Boda viajera, una de las ideas originales para bodas temáticas que triunfa
LECTURA

Los detalles que no pueden faltar en una boda v...

Los detalles que no pueden faltar en una boda viajera

Hay parejas que llevan en la sangre el espíritu viajero. No hay terminado un viaje y ya están pensando en el siguiente destino donde ir de vacaciones. Las páginas de su pasaporte están llenas y en su haber tienen inmensos recuerdos de sus viajes.

En ese punto de la vida en el que sueñan con dar la vuelta al mundo, deciden casarse. Pero no lo hacen a miles de kilómetros de su familia, sino en su ciudad natal, y rodeados de los suyos. Eso sí, sin perder su amor por todos y cada uno de los países que han logrado disfrutar. Las llamadas bodas temáticas pasan a otro punto: una boda viajera. Es decir, esas bodas originales que se realizan en el hogar del futuro matrimonio pero con toques de todo el mundo. Desde la decoración al catering, todo está inspirado en viajes a Latinoamérica, a las Antípodas o al Lejano Oriente.

¿Sois una pareja con espíritu aventurero que quiere dar el “sí, quiero”? Tomad nota de todas estas ideas originales para bodas.

En las bodas temáticas como una boda viajera, el lugar elegido cumple un papel importante

¿Imaginar los colores y sensaciones de la India fuera de ella? Es posible. Para la pareja que añora sus viajes predilectos y quieren rememorarlos en su propia boda, escoger el lugar es clave. Ya sea en una casa en la sierra o en el restaurante hindú favorito de la pareja, todo es posible con imaginación en las temáticas de bodas.

Para aquellas parejas que no quieran complicarse la vida demasiado, pero tengan el sueño de vivir una boda viajera, existe la posibilidad de transportar otros países en un único lugar, y todo sin necesidad de desplazarse. ¿De qué forma? Gracias a los servicios que ofrecen muchos hoteles, en los que se pueden hasta organizar bodas temáticas gracias a la ayuda del equipo interno. Un sueño que puede hacerse realidad con los consejos y la ayuda de profesionales que están al día en tendencias de boda.

Entre las muchas ideas originales para bodas diferentes, la decoración en una boda viajera es clave para ambientar

No importa si la boda es civil o religiosa para decorar de forma original la recepción de una boda viajera. La decoración es una parte súper importante y es la que dará el toque diferente a toda la celebración.

Entre las temáticas para bodas diferentes, está la clásica boda ibicenca, en la que el blanco y el azul predominan en la ceremonia: mesas de madera, mucha vegetación y un toque marino empleando telas ligeras y de color blanco.

Otra temática para una boda viajera es la de una boda inspirada en el Lejano Oriente. Los toques orientales en la decoración y los arreglos florales transportarán a los invitados a países como China o Japón. En una boda viajera no pueden perderse los detalles, en la decoración estará el quid de la cuestión.

Tendencias de boda y gastronomía: platos de todo el mundo perfectos para servir en el banquete de bodas

Uno de los sentidos que mejor transportan a la mente a otro país y a otras culturas es el gusto. En una boda viajera no puede faltar un buen menú de catering para servir entre todas las delicias de la tierra, una degustación de platos de todo el mundo.

Servir sushi en el cóctel de antes de la comida o cena se está poniendo de moda: es un plato ligero, con mucho sabor y que aporta un toque diferente a una boda. Otra opción para este momento previo al banquete de bodas es optar por surtir de una gran variedad de quesos franceses junto con higos y frutos secos, perfectos para picotear y entrar en hambre.

Para los más atrevidos que optan por bodas diferentes, es posible incorporar en el menú de boda algún plato distintivo de otro país, como unas delicias marroquíes o algún estofado típico irlandés. Todo para que desde el enclave hasta el banquete de bodas, pasando por la decoración y la ceremonia, inviten a viajar sin necesidad de pasaporte.

Bodas originales que culminan en una luna de miel de película

No hay boda sin luna de miel, y mucho menos, boda viajera sin viaje de novios. Las lunas de miel son la culminación de meses de organización, estrés y alguna disputa, y de ahí que se seleccionen destinos de ensueño.

Tratándose de una boda viajera, seguramente la pareja en cuestión esté más que curtida en el mundo de los viajes y las vacaciones, pero nunca está de más que el destino de la luna de miel sea una vuelta a uno de esos viajes que marcaron la vida de la pareja, e incluso el lugar donde se comprometieron. Una buena opción para aquellos que no lo tienen claro pero quieren ir a lo seguro.

Bodas temáticas y bodas diferentes

Por otro lado, en lo que a lunas de miel se refiere, nada como adentrarse en un viaje en el que la desconexión sea el objetivo de todo. Destinos paradisíacos como Las Azores o Los Cabos, son perfectos para desconectar y a la vez mantenerse activo con actividades y deportes que ofrece el enclave.

En definitiva, para que una boda viajera sea digna de un personaje como el de Willy Fog, entran en juego varios elementos claves que invitarán no sólo a la pareja, sino también a los invitados a un viaje por los cinco continentes. Un buen menú de comida internacional y una decoración de ensueño lo harán posible.