Y A Trendy Life se enamoró de Lanzarote
LECTURA

Y A Trendy Life se enamoró de Lanzarote

Y A Trendy Life se enamoró de Lanzarote

Como a todos, Lanzarote le sedujo con sus encantos naturales. Hasta allí fue la bloguera de moda y estilo de vida A Trendy Life y tal como asegura, está contando los días para reencontrarse con la isla y consigo misma. Así fue su experiencia.

A Trendy Life y su  viaje a la isla de Lanzarote

A Rebeca Labara se le conoce en las redes como A Trendy Life, el nombre con el que hace ya ocho años bautizó su blog de estilo de vida. Especializada en comunicación, relaciones públicas y protocolo es una apasionada de la moda y los viajes y desde que viajó a Lanzarote, también lo es de la isla. “¡Estoy deseando escaparme de nuevo para disfrutarla y seguir descubriendo todos sus encantos!”, asegura.

Y es que Lanzarote es uno de los lugares que no deja nunca indiferente. Es imposible no caer rendido a sus pies y sorprenderse con sus paisajes únicos, bucólicos y hasta lunares como La Geria, Timanfaya, o la Playa de Famara. Y allí, en el hotel Barceló Teguise Beach, situado en Costa Teguise, al este de la isla, se alojó la influencer para disfrutar de unos días de desconexión en pleno paraíso canario. Rodeado de cactus y de una vegetación inigualable, es un remanso de paz donde es imposible no reencontrarse con uno mismo y olvidarse por unos días de la ciudad de origen, la rutina y el estrés del día a día. Allí, el silencio se apodera del ambiente, lo que la bloguera define como “una auténtica delicia”.

Conocer de cerca la cultura y las costumbres de los lugares que visita es otra de las razones por las que A Trendy Life le gusta viajar. Acompañada por su pareja, ambos recorrieron la isla en busca de rincones singulares a pesar de que las instalaciones del hotel les hipnotizaron desde el momento en el que pisaron el establecimiento.

“Después de verlo a uno le apetece no salir y disfrutarlo al máximo porque es absolutamente genial con esa piscina enorme perfecta para nadar o la zona de solárium más tranquila. Además, al ser Lanzarote terreno de entreno de triatletas, Yago lo disfrutó encantado”, nos contó la bloguera.

Además de conocer hasta el último rincón de la isla y del hotel, la pareja disfrutó de la gastronomía local: “Sabéis que comer es uno de los mis grandes placeres. Comenzando por el momento del desayuno, pues es uno de mis instantes favoritos del día, y más desde que como más sano. ¡Me encanta la comida japonesa y la canaria, aunque no me privé de nada!”, admite entre risas la influencer.

A Trendy Life aprovechó para exprimir al máximo sus vacaciones para disfrutar de una habitación con un jacuzzi gigante en la terraza y de unas vistas inmejorables: “Cada día era como una fiesta, todo el mundo se arreglaba bastante para ese momento y después íbamos a tomar una copa o infusión a uno de los bares del hotel, donde el trato también fue más que espectacular”.

Sin duda Lanzarote es un viaje que permanece en la retina de toda persona que acude a esta bella isla. Y todos repiten.

Lee también: Todo es ahora

Lee también: La utopía andalusí de Josie