Josie, estilista e influencer de moda, narra su escapada a Granada favorita

La utopía andalusí de Josie

El estilista, influencer de moda y experto en tendencias Josie se perdió unos días en la sierra de Granada, exactamente en La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel y nos narra su experiencia. Todavía no se había ido cuando comenzó a planear su vuelta.

Ruta por Granada provincia: Los olivos de Josie

Josie escapada a Granada provincia

Es periodista, estilista y comunicador de moda. También tiene un diario personal con forma de blog, dirige un curso de postgrado de Estilismo de Moda en el IED Madrid y con toda probabilidad le has visto en la televisión, bien en sus inicios en el programa Supermodelo, en Buenafuente o cada semana en Zapeando, en La Sexta. Y a pesar de lo que pueda parecer, Josie tiene tiempo para más, exactamente para perderse unos días entre los olivos de la sierra de Granada.

“Lo de España  en general y Andalucía en particular es muy curioso. Eso de que existan foráneos que se enamoran de nosotros  y se obsesionen por los rincones donde vivimos y que sin embargo, a nosotros no terminan de atraparnos… –comienza Josie-. Uno de ellos es una finca de 350 hectáreas plagada de olivares que hay entre Málaga y Granada y de la que se enamoró un doctor suizo llamado Egli. Entre su preciosa vegetación de monte bajo y rodeado de encinas centenarias, decidió hace ya 30 años construir aquí  su particular utopía, un cosmos propio basado en las maravillas de un pueblo andaluz estándar: el blanco encalado de las casas, la placita central con su pequeña iglesia, el sonido del agua de las fuentes en cada rincón y las reminiscencias arquitectónicas de las tres culturas (judíos, musulmanes y católicos), que convivieron en esta tierra. Y a esta utopía la llamó La Bobadilla cuyo escudo recuerda, con un sol, una luna y la estrella de seis puntas, a esas tres culturas, al entendimiento, la armonía y la paz que impera en este lugar convertido en hotel rural gran lujo”.

El viaje de Josie comenzó un viernes por la mañana. Destino: La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel. De camino se encontró un espectacular paisaje repleto de árboles a modo de bienvenida. “Al llegar sorprende la vegetación porque es un hotel que atesora encinas preciosas, palmeras, pinsapos y olivos cortados por Francisco, su Eduardo Manostijeras particular. Con él planté un baby olivo que me hizo mucha ilusión la verdad. Supongo que después de esto me toca tener un hijo (lo veo tan fuerte como improbable) y escribir un libro”, bromea el también influencer.

 

Escapada a la Granada más verde: excursiones ruralesTurismo rural en Granada

Este particular refugio con un entorno único le atrapó. Tranquilo, su silenciosa atmósfera invita al relax y a la desconexión, el mejor antídoto para hacerle frente al estrés. “Es un negocio comprometido con el medio ambiente y su entorno y que protege y cuida sus olivares, de donde saca el aceite y cuyos huesos de aceituna sirven de combustible para abastecer de energía al complejo y hacer que funcione la depuradora de una de las que fue en su momento la piscina más grande de un hotel rural en Europa –explica Josie-. Precisamente en ella puedes darte un masaje o exfoliarte antes de tomar el sol gracias a un tratamiento especial a base de aceite de oliva y sal marina”.

Tras pasar el día en la finca y disfrutar del ambiente campestre, el estilista cayó rendido a la buena vida: con un aperitivo de lo más healthy – un buen plato de fruta-, a media tarde se acercó a la piscina para contemplar una anaranjada puesta de sol. El plan continuó más tarde: “Puedes cenar con el fresquito de la sierra en una de las terrazas y elegir entre sus dos ofertas gastronómicas nocturnas: La Finca y El Cortijo”, segura. “Todo está muy rico, típico andaluz, y lo más importante, servido una vajilla en Pickman de La Cartuja, lo cual me da mucha confianza y siempre pienso, de entrada, que es de buenas personas”, añade.

Con semejante plan, no fantasear con volver a disfrutar de un hotel de lujo en mitad de la naturaleza no era una opción. “Ya solo pienso en volver para recrearme en los colores cambiantes del otoño  sobre el monte de La Bobadilla. Os recomiendo que si necesitáis paz y tranquilidad intentéis rascar una habitación que os acoja dentro de esta utopía andalusí raséeeeeeee”. Te están esperando Josie.

Lee también: Todo es ahora