Punta Cana a través de los ojos de The Blonde Vagabond
LECTURA

Punta Cana a través de los ojos azules de The B...

Punta Cana a través de los ojos azules de The Blonde Vagabond

La blogger americana Jordyn Christine, del blog The Blonde Vagabond, pasó parte de sus vacaciones en el Caribe de Punta Cana. Aquí disfrutó con sus propios ojos de la cultura, la gastronomía, las playas y los atardeceres de esta bella isla que no le dejó indiferente.

Esta viajera innata de pelo rubio de infarto se llama Jordyn Christine aunque es más conocida como The Blonde Vagabond, pseudónimo que utiliza para acercar a sus seguidores viajes, tendencias, moda y estilo.

Es toda una gastro girl que confiesa sin tapujos su pasión por la comida. Además, se considera un “espíritu libre, amante de las nuevas experiencias y de la fotografía”. Nació en California pero vivió muchos años en Minnesota y desde pequeña tenía claro su camino: conocer el mundo dada su gran pasión por viajar.

“Desde contemplar las auroras boreales en Islandia, hasta saltar en paracaídas desde los picos de Dubai, hasta nadar con los delfines en Zanzíbar, mi pasión y amor por los viajes y el estilo de vida editorial han ido más allá de mis sueños más locos”, confiesa Jordyn en su blog.

Por ello creó su blog The Blonde Vagabond donde expresa libremente cada una de sus experiencias y ofrece a todos sus seguidores sus historias en primera persona. “Mi blog me ha permitido trabajar de cerca con grandes marcas del mundo”, asegura.

Solo hay que verla disfrutar en uno de sus últimos viajes al Caribe donde exprimió el tiempo al máximo en el paraíso dominicano de Punta Cana.

Admite que adora el mar Caribe y que República Dominicana te deja sin palabras. Como buena amante de la fotografía nos cuenta los secretos para disfrutar del mejor plan de vacaciones que nos podemos imaginar e inmortalizarlo de la mejor manera posible.

El hotel perfecto para unas vacaciones inolvidables

The Blonde Vagabond decidió pasar sus vacaciones en el hotel Barceló Bávaro Grand Resort donde aprovechó para llevar a cabo un sinfín de experiencias únicas para aprovechar al máximo sus días de relax y desconexión.

Entre ellas, decidió retar al viento de este paradisíaco lugar y soltarse la melena. Y qué mejor forma de hacerlo que comenzar con un viaje inolvidable en un barco velero que surca las aguas cristalinas de la famosa playa Bávaro de Punta Cana.

“Cuando la mayor de tus preocupaciones un lunes es sacar a pasear tu hobbie”, explicaba en su cuenta de Instagram.  Y es que Jordyn lo tiene claro, las vacaciones son para desconectar, vivir momentos inolvidables y sobre todo, sacar tu lado más atrevido.

Con esta máxima, vivió The Blonde Vagabond toda su experiencia en Punta Cana. Sin dejar de sonreír ante cada nueva experiencia pero teniendo también muy presente el partido que se le puede sacar a esta isla para desconectar de todo y descansar.

Para ello, aprovechó todas las instalaciones del hotel y las oportunidades que le ofrecía el entorno. Se deleitó con las piscinas, los paseos en el atardecer por la playa, el centro comercial y el spa. Y como debe ser teniendo unas instalaciones así, en este último no dudó en pasar un día de ensueño que sería la envidia de la gran mayoría de nosotros.

Entre el sonido del mar y una piscina relajante llena de pétalos, The Blonde Vagabond, dejó su mente en blanco durante un par de horas. En sus redes sociales confiesa que es adicta a “las túnicas felpas, los masajes corporales completos y sentirse como una princesa”.

Por lo tanto, no dudó en darse un masaje completo para desconectar al máximo después de tomarse un té antioxidante en el Spa del hotel. “Creo que fue uno de los mejores momentos ya que pude relajarme y no pensar en nada más que disfrutar”, explicó.  La bloguer incluso ha realizo un vídeo de su experiencia:

Pero no solo esto, The Blonde Vagabond exprimió al máximo la República Dominicana con los mejores servicios y comodidades: “La habitación era como un oasis y poder darte un baño de espuma mientras desayunas como comienzo de la mañana es todo un lujo”.

Confiesa que le encanta bailar y pasarlo bien así que pudo recrearse con las cenas en la playa para, más tarde, menear las caderas con sus amigas en la discoteca del hotel.

“El escenario perfecto para unas vacaciones de desconexión y relax es tener todo al alcance de tu mano”, afirma.  Y es que la blogguer realizó excursiones en las que únicamente tenía que caminar escasos metros desde su habitación hasta llegar a un barco proporcionado por el hotel en la playa. Una de las excursiones es ir a uno de los sitios más bonitos de Punta Cana: el Hoyo Azul.

Hoyo Azul es un cenote natural totalmente aislado donde uno puede sumergirse en aguas cristalinas y contemplar vistas sorprendentes. Y además de bajo el agua, en esta excursión, Jordyn también pudo disfrutar de caminar por senderos totalmente naturales haciendo paradas para disfrutar de orquídeas, cactus o bromelias.