Decálogo Detox: dieta depurativa para la cuesta de enero
LECTURA

Decálogo Detox para la cuesta de enero: no la b...

Decálogo Detox para la cuesta de enero: no la bajes rodando

Además de nueva ropa, un móvil y caprichitos varios, la Navidad te ha dejado kilos, piel apagada, granos, e incluso la sensación de estar más cansado… ¿La culpa? De lo que te has comido y lo te has bebido durante estas semanas. Antes de agobiarte con la operación bañador es momento de apuntarte al detox. La cuesta de enero suele ser sinónimo de rebajas, préstamos y búsqueda de empleo pero también de un cambio en la alimentación. Sigue este decálogo de dieta depurativa y ¡que la fuerza te acompañe!

¡No más dietas detox!

El punto número uno de este decálogo es “a toro pasado”, es decir que no deberías estar leyendo esto porque tendrías que haber empezado el “detox” antes, o más bien haber mantenido una alimentación saludable durante la Navidad de 2018. En realidad ese es tu verdadero objetivo, conseguir no vivir en una dualidad entre despendole o régimen cartujo, castigo o premio, sino mantener un sano equilibrio. La buena noticia es que este es el mejor momento para marcarlo como uno de tus propósitos de año nuevo. Nada de fórmulas milagrosas, basta con seguir como un mantra los principios de la dieta mediterránea.

Aparca la copa y come como un pajarito en tu dieta para desintoxicar

Es una obviedad pero, si te has excedido con el alcohol durante las fiestas, no te queda otra que mantenerte alejado de ella (por lo menos, durante un tiempo). Verás que empezarás a deshincharte rápidamente. Para las siguientes, antes vino que cerveza, y antes cerveza que destilados. Además, no se trata de que no comas, sino de que lo hagas cinco veces al día para evitar sensación de hambre. Y muy importante: come despacio masticando bien: saborearás más la comida, controlarás más las cantidades y te saciarás antes. Y otro apunte para tu dieta detox: es esencial que tengas controlado tu tránsito intestinal. Si más que como un reloj suizo es como un péndulo, acostúmbrate a comer kiwis en ayunas (mano de santo) y a caminar como mínimo media hora al día (mejor si es después de las comidas).

Detox: dieta para desintoxicar

Dieta depurativa: ¿qué hacemos con el chocolate, el agua y el aceite de oliva?

¿Chocolate? Sí, pero negro. Con todas sus propiedades nutricionales, rico en flanivoles y antioxidantes. Aquí podríamos usar el famoso dicho “Once you tray black, you never go back”. En cualquier caso, añade agua, agua y más agua. Hidrátate en cualquier forma: empieza el día con un vaso de agua tibia (mejor si es con limón) en ayunas, comienza las comidas con un caldo depurativo, y termina con infusiones y tés (contribuyen a mitigar la sensación de hambre y ayuda a la absorción de grasas).

No hay mejor compañero para cualquier plato que un chorro de aceite de oliva virgen: para aliñar o para cocinar, y ahora también para incluir en los famosos zumos y batidos verdes o zumos detox (es la última moda). En el hotel La Bobadilla a Royal Hideaway Hotel, recomendado por la guía Michelin 2017, también puedes probar algunas terapias realizadas con él: peeling con aceite de oliva, un masaje Olive Supreme y la aromaterapia.

Detox dieta mediterránea

Los aliados para tu detox

Mímate por dentro y por fuera: complementa tu depuración exterior con una interior. Aprovecha para hacerte una exfoliación, un peeling corporal o facial o una cobertura depurativa… En el hotel Royal Hideaway Sancti Petri ofrecen un paquete perfecto, que incluye un masaje balinés, peeling corporal con polvo de arroz, loto y flor de fangripan y envoltura antioxidante de jengibre y anís.

Hay alimentos que, por sus propiedades nutricionales, conviene que tengas cerca, como la alcachofa, que gracias a la cinarina reduce los niveles de colesterol. Otros son el limón (antioxidante), la cúrcuma (purifica la sangre), el pepino (hidratante) o, en general cualquiera con vitamina C..

Dietas detox para antes de la operación Bikini

Para tenerlos todos a mano no hay mejor lugar que el Vital Corner del hotel Barceló Montecastillo, donde un nutricionista asesora a los huéspedes en función de sus patologías (colesterol, problemas digestivos, hipertensión…) o condición física sobre qué alimentos le convienen y elabora con ellos un riquísimo smoothie.

Santa paciencia. Férrea Constancia. Son las claves del éxito del detox. Volver a tu “yo” de antes no es cuestión de una semana. No desesperes. Recuerda que la hora de ponerse el bañador está a la vuelta de la esquina. Y hemos quedado que no queremos vivir en un eterno efecto yo-yo, sino mantenernos.