5 de Mayo: De la heroica Batalla de Puebla al “hundimiento de la mayonesa”
LECTURA

5 de Mayo: De la heroica Batalla de Puebla al “...

5 de Mayo: De la heroica Batalla de Puebla al “hundimiento de la mayonesa”

El 5 de mayo se celebra la batalla de Puebla que conmemora un importante episodio histórico para los mexicanos: la heroica victoria contra el ejército francés en 1846. Sin embargo, hoy en día el acontecimiento tiene más peso en Estados Unidos que en el propio México. ¿Quieres saber por qué y cómo se festeja en “sink(o)” de mayo?

Lee también: 5 razones con nombre propio para comprar un billete a Méjico YA. 

Todo sobre la batalla del cinco de mayo

El cinco de mayo es uno de los festivos nacionales en Estados Unidos. La fecha conmemora la Batalla de Puebla, o lo que es lo mismo, la victoria del ejército mexicano sobre el ejército francés en 1846.

En aquella época el país azteca tenía una elevada deuda externa con Francia y varios países europeos. En los Tratados de la Soledad, Inglaterra y España aceptaron un plazo para recibirla, pero los franceses querían su dinero ya y vinieron a cobrárselo (y no a las buenas, precisamente). Sus tropas, totalmente confiadas por su gran potencial y experiencia bélica, sin embargo recibieron todo menos los  80 millones de dólares que venían a buscar y se fueron sin con las orejas gachas tras su estrepitosa derrota.

Sucedió así que David venció a Goliat; una gesta épica de un improvisado ejército, formado por ciudadanos de a pie, al mando del general Ignacio Zaragoza, que desmontó en Puebla a base de corazón y patriotismo, todas las tácticas de la mayor potencia militar del momento, que venía desde hacía cuatro meses avanzando desde la costa veracruzana.

batalla de puebla

P.S. La verdad sea dicha, un año después Francia se tomó la revancha. Regresó con treinta mil hombres para tomar la Ciudad de México el 10 de junio de 1863 y proclamar la monarquía del archiduque austriaco Maximiliano de Habsburgo (que según las malas lenguas, era el hijo del propio Napoleón II), que duraría hasta 1866.

¿Dónde y cómo se celebra?

batalla de puebla

Mientras en México el día de la independencia nacional es 16 de septiembre; son los estadounidenses los que más festejan el 5 de mayo, especialmente en la zona de California, debido a la influencia chicana.

Muchos de los inmigrantes mexicanos que vivían aquí en aquella época colaboraron enviando dinero a los poblanos para ayudarles a combatir a los franceses y brindaron por la victoria desde el primer aniversario. A día de hoy hasta la Casablanca se viste de largo para conmemorar esta fecha. En 2016, por ejemplo, fue el grupo Maná quien se encargó de ponerle música a la fiesta, y el año anterior el ballet folklórico mexicano.

Por supuesto, los grandes protagonistas son siempre los tacos, el guacamole y la cerveza (se dice que este día en Estados Unidos se bebe hasta más que en la final de la Super Bowl). Tampoco faltan las clásicas piñatas, que suelen, como en las chirigotas gaditanas, hacer guiños a la realidad sociopolítica del momento (es fácil adivinar el hit de este año). Lo que sí es permanente es la broma y el juego de palabras ( “sinco” the mayo), que en inglés suena exactamente como “el hundimiento de la mayonesa”, una salsa que cobra especial atención en esta fiesta.

La celebración más extraña

batalla de puebla

Como curiosidad, al otro lado del mundo, en Tokyo, se celebra desde 2013, a colación de este acontecimiento histórico, un festival que se llama precisamente así, Cinco de mayo, en el Yoyogi Park. Aprovechando la peregrina excusa se sirve comida y bebida, no solo mexicana, sino de toda América latina, del taco a la empanada, pasando por el ceviche; y del mojito a la caipirinha; a ritmo de salsa, bachata o rock and roll.

Y, entonces.. ¿Qué se hace en Puebla?

En casi ningún lugar de México se recuerda el cinco de mayo, salvo en la propia Puebla, en el centro de la ciudad y cerca del hotel Occidental JF Puebla, donde ese día se vive una gran fiesta callejera. Se recrea la contienda entre mexicanos y franceses y se llevan a cabo desfiles militares y civiles, con charros, cabalgatas y carrozas alegóricas: color, folclore y patriotismo para conmemorar una victoria histórica cargada de simbología.