Guía básica para visitar Tulum

Las ruinas de Tulum hablan por sí solas. Definen de un vistazo lo que el viajero va a encontrar en este punto de Riviera Maya. No solo son playas (¡y qué playas!) sino también una naturaleza rica y bien preservada y un legado cultural fascinante que invita a descubrir más y más. Más de sus tradiciones, más de su gastronomía, más de sus ritos ancestrales y de sus construcciones misteriosas. Si has decidido visitar Tulum en uno de tus viajes a México -una opción razonable, ya que es de las mejores excursiones que se pueden hacer por la zona-, ten a mano esta guía para no te perderte nada.

Todo lo que tienes que hacer en tu viaje a Tulum

Visitar el recinto arqueológico de Tulum (México)

Pedalear las ruinas de Cobá

Vivir aventuras en el Parque Ecológico Labnaha

Explorar la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an

Bucear junto a rayas, barracudas… o tiburones toro

Vivir su noche

Zambullirse en un cenote

Desove de las tortugas marinas

Tacos de cochinita pibil

Lingotazos al balché

1- Visitar el recinto arqueológico de Tulum (México):Tulum y sus ruinas mayas

El top one de todo viaje a Tulum es la visita a sus famosas ruinas mayas. Tulum fue una ciudad nacida en plena decadencia de la civilización (en el periodo postclásico tardío: 1200-1520 d.C.), lo que quiere decir que mientras el resto del imperio iba apagándose poco a poco, ella iba desarrollándose principalmente gracias al comercio. Es cierto que fue mucho más modesta que otras grandes ciudades como Uxmal o el mismo Chichén pero, sin embargo, tiene algo que ninguna otra tuvo, su ubicación, asomada al Caribe, que la ha convertido en todo un icono nacional.

Su antiguo nombre, en maya, era Zamá, que quiere decir amanecer, lo que ya pone en antecedentes de la espectacularidad de contemplar aquí las primeras luces del día. Conviene no demorarse, además de por no perderse el espectáculo, para poder disfrutar de los templos con más privacidad (y menos calor).

El nombre actual de Tulum (muralla) hace alusión al recinto ceremonial, rodeado por gruesos muros, sobre los que hoy reptan las iguanas, y en su origen pintados en tonos rojos, azules y amarillos. En el interior de las ruinas de Tulum hay diferentes templos: la Casa del Chultún, la Casa de las Columnas o Gran Palacio, La Casa del Halach Uinic o Gran Señor, el Templo de los Frescos, El Templo del Dios Descendente y, por encima de todos ellos, el famoso El Castillo (frente al mar), que además de tener funciones ceremoniales y un significado cosmológico, servía de faro que guiaba a los barcos resguardándoles de la barrera coralina (la segunda más grande del mundo).

2- Pedalear las ruinas de Cob, otra fascinante excursión en Riviera Maya

Tulum ruinas Coba

A 40 kilómetros de Tulum hacia el interior, se yergue otro yacimiento prehispánico, mucho menos conocido, que tiene también un telón de fondo majestuoso. En este caso no se trata del Caribe, sino de la selva, donde se encuentra Cobá (“Agua turbia”, en maya), la que fue una enorme y próspera ciudad. Con una superficie de alrededor de 70km2 llegó a tener, hacia el año 1100, cerca de 55.000 habitantes. Desapareció alrededor del siglo XVI y permaneció fagocitada por la selva hasta que fue descubierta a finales del siglo XIX. Hoy en día, puede recorrerse en bicicleta por una red de senderos. Los imprescindibles son el grupo Cobá, el grupo de Macanxoc (juego de pelota), el conjunto de las pinturas y la Nohoch Mul (la gran pirámide), desde donde se tiene la mejor panorámica. 

3- El Parque Ecológico Labnaha, de las mejores y más aventureras excursiones

Tulum parque ecológico Labnaha

Si quieres sacarle partido al ecosistema de la Rivera Maya, una gran opción es visitar este parque ecoturístico en el que podrás disfrutar tanto de la propia jungla en la que se encuentra como de su mundo subterráneo, aprendiendo sobre la cultura maya y haciendo a la vez algo de deporte: esnorquel en cenotes, caminatas por senderos temáticos, exploración de ríos subterráneos, circuitos de tirolesas…

4- Qué ver en Tulum: la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an

Visitar Tulum y Sian Kaan

En esta reserva (a solo 6 kilómetros de Tulum) se puede conocer el particular ecosistema endémico del estado de Quintana Roo: bosques tropicales, manglares, jaguares, monos, ocelotes o pumas. Muchas de estas especies animales y vegetales no podrás verlas en ningún otro sitio. No te las pierdas si decides que este será uno de tus viajes en 2019.

5- Buceo en Riviera Maya junto a rayas, barracudas… o tiburones toro

Buceo en Tulum barracudas

Ya hemos dicho que aquí se encuentra la segunda barrera de coral más grande del mundo; la que va desde la península de Yucatán hasta Honduras. Con este escenario no es de extrañar que el submarinismo sea first class en Riviera Maya. A ello se le une una espléndida temperatura y una buena visibilidad que hace posible nadar con barracudas, morenas, escuelas de peces, rayas, tortugas…. En invierno (de noviembre a febrero) llegan, además, a Playa del Carmen (a 50 minutos de Tulum) los tiburones toro. Desde el hotel Allegro Playacar podrás planear cómodas excursiones para hacer estas inmersiones.

6- Vivir la noche de Tulum en sus playas

Playas de Tulum

Igual que merece la pena conocer el pueblo de Tulum por el día, es interesante hacerlo al caer el sol: salir cenar a alguno de los chiringuitos y disfrutar de un cóctel junto al mar.  Las veladas de luna llena se celebran fiestas con fogatas en la playa.

7- Zambullirse en uno de los cenotes de Tulum

Los cenotes son antiguas formaciones geológicas por donde corren ríos subterráneos que fueron a la vez fuente de agua y lugar sagrado para los mayas. Cerca de Tulum (prácticamente andando) se pueden visitar el cenote Cristal, el cenote Escondido y el cenote El Calavera. Ya te hemos contado siete magníficos planes: si aún no te has convencido y sigues pensando dónde viajar en 2019, tenemos tres más. ¡Sigue leyendo!

8- Qué hacer en Riviera Maya: ver el desove de las tortugas marinas en el “Santuario de la Tortuga Marina” de Xcacel-Xcacelito

Qué hacer en Tulum: bucear con tortugas

De julio a noviembre se programan diferentes eventos relacionados con la observación del desove, la liberación de crías y el festival de la tortuga marina en este santuario marino.

9- Probar unos tacos de cochinita pibil, típicos de México

Viajes a Tulum: qué hacer

El plato que lleva este divertido nombre no es otro que un asado de carne de cerdo adobada en achiote, envuelta en hoja de plátano que se acompaña con cebolla morada y chile habanero, y que es muy típico de la península de Yucatán. La particularidad es que se cocina en un horno de tierra (en lengua maya pib significa ”horneado en”). La carne se coloca cubierta con hojas sobre unas planchas de piedra encima de un hoyo de tierra con una base de leña. Y se come (entre otras formas) en tacos.

10- Dar unos lingotazos al balché, el trago que no olvidarás de Riviera Maya 2019

Viajes a Tulum: beber balche

Esta bebida, que actualmente se coloca en los altares de muertos de varios estados mexicanos, se servía en las ceremonias mayas hace miles de años. Es un tipo de hidromiel, un néctar que se obtiene de la fermentación de la corteza del árbol del mismo nombre, mezclaba con agua y almíbar y que se endulzaba con maíz o anís. Podrás probarla en algunas ceremonias de temascales. Diez sugerencias para vuestra visita a Tulum: no escojáis una, ¡hacedlas todas!