Ruta Goya, sorpréndete con sus obras, un 'must' que ver en Madrid
LECTURA

Una ruta con Goya para celebrar el Día de la Co...

Una ruta con Goya para celebrar el Día de la Comunidad de Madrid

Francisco de Goya no era madrileño. El que se ha convertido en uno de los pintores españoles más universales nació en Fuendetodos, en la provincia de Zaragoza, y se mudó a Madrid en 1775 para pintar cartones en la Real Fábrica de Tapices-en la que estuvo 12 años de manera interrumpida-. Goya sí plasmó uno de los más importantes episodios históricos de Madrid y de España: El 2 de mayo de 1808 –o La carga de los mamelucos– y el 3 de mayo de 1808 –o Los fusilamientos-.

Ese 2 de mayo el pueblo de Madrid se levantó en armas contra la ocupación francesa y por ello fue elegido para celebrar el Día de la Comunidad de Madrid. De esta forma, cuando Goya lo homenajeó en forma de cuadro, se convirtió en uno de tantos madrileños que nunca nació en Madrid. Y por eso, una de las mejores maneras de celebrar Madrid es recorriendo el rastro de Goya y disfrutar de los secretos de Madrid al completo.


El hogar de los cuadros de Goya, el Museo del Prado, un must que tienes que ver en Madrid: escapadas interesantes

En el más importante museo que ver en Madrid reposan algunas de las más reconocidas obras de Goya, entre pinturas, dibujos, estampas o documentos. En el Museo del Prado, Goya tiene el honor de poseer el número más elevado de salas dedicadas a un único artista. Aquí pueden encontrarse más de 130 pinturas, entre ellas, La gallina ciega, La pradera de San Isidro, La maja desnuda y La maja vestida o Los fusilamientos del 3 de mayo. Este cuadro junto con el de El 2 de mayo o La carga de los mamelucos representan el levantamiento del 2 de mayo contra los franceses que llevó a la Guerra de la Independencia contra Napoleón. Si tienes pensado viajar a Madrid, escapadas como esta con visitas a museos y lugares de interés cultural, te van a encantar.

Obras de Goya en el Museo del Prado

La estatua de Goya, frente al Museo del Prado

El Parque de El Capricho, el más desconocido de los sitios que visitar en Madrid

Ahora, uno de esos planes para hacer con niños en Madrid. Situado en la Alameda de Osuna, este parque de unas 14 hectáreas fue mandado construir por la duquesa de Osuna, una de las grandes valedoras de Goya, y constituye el único jardín del Romanticismo que existe en Madrid. Goya ya había pintado para los duques de Osuna un retrato familiar y años después le serían encargados seis pequeños lienzos que habrían de decorar esta casa de campo.

Prueba de ello es la minuta, fechada el 27 de junio de 1798, que aún se conserva y que reza así: “Cuenta de seis cuadros de composición de asuntos de brujas, que están en Alameda, seis mil reales de vellón”.

Goya, el parque del Capricho de Madrid

El Parque del Capricho, en Madrid

Qué ver en Madrid: La mayoría de obras de Francisco de Goya, tras el Prado, está en La Real Academia de las Artes de San Fernando

La Real Academia de las Artes de San Fernando puede presumir de tener la colección más completa de Goya tras la del Museo del Prado. Aquí reposan 13 de sus obras entre las que destacan El entierro de la sardina, varios autorretratos así como planchas originales grabadas por Goya. Es más, antes de su traspaso al Prado, la Academia albergó tanto La maja desnuda como La maja vestida.

El propio pintor, que da nombre a los premios Goya de nuestro cine, fue miembro de la Real Academia aunque no fue fácil. La primera vez que se presentó ante ella no tuvo éxito, obteniendo la pensión para Roma un compañero suyo. Tres años después lo intentaría de nuevo, optando al premio de 1ª clase y yéndose de nuevo de vacío. Hasta que casi 20 años después de su primer intento, en 1780, Goya solicita el ingreso como Académico de mérito, obteniendo su plaza gracias al voto unánime. Finalmente, tras algunos sinsabores, terminó siendo Director honorífico de la Real Academia.

Qué ver en Madrid: ruta Goya

La Puerta del Sol de Madrid

La Puerta del Sol, escenario de Goya y centro neurálgico del Día de la Comunidad de Madrid, el 2 de mayo

El puro centro de Madrid, el kilómetro 0 del país y el lugar protagonista de uno de los cuadros más famosos de Goya: La carga de los mamelucos o el 2 de mayo de 1808. Ese día, Madrid se levantó contra el ejército francés de Napoleón y el momento que plasma Goya es precisamente el alzamiento de los madrileños contra los mamelucos, mercenarios egipcios que luchaban junto a los franceses.

Hoy en día, una placa de agradecimiento en la casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid en plena Puerta del Sol, recuerda a los que lucharon aquél día y se convierte en uno de los lugares a homenajear cada 2 de mayo, donde uno de los actos consiste en dejar una corona de flores en esta placa.