LECTURA

Ser adolescente en el Día de la Juventud y no m...

Ser adolescente en el Día de la Juventud y no morir en el intento

Tras el Día del Padre, de la madre o del niño, el 12 de agosto los más incomprendidos de la casa tienen su momento especial con el Día de la Juventud. Hay maneras y maneras de celebrarlo, pero ¿y si viajar con adolescentes puede hacerse al estilo de la teniente O’Neil?

Cómo superar con nota el Día de la Juventud y viajar con adolescentes

Ser padres de un quinceañero debe ser una tarea ardua y compleja que todos los que han pasado por ella se empeñan en recordar una y otra vez cuando el retoño ya ha pasado la edad crítica. Pero ¿y ser adolescente? Seguro que hasta incluso más: incomprensión, aburrimiento supino, intereses de dudoso gusto, desamores que amenazan con parar el mundo y cambios físicos que hasta pasados un tiempo, uno es incapaz de apreciar… Todo esto y muchísimo más es la adolescencia, esa etapa que “sigue a la niñez y precede a la juventud”, como bien apunta la RAE.

Tal cóctel de hormonas merecía un doble reconocimiento tanto para hijos como para padres, y el 12 de agosto, Día de la Juventud, es el momento de celebrar la paciencia en familia, y mejor aún, de vacaciones.

Contentar a todos a la vez y cumplir las expectativas de mayores y no tan mayores no es tan sencillo como parece a la hora de viajar con adolescentes. A menudo los planes son o demasiado infantiles, o por el contrario, aburren todos excepto a los que han cumplido los 40. El plan perfecto: a ratos juntos, a ratos cada uno por su cuenta. Y todos felices.

En este empeño de contentar a todos, pero especialmente para motivar y arrancar a los adolescentes durante al menos unas horas de sus redes sociales, el hotel Barceló Montecastillo Golf & Sport Resort, ubicado en plena naturaleza y a las afueras de Jerez de la Frontera, tiene un plan que no les va a defraudar: Teen Bootcamp, lo que se traduce en un entrenamiento militar para jóvenes de entre 12 y 18 años que permite por una parte desarrollar habilidades de liderazgo y confianza , y por otra, ponerse en forma en un circuito que es, además de la instalación civil más completa y de mayor calidad de España y una de las mejores de Europa supervisadas por instructores profesionales de la Asociación Española de Bootcamp, la única en la península dirigida por un Master Trainer formado en Estados Unidos por los United States Marines Corps.

Vacaciones con adolescentes

Viaje con adolescentes al Teen Bootcamp de Jerez de la Frontera

Viaje con adolescentes

Por decirlo de una manera rápida y comprensible, los ejercicios que se practican en el Bootcamp son más propios de la teniente O’Neil  que de cualquier otro mortal, pero por intentarlo que no quede. Inspirados en los ejercicios que realizan los militares estadounidenses, no sólo ponen a prueba la capacidad física y psicológica de los participantes, sino que además resaltan valores como compañerismo, esfuerzo, superación, espíritu de sacrificio y, por supuesto, diversión.

Durante la jornada del viaje con adolescentes -y mientras los padres se relajan practicando golf o haciendo unos largos en alguna de las cuatro piscinas del hotel- los soldiers se sentirán como los protagonistas de El sargento de hierro. Uniformados (pantalón militar, camiseta y guantes), sortearán zanjas embarradas, treparán muros o atravesarán pasadizos ente trincheras que hará que aumente la resistencia de los reclutas, reforzará su autoestima, hará que disminuya la ansiedad y el estrés, y por supuesto, les pondrá firmes.

Pero si en lugar de en Cádiz, son vuestras vacaciones en Huelva, y más concretamente en el hotel Barceló Punta Umbría Beach Resort, tranquilos, ellos también ha pensado en toda la familia. Si estar frente a una playa virgen de la Costa de la Luz no es suficiente, si los 15 kilómetros del carril bici que rodea el Paraje de los Enebrales y las Marismas del Odiel se hacen cortos, o si los 4.000 metros cuadrados de zona de piscinas no cumplen las expectativas de los teenagers… que no cunda el pánico.

De la misma manera que los niños de cuatro a 12 años disfrutan del concepto Happy Minds y sus juegos, el Barceló Punta Umbría ha creado el Club One, esta vez para los adolescentes de la casa. Con actividades más propias de su edad, éstas no defraudarán a nadie. Ni a padres, ni a hijos, que de eso se trata.