Travel Diaries by Mayte de la Iglesia

Travel Diaries by Mayte de la Iglesia

Coolhunter, blogger y estilista. La relación de Mayte de la Iglesia con la moda comenzó como modelo y se refleja desde 2008 en M.I.T. ME, su blog personal en el que da pistas sobre las últimas tendencias en moda, estilo de vida, belleza y viajes, y que complementa con su perfil en Instagram, en el que suma más de 26.000 seguidores. Esta fashion insider, como ella misma se define, disfrutó de una escapada reciente a Mallorca para darse un respiro de su ajetreada agenda laboral.

Sirena vuelve al mar varada por la realidad. #vueltaalarutina #buenosdias #heroesdelsilencio #sirenavarada #elmar #marmediterraneo

A post shared by Mayte de la Iglesia (@maytedlaiglesia) on

“Mallorca, como destino, me encanta. He estado en muchas ocasiones tanto de vacaciones como por trabajo y tiene algo mágico la isla, vienes con las energías renovadas”. Para este break, Mayte eligió el hotel Barceló Illetas Albatros, un establecimiento Adults Only que reúne todas las peticiones que demanda la bloguera, como que sea “un hotel de costa, con entrada al mar, piscina, spa, gimnasio y cercano a la ciudad para poder salir por las noches”.

Según Mayte, “los puntos fuertes del Barceló Illetas Albatros residen en la tranquilidad que se respira y las espectaculares vistas al mar desde la habitación”. Otro de ellos es el concepto Urban Beach, ya que tiene acceso directo a la playa al tiempo que se sitúa lo suficientemente cerca de la ciudad para combinar ambos planes. A la orilla del mar, la ex modelo valenciana pudo disfrutar de una de sus aficiones, la fotografía, haciendo fotos del paisaje y de la lectura de una de sus cabeceras de moda favoritas.

Además, el hotel cuenta con servicios como el alquiler de bicis del que la influencer hizo uso para acercarse una de las mañanas al centro de Palma aunque el objetivo de su escapada era un “encierro  de descanso en el sentido más estricto”. Gracias a las habitaciones, con camas de 2 metros y amplios balcones, piscinas con camas balinesas, bañeras con hidromasaje y circuitos de spa, Mayte cumplió con su estricto plan de encierro sin apenas sentir la necesidad de salir del hotel. Para completar esta exclusiva experiencia, la bloguera disfrutó de la puesta de sol con un cóctel en la terraza Sky Bar del hotel después de un relajante baño en la cala.

Durante nuestra charla, Mayte además compartió algunos de los trucos que aplica antes de viajar. Lo que suele hacer es contactar con amigos que residen en la ciudad para que le recomienden sitios o que les lleve a sus lugares imprescindibles. También rastrea por las redes sociales y toma buena nota de los comentarios de los usuarios.

“Busco por geolocalización o hashtags y así voy encontrando desde perfiles especializados a fotos de usuarios que me convencen a primera vista con ese restaurante, hotel o tienda. Una vez allí suelo preguntar al personal de recepción del hotel, en la farmacia, en un bar” porque asegura “nunca falla”.

Mayte se quedó con ganas de ampliar su estancia en la isla pero como tenía que volver, a cambio se llevó de vuelta a Madrid un frasco con la esencia de Mallorca y la brisa Mediterránea.