(Per)siguiendo a Emitaz…

Blogger, influencer y viajera empedernida. Perderse como lo hizo Emelie Natascha en Punta Cana es el mayor de los placeres. Te contamos dónde estuvo y qué hizo.


Con más de 600.000 voayers en su cuenta de Instagram, Emelie Natascha, aka Emitaz, es una celebridad de las redes. Mitad sueca –de Gotemburgo-, mitad india –su madre es de Sri Lanka-, tiene también su parte mediterránea, pues su pareja (y su fotógrafo) es de Barcelona, donde se conocieron en 2012. Porque si algo le apasiona a quien empezara su blog con sólo 16 años es viajar. La lista sigue con la práctica de yoga, el mar, los libros, la comida, el taekwondo, la pintura, la fotografía… Y Punta Cana, uno de sus destinos preferidos.

El exotismo caribeño de Emitaz

“Lo que más me gusta de viajar es, sin ninguna duda, conocer gente de todos los países del mundo. Y también la gastronomía, la cultura... Y sí, que haya una buena playa es un punto muy positivo”, asegura la influencer

En busca de un paraíso de arena fina y aguas cristalinas, Emitaz llegó a República Dominicana, al Hotel Bávaro Grand Resort, un cinco estrellas rodeado de playas, naturaleza y desconexión. “Lo que más me ha impactado del hotel ha sido la playa. Es una de las mejores que he visto en mi vida. Absolutamente increíble”. Allí, en uno de los resorts más espectaculares del Caribe, además de hacer una travesía en barco, disfrutó de una habitación privada en la que probó un desayuno acorde al número de estrellas del establecimiento… 

Deportista e inquieta, Emitaz no perdió ni un segundo en Punta Cana. Entre excursiones y bocados gourmet (crepes de chocolate, burritos, cenas románticas en el puerto…), se coló en las canchas de baloncesto para hacer unos tiros libres; nadó, practicó paddle surf y yoga y se relajó antes de descubrir algo que le iba a hipnotizar: “Fuimos a la Isla Saona. Simplemente mirar a tu alrededor... El día en esta isla fue uno de los mejores de nuestras vidas viajeras”.

Si quieres ser testigo de cómo disfrutó la influencer del Caribe y el Hotel Bávaro Grand Resort no te pierdas la aventura en su canal de YouTube. Envidia sana.