arenas

Planes cercanos

Planes relacionados