Arrozales de Bali, te enseñamos cuáles son los mejores

Los mejores arrozales de Bali

Bali concentra en un pequeño tamaño -cuenta con unos 140 kilómetros de este a oeste y 90 de norte a sur- auténticas maravillas. Sus playas son patrimonio de surfistas y sus fondos marinos son apreciados en todo el mundo, además cuenta con una infinidad de impresionantes templos y su naturaleza es imponente, desde sus volcanes a sus cascadas pasando por sus campos de arroz. En este post vamos a centrarnos en los mejores arrozales de Bali, aquellos que ofrecen un paisaje único en el que querrás perderte para seguir disfrutando de la magnética atmósfera que desprenden. Te sentirás como en una nube, paseando por preciosas terrazas de un verde casi imposible. Sigue leyendo y te los descubrimos.

Bali arrozales

La pendiente de los arrozales de Tegalalang es uno de sus grandes encantos

– Tegalalang, los más famosos arrozales de Bali

Estos arrozales son uno de los más visitados de la isla ya que, aunque no son los más grandes, si son de los más hermosos. Su relieve en terrazas que parecen derramarse sobre las laderas han convertido la foto de Tegalalang en una de las más conocidas de Bali. Tiene varios miradores y alguno de ellos cuenta con restaurantes o café desde los que hacer una foto única de estos increíbles arrozales. Para acceder tendrás que pagar una pequeña entrada y, si quieres bajar y pasearte entre las terrazas, probablemente te encuentres con algún campesino que te pida algún donativo. Es buena idea llevar billetes pequeños para dar a estas personas que se encargan de cuidar esta maravilla. Todo el recorrido entre las terrazas es aproximadamente un kilómetro y podrás pasear todo lo que quieras siempre que, claro estás, no pises los campos de arroz y vayas por los senderos habilitados. La sensación de paz que tendrás será inigualable.

Campos de arroz

Los arrozales de Jatiluwih son de los más extensos de Bali

– Jatiluwih, considerada Patrimonio de la Humanidad

Efectivamente, los arrozales de Jatiluwih están considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y por ello son considerados por muchos los mejores arrozales de Bali. Su nombre desde luego así lo dice ya que en balinés viene a significar “realmente maravilloso” y desde luego no nos extraña que eligieran ese nombre. A diferencia de los de Tegalalang son muy extensos y cuentan con varios senderos señalizados que pueden recorrerse andando o en bici -normal o eléctrica- y en los que puedes emplear desde una hora a cuatro. Es muy probable que visitando este arrozal pierdas la noción del tiempo pero no te preocupes, en la parte alta hay varios restaurantes en los que puedes comer o picar algo e incluso, entre los recorridos, podrás encontrar más de un puesto callejero en el que comprar algo de comida para seguir con el paseo. Te aseguramos que te va a costar mucho irte de allí.

que hacer en Bali

En Gunung Kawi, además de ver los arrozales, también podrás ver el templo dedicado al dios del agua

– Los arrozales junto a Gunung Kawi

Estos campos de arroz no solo es que sean realmente hermosos sino que además al visitarlos puedes hacer un 2×1 ya que se encuentran alrededor de uno de los templos imprescindibles de Bali, el de Gunung Kawi. Para visitarlos, tendrás que comprar la entrada para el templo, si no vas respetuosamente cubierto tendrás que ponerte el sarong que te ofrecerán en la entrada y a partir de ahí bajar un buen tramo de escaleras. Antes de llegar al río te encontrarás con este impresionante paisaje que bien merece estar en la lista de los mejores arrozales de Bali. Y además, para hacer redonda la visita, puedes visitar el templo de Gunung Kawi, dedicado al dios del agua y donde se pueden visitar las imponentes tumbas de los miembros de la familia real.

que ver en Bali

El Campuhan Ridge Walk, en los alrededores de Ubud, te enamorará

– Ubud, rodeado por los mejores arrozales de Bali

La localidad de Ubud está considerada la capital cultural de la isla y rodeándola se encuentran alguno de los mejores arrozales de Bali. Para empezar, tenemos la Sabak Juwuk Manus Trail que puede llevarnos unas dos o tres horas y está salpicada de pequeños restaurantes, centros de meditación o yoga y cafés con mucho encanto. Otra de las rutas muy conocidas de la zona es la llamada Campuhan Ridge Walk por la que atravesarás el río y conocerás también el templo de Gunung Lebah. Se la conoce también como la Ruta de la Palmera porque hay una zona con palmeras solitarias que te parecerá de auténtico ensueño. Eso sí, tienes que tener en cuenta el clima de Bali por lo que recomendamos, que si te quieres animar a hacer cualquiera de estas dos rutas, no te olvides tu botella de agua -o hagas paradas en los cafés o restaurantes que te encuentras para tomar algo- y sobre todo que elijas bien el momento del día en el que disfrutar de este paisaje. Nosotros te recomendamos, tanto por el calor como por la luz que hará que te permitirá sacar mejores fotografías, que te decantes o por la primera hora de la mañana o por la última de la tarde. No te arrepentirás y llenarás tu feed con instantáneas auténticamente inolvidables.

Y dinos, en esta lista de los mejores arrozales de Bali ¿cuál es tu favorito?