LECTURA

Rutas otoñales para foodies, desde setas a cast...

Rutas otoñales para foodies, desde setas a castañas

¿Buscando escapada rural en un sitio especial donde viajar en otoño? En esta estación es muy habitual buscar unos días de descanso, en un fin de semana o uniendo algún día más de vacaciones, y escaparte al campo. Aunque normalmente también hay un componente gastronómico en estas escapadas rurales. Si quieres preparar tu ruta otoñal pensando también en tu estómago, ¡sigue leyendo!

Escapada rural para buscar setas en otoño ¡descubre el turismo micológico!

Prepara las botas, la navaja y la cesta de mimbre. Después de las primeras lluvias de otoño, llegan las jornadas micológicas y las salidas al monte en busca de hongos: miles de ‘cazadores’ de setas se lanzan al campo para recoger los mejores hongos de la temporada. ¿Quieres ser uno de ellos? La diversión y los maravillosos paisajes, los tienes asegurados.

Gracias a los diversos tipos de bosque y prados que existen en España, encontramos múltiples variedades de hongos. Las setas de cardo son las más abundantes en la Península, y también las más populares, junto a los níscalos, que en Cataluña se conocen como rovellons, y que se pueden comer a la brasa, en un guiso con patatas o de mil y una formas. La variedad es grande, desde las trompetas de los muertos, los rebozuelos o los gurumelos hasta las amanitas cesáreas, las setas de los césares, conocidas popularmente como oronjas o tanas en Andalucía, que son de las más cotizadas.

Escapada de fin de semana: viajar en otoño

Vinculadas a las setas, hongos y champiñones se celebran fiestas populares en España, por eso varias comarcas y regiones celebran en otoño jornadas micológicas que te asegurarán una escapada rural fascinante.

Si prefieres comer setas más que buscarlas, no te pierdas estos viajes

Pero si eres de los que más que buscarlas, lo que te gusta es comerlas, seguro que estás pensando en una escapada de otoño para conocer nuevos lugares y además saborear los platos cuyo protagonista principal sean las setas. Lanzarote, aunque no te lo creas es uno de ellos. Aunque muchas personas siempre asocian las setas y los hongos a zonas muy húmedas y del norte de España, hay lugares como Lanzarote que tienen una larga tradición micológica con la conocida “trufa del desierto”. Al igual que la trufa negra, se trata de un hongo micorrizado que necesita hospedarse en una planta para crecer. Se da en zonas áridas o semiáridas, como las laderas y las montañas de la isla. Aunque se recogen en marzo, se puede degustar en cualquier época del año. Así que puedes aprovechar e irte de viaje a Lanzarote y hacer increíbles excursiones por sus paisajes, a la caza y captura de la trufa del desierto.

A diferencia de la trufa negra, la trufa del desierto tiene un precio mucho más competitivo, entre los 25 y los 30 euros/ el kilo, frente a los 400 y 600 euros/kilo que puede alcanzar la primera. Su tiempo de producción es mucho más reducido, ya que desde solo tarda uno o dos años en crecer. Además esta trufa típica de Canarias es perfecta para recetas con setas siendo tratada como un ingrediente en sí: puede comerse cruda o asada, simplemente con aceite y sal.

viajes buscar setas

Si prefieres el norte de España, Asturias es uno de los lugares donde podrás probar las mejores recetas con setas del país. Los parajes del Principado son un auténtico santuario micológico. Por ejemplo, el hotel Barceló Oviedo Cervantes  en su restaurante La Galatea propone un cuidado menú en el que podrás degustar los más exquisitos manjares de la tierra así como los mejores platos de setas. Se trata de un auténtico planazo que hacer en Oviedo y alrededores: ¡turismo rural a la búsqueda de setas!

¿Te atreves con unas migas extremeñas aprovechando un viaje a Cáceres?

Las migas son uno de los platos más típicos de la gastronomía española, especialmente en los meses de frío, y prácticamente cada región del país tiene su propia variante. Así que hoy nos vamos a fijar en unas que podemos probar mientras hacemos una bellísima escapada rural. Y es que si estás planteándote algún viaje a Cáceres, reserva un rato de tu tiempo para probar las migas extremeñas.

Aunque cada maestrillo tiene su librillo, las migas extremeñas tienen, como no, pan, tocino o panceta de cerdo, chorizo, pimiento, aceite y uno de los manjares de la tierra: pimentón de la Vera. Este plato que nació de la mano de los pastores y que solía tomarse como desayuno es contundente pero, una vez lo pruebes, no podrás olvidarlo.

viajes a Madeira

Descubre las mejores castañas en tus viajes a Madeira

Otro clásico de la gastronomía otoñal son las castañas y existe un lugar en el que su calidad es extraordinaria. Hablamos de la isla de Madeira, concretamente de Curral das Freiras, un valle cercano a Cámara de Lobos en el que se refugió un grupo de monjas y del que nació el actual pueblo. Su increíble belleza natural unida a sus impresionantes miradores hacen de esta zona un lugar de paso obligado en los viajes a Madeira.

Pero además, degustar las castañas de Curral das Freiras hará que te olvides de todo lo que conocías hasta ahora. Aquí se celebra cada mes de noviembre la Fiesta de la Castaña en la que estos manjares pueden tomarse en multitud de variantes. Aunque nosotros te recomendamos sin duda la sopa de castaña, el plato más típico de la zona.